Cocinero latino ganó demanda a restaurante Yoshinoya por agresión racista de su jefa durante 3 años. Quería que Trump lo deportara

October 30, 2018 - por

Cocinero latino ganó demanda a restaurante Yoshinoya por agresión racista de su jefa durante 3 años. Quería que Trump lo deportara

LOS ÁNGELES, California.

José López, un inmigrante de El Salvador que soportó tres años los insultos racistas de su jefa en un restaurante de comidas rápidas japonés de Los Ángeles, llegó a un acuerdo con la compañía tras una demanda presentada a principios de este año, según informaron sus abogados.

López era cocinero de la cadena de restaurantes Yoshinoya, donde asegura haber sido maltratado verbalmente por su supervisora en múltiples ocasiones hasta que se vio obligado a renunciar en 2017. La demanda asegura que su jefa le llegó a decir que “realmente quería que Donald Trump ganara para que lo sacara del país”.

La queja presentada en la Corte Superior de Los Ángeles alegaba discriminación, acoso, retaliación, haber afectado emocionalmente al trabajador con intención; además, contratación, entrenamiento, supervisión y retención negligentes.

“Eres un estúpido imbécil porque no sabes inglés”, le dijo a López su jefa, de quien no fue revelada su etnia en la demanda.

López, quien trabajaba en el restaurante desde agosto de 2014, asegura que era reprendido por su acento cada vez que su supervisora quería. Además, solía usar frases o comentarios políticos que representaban su punto de vista y querían ofender al empleado como “construyan el muro” o “los inmigrantes latinos deben volver todos a sus países”.

Cuando este salvadoreño intentó reportar a su supervisora con sus jefes, le cambiaron su horario por un tiempo, pero luego lo volvieron a ubicar en el mismo turno y tuvo que seguir aguantando los comentarios racistas que le hacía su manager, según estipulaba la demanda.

“Los jefes de la compañía le dijeron que tenía que lidiar con eso o irse”, afirma la queja. Ahí fue cuando decidió contratar un abogado que le ayudara a resolver la situación. Pero esto fue peor: un directivo de la cadena de restaurantes se reunió con él y “lo amenazó con el Departamento de Seguridad Nacional (Inmigración)” si no desestimaba la denuncia contra la compañía y su supervisora.

Así que López se vio obligado a renunciar en febrero de este año.

Los abogados del demandante entregaron este martes al juez Robert Draper los papeles donde señalaban que el caso ya había sido resuelto, pero no revelaron más detalles.