Coalición de 16 estados demandan a Trump por “emergencia nacional”

February 18, 2019 - por

Coalición de 16 estados demandan a Trump por “emergencia nacional”

Trump es el peligro para todos.

Nueva York

Con un poder de convocatoria muy superior al que se anunciaba, una coalición de 16 estados han forjado una alianza para demandar al presidente Donald Trump por sus intentos por anunciar y tratar de imponer, de espaldas al Congreso, una declaratoria de emergencia nacional que busca los fondos que se le negaron para construir el Muro con México.

La demanda ha sido interpuesta en una corte federal en la ciudad de San Francisco, California, un estado que se ha declarado en permanente guerra contras las continuas embestidas del presidente Trump hacia la comunidad migrante.

Los estados que han decidido sumarse a la iniciativa de California son Colorado, Connecticut, Delaware, Hawai, Illinois, Maine, Maryland, Michigan, Minnesota, Nevada, Nueva Jersey, Nuevo Mexico, New York, Oregon y Virginia.

Al mismo tiempo, miles de personas se reunieron el lunes en diversas ciudades de Estados Unidos para manifestarse contra la declaración de emergencia nacional emitida por el presidente Donald Trump con el fin de allegarse recursos para construir un muro en la frontera con México.

Los participantes de las protestas, organizadas por el grupo liberal MoveOn y otros, aprovecharon el feriado del Día de los Presidentes para expresar su rechazo a la declaratoria, a la cual consideran antidemocrática y antiinmigrante.

 Algunas manifestantes sostenían letreros grandes en los que se leía: “Detengan la apropiación del poder”. En el centro de Fort Worth, Texas, un pequeño grupo llevaba carteles con mensajes como: “¡No al muro! #FalsaEmergenciaDeTrump”.

En tanto, en Newark, Nueva Jersey, Kelly Quirk comentó a decenas de personas congregadas que la “democracia exige” decir “no más” a Trump.

“Hay muchas emergencias reales en las cuales invertir nuestros impuestos”, aseveró Quirk, quien participa en un grupo progresista local llamado Soma Action.

Hubo algunas manifestaciones a favor de la declaratoria, incluso en Washington, donde ocurrió un breve altercado entre la muchedumbre.

La declaración reasigna miles de millones de dólares en fondos militares al muro. La medida fue tomada por Trump después que el Congreso no aprobó el financiamiento solicitado por el mandatario para la barrera fronteriza, la cual Trump considera necesaria para la seguridad nacional.

Su declaración de emergencia describe la frontera como un “importante punto de entrada para los criminales, pandilleros y narcóticos ilícitos”.

Los cruces fronterizos ilegales han disminuido tras haber registrado su punto máximo en el 2000 con 1,6 millones. Sin embargo, 50.000 familias están ingresando de forma ilegal cada mes, lo que sobrecarga el sistema de asilo de Estados Unidos y las instalaciones fronterizas.

La declaración de Trump enfrenta impugnaciones jurídicas, y los críticos han alegado que socavó su propia justificación para la declaración de emergencia al decir que “no necesitaba hacer eso”, pero quería construir el muro más rápido de lo que podría hacerlo de otra forma.

“El presidente Donald Trump declaró una emergencia nacional para gastar miles de millones de dólares de los contribuyentes en su obsesión por el muro fronterizo”, comentó Manar Waheed, de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés), a los manifestantes que estaban en un parque de Washington antes de dirigirse a la cerca de la Casa Blanca.

La ACLU ha anunciado su intención de demandar a Trump por la declaratoria.

Ana Maria Archilla, codirectora ejecutiva del Centro para la Democracia Popular, dijo que el presidente se había comprometido a “robar dinero que necesitamos desesperadamente para construir el país de nuestros sueños para que él pueda construir un monumento al racismo a lo largo de la frontera”.

Durante la protesta, un manifestante a favor de la declaratoria caminó entre la multitud con un letrero en el que se leía “Terminen el muro” de un lado y “Protejan a los pobres” en el otro. Otro individuo le arrebató el letrero, lo que desató un breve altercado.

Trump, mientras tanto, estaba en Florida.

Con información de AP