Complejo escenario social en EU impulsa compra de armas

October 17, 2020 - por

Complejo escenario social en EU impulsa compra de armas

El departamento de policía de Los Ángeles informó que abatió a un hombre armado que amenazaba a cuatro personas en el estacionamiento de una gasolinera el miércoles por la noche. Las ventas de armas de fuego aumentaron en Estados Unidos este año.Foto Ap

Las acciones de fabricantes de armas han subido de precio a medida que crece la ventaja en los sondeos del candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Joe Biden, ante la expectativa de que un triunfo en la elección de noviembre conlleve un aumento brusco de las ventas, lo que podría impulsar más los papeles.

Las acciones de Smith & Wesson Brands y Sturm Ruger han subido cerca de 8 por ciento desde finales de septiembre, a la par con el incremento de la ventaja de Biden en los sondeos, luego de su debate contra el presidente Donald Trump. Como comparación, el índice Standard & Poor’s (S&P) 500, representativo del mercado bursátil neoyorquino, ha ganado 4 por ciento en ese periodo.

Los temores sobre la pandemia del coronavirus, los disturbios relacionados con las protestas contra la injusticia racial y las preocupaciones sobre una elección presidencial potencialmente impugnada el 3 de noviembre han creado un aumento en la demanda de armas.

El presidente ejecutivo de Smith & Wesson, Mark Smith, dijo el mes pasado que la industria podría no poder satisfacer la demanda.

Una victoria de Biden y su compañera de fórmula Kamala Harris, quien está a favor de una mayor regulación de la venta de armas, podría avivar aún más la demanda por armas de fuego –y por las acciones de sus fabricantes– especialmente si los demócratas le quitan el control del Senado a los republicanos y consiguen mayorías en ambas cámaras del Congreso, lo que les facilitaría la aprobación de leyes.

Si se elige a un gobierno Biden-Harris, yo esperaría un aumento en las ventas de rifles deportivos modernos, cargadores de alta capacidad y municiones correspondientes, afirmó el analista de Aegis Capital Rommel Dionisio, utilizando un término de la industria para fusiles de estilo militar, una categoría de productos de alto margen para los fabricantes de armas de fuego.

Una revisión de probabilidades de sitios de apuestas hecha por RealClearPolitics refleja 65 por ciento de posibilidades de que Biden derrote a Trump, frente a 55 por ciento previo al debate presidencial del 29 de septiembre.

Las acciones de Smith & Wesson han subido 135 por ciento este año, mientras las de Sturm Ruger han ganado 51 por ciento.

Las acciones de esta última subieron casi 900 por ciento en los ocho años desde la victoria electoral del presidente demócrata Barack Obama en noviembre de 2008 hasta las elecciones de noviembre de 2016, que ganó Trump.

Sturm Ruger ha subido sólo 10 por ciento durante los casi cuatro años de Trump en el cargo. Durante el mismo periodo de 2008 a 2016, el S&P 500 subió aproximadamente 113 por ciento.

Biden ha prometido prohibir la venta de fusiles de estilo militar y cargadores de alta capacidad, una medida similar a una prohibición que expiró en 2004 y estuvo vigente durante 10 años. También ha prometido exigir a los propietarios de armas de estilo militar que las vendan al gobierno o las registren con el gobierno.

Las acciones de los fabricantes de armas subieron de cara a la elección de 2016, por las expectativa de una victoria de la candidata demócrata Hilary Clinton. La victoria de Trump hizo caer a los papeles de la industria durante dos años, debido a que a los clientes ya no les preocupaba perder el acceso a las armas de fuego.

Las ventas de armas de fuego aumentaron nuevamente en 2020 debido a los temores relacionados con la pandemia y a los disturbios en varias ciudades de Estados Unidos, en medio de las solicitudes por reducir el financiamiento de los departamentos de policía para destinar esos fondos a otras áreas.

Las verificaciones de antecedentes a nivel federal, un indicador de las ventas de armas de fuego a los consumidores, alcanzaron 28.8 millones en los primeros nueve meses de 2020, incluso antes de la temporada de compras navideñas, que suele ser ajetreada, superando el récord de 28.4 millones de controles realizados en todo 2019.