Con AMLO, construcción de una o dos refinerías y rescate del abandono de las seis existentes para lograr autosuficiencia en gasolina y abatimiento de precios

July 11, 2018 - por

Con AMLO, construcción de una o dos refinerías y rescate del abandono de las seis existentes para lograr autosuficiencia en gasolina y abatimiento de precios

Rocío Nahle García, virtual titular de la Secretaría de Energía.Foto Marco Peláez

Rocío Nahle García, quien será la titular de la Secretaría de Energía en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, reveló ayer que se destinarán 50 mil millones de pesos a trabajos de rehabilitación de tres refinerías, las cuales podrían estar listas en siete meses a partir del primero de diciembre próximo.

Señaló que la eventual construcción de otra sería en Dos Bocas, puerto petrolero, industrial, comercial e internacional, ubicado en Tabasco. Detalló que en esos proyectos se involucrará al Instituto Mexicano del Petróleo (IMP), para que vuelva a convertirse en el brazo tecnológico de Petróleos Mexicanos (Pemex).

En entrevista, afirmó que en años recientes “se abandonó la inversión en mantenimiento de refinerías y se privilegió el gasto superfluo.

Todas tienen un marcado abandono. Estamos proyectando redistribuir el presupuesto que tiene refinación, y enfocarlo a mantenimiento. Ya tenemos una lista de todos los equipos dinámicos, que son los más importantes que tiene una refinería, como rotores, compresores, etcétera, y cuál es la urgencia inmediata, dónde tenemos que intervenir para empezar a meterle más carga a éstas.

Explicó que la refinería que tiene uno de los problemas más graves es la de Salina Cruz, Oaxaca, porque se incendió y luego se inundó. Presenta un severo abandono. Ya se hizo un diagnóstico de cada una, con el fin de que en el presupuesto de 2019 redireccionemos el dinero para darlo a Pemex Transformación Industrial sólo para mantenimiento.

Nahle García manifestó que se detectó en Pemex Transformación Industrial gasto burocrático muy alto y gasto superfluo, como en computadoras y equipos de oficina, cosas que son importantes en algún momento, pero ahora la prioridad es dar mantenimiento y empezar a meterles carga, con el fin de producir gasolinas.

Detalló que el presupuesto que tiene Pemex Transformación Industrial para este año es de unos 85 mil millones de pesos. Estamos considerando que en este primer arranque, para echarlas a andar, nos podemos llevar de 40 mil a 50 mil millones de ese presupuesto. En el segundo año vamos a ir escalando el nivel de mantenimiento, que sería correctivo, y el siguiente, mantenimiento preventivo para la rehabilitación.

Indicó que el Sistema Nacional de Refinación, integrado por seis plantas, opera únicamente a 40 por ciento de su capacidad. Hace apenas 10 años estaban arriba de 90 por ciento.

Sobre la propuesta de construir una refinería nueva, aseguró que ésta será el gran proyecto en el sector energético. Con un grupo de expertos estamos valorando y realizando un análisis de costo-beneficio. Espero sentarme esta semana con el director (Ernesto Ríos Patrón) del IMP, porque queremos que, como brazo tecnológico, esté completamente enfocado en este proyecto, que le pueda ayudar a Pemex a determinar de manera inmediata si conviene la construcción de una grande o dos pequeñas o medianas, subrayó.

Anticipó que incluso se realizará una visita al terreno de Dos Bocas, Tabasco, porque ahí está precisamente la terminal, que cuenta con centro de embarque. Queremos involucrar al IMP y, con ello, empezar a meternos en un gran proyecto, como es el de la refinería, porque ahí está el crudo.

Rocío Nahle recordó que el terreno que se adquirió en Tula, Hidalgo, es la peor opción. Explicó que una refinería produce sólidos, como el coque, y son toneladas las que se generan al día, y hay que sacarlos. Esa posición la hace muy costosa, porque saldría caro sacarlos. En cambio, en una costa se puede sacar por barco, con un sistema de movimientos más factibles.

Dijo que se va a fortalecer a la empresa del Estado mediante competencia, como lo estipuló la reforma energética, pero con equidad.