Video: China impone nuevos aranceles a bienes de EU por 60 mil millones de dólares

August 4, 2018 - por

Video: China impone nuevos aranceles a bienes de EU por 60 mil millones de dólares

Ministerio de Comercio chino.o Zhong Shan.

Pekín. 

Pekín anunció aranceles sobre la importación de bienes estadunidenses valorados en 60 mil millones de dólares, en ítems desde gas natural licuado (GNL) hasta determinadas aeronaves, y advirtió de más medidas, señalando que no dará pie atrás en su conflicto con Washington.

El Ministerio de Comercio chino presentó una nueva propuesta de aranceles sobre la importación de 5 mil 207 bienes estadunidenses, con gravámenes que van desde 5 a 25 por ciento.

El momento para la implementación de las nuevas tarifas sobre los productos estadunidenses dependería de las acciones de Washington, afirmó la cartera en un comunicado.

El miércoles, Estados Unidos anunció que estudiaba subir los gravámenes a 25 por ciento sobre bienes importados chinos con un valor de 200 mil millones de dólares. Pekín prometió el jueves que tomaría represalias, al mismo tiempo instando a Washington a volver al diálogo.

En julio, Washington impuso aranceles de 25 por ciento a 34 mil millones de dólares de exportaciones chinas, y Pekín respondió con gravámenes por la misma cantidad a envíos estadunidenses. Estados Unidos pronto aplicaría más tarifas sobre 16 mil millones de dólares en productos chinos, mientras que Pekín ya anunció que los igualará de forma inmediata.

“El lado estadunidense ha escalado reiteradamente la situación contra los intereses tanto de empresas como consumidores”, dijo el Ministerio de Comercio chino. “China tiene que tomar las contramedidas necesarias para defender su dignidad y los intereses de su gente”.

Los productos estadunidenses a los que se aplicarán los aranceles hay un amplio rango de bienes agrícolas y de energía, como carne vacuna y GNL, además de semiconductores, algunos helicópteros, aeronaves pequeñas a medianos, condones, productos de acero y café.

China insta a EE.UU. a volver al sentido común en la disputa comercial

China ha instado a EE.UU. a volver al sentido común luego de que la Administración de Donald Trump buscara aumentar la presión comercial contra el gigante asiático proponiendo un arancel del 25 % sobre las importaciones chinas por valor de 200.000 millones de dólares anuales.

El portavoz de la Cancillería china, Geng Shuang, aseguró en una conferencia de prensa que los esfuerzos del país norteamericano en “el chantaje” fracasarán. Al mismo tiempo, Pekín sigue abierto para el diálogo sobre la actual disputa comercial entre los dos países, que espera que se base en el respeto mutuo y la igualdad, informa Channel News Asia.

“Aconsejamos a EE.UU. que corrija su actitud y no intente participar en el chantaje. Esto no funcionará en China. En segundo lugar, les aconsejamos entrar en razón, y no dejar ciegamente que las emociones afecten sus decisiones, porque al final con esto se dañarán a sí mismos”, instó Geng, quien hizo énfasis en que todas las amenazas serán “contraproducentes”.

Por su parte, el diplomático del Gobierno chino y miembro del Consejo de Estado Wang Yi avisó de que  los esfuerzos de EE.UU. para presionar a Pekín serían en vano, e instó a sus legisladores a “calmarse”.

“Esperamos que los directamente involucrados en las políticas comerciales de EE.UU. puedan calmarse, escuchar atentamente las voces de los consumidores estadounidenses (…) y escuchar el llamado colectivo de la comunidad internacional”, expresó Wang, citado por Reuters

El ministro de Exteriores asiático cree que Washington es responsable de la militarización de la región al enviar sus portaaviones al mar de China Meridional.

Pekín acusó a Washington de presionar a los países asiáticos, así como de la militarización de la región Asia-Pacífico, según el ministro de Asuntos Exteriores del gigante asiático, Wang Yi, en la foto, informa Straits Times.

“Ciertos países no regionales, principalmente los Estados Unidos, han estado enviando armas estratégicas masivas a esta región, especialmente al mar de China Meridional, como muestra de poderío militar y ejerciendo presión sobre los países de la región, incluida China”, dijo Wang Yi en una conferencia de prensa en el marco de las reuniones ministeriales relacionadas con la ASEAN organizadas por Singapur esta semana.

No creo que nadie que conozca los hechos sobre el terreno llegue a tal conclusión

“Frente a la creciente amenaza y presión militar” proveniente del país norteamericano, que envía a la región portaviones bombarderos estratégicos de combate, China tuvo que recurrir a medidas de autodefensa que fueron calificadas por Washington como “actos de militarización”. “Eso es confundir lo correcto y lo incorrecto, y no creo que nadie que conozca los hechos básicos sobre el terreno llegue a tal conclusión. (…) China necesita defender su propia soberanía e integridad territorial. Y como hay más presión sobre China, es natural que China tome más medidas para defenderse”, puntualizó Wang Yi.

Pekín está dispuesto a continuar trabajando con otros países para cumplir con sus obligaciones internacionales, en particular defender la libertad de navegación en aguas internacionales y el mantenimiento de la paz y la estabilidad regionales.

Wang Yi, ministro de Exteriores de China
“Esperamos que estos países no regionales puedan cambiar su idea de que deberían ser el único juez de la situación en la región de Asia Oriental”Wang Yi, ministro de Exteriores de China

Tras reunirse con el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, este viernes en Singapur, Wang Yi aseguró que los dos países acordaron resolver las preocupaciones de ambas partes a través del diálogo basándose en la igualdad y el respeto mutuo, informa el canal CGTN.

EE.UU. ha criticado en repetidas ocasiones la construcción de islas e instalaciones militares por parte de Pekín en el mar de la China Meridional, argumentando que estas podrían ser utilizadas para restringir la libertad de navegación. Pekín, por su parte, rechaza firmemente las críticas que lo acusan de la “militarización” de este mar.

“China tiene la soberanía indiscutible sobre las islas Spratly y sus aguas adyacentes”, señaló en junio del año pasado la portavoz del Ministerio chino de Exteriores, Hua Chunying. Pekín “respeta y protege la libertad de navegación y de sobrevuelo de todos los países” en la zona, pero se opone totalmente a que ciertos países que “desafían y amenazan la soberanía y seguridad de China” muestren músculo en el mar de la China Meridional.