Con campaña sucia contra Tony Thurmond, al frente de preferencias electorales, Tuck y los privatizadores corporativos quieren apoderarse de la educación de California, denuncian

October 20, 2018 - por

Con campaña sucia contra Tony Thurmond, al frente de preferencias electorales, Tuck y los privatizadores corporativos quieren apoderarse de la educación de California, denuncian

Tony Thurmond.

Abajo en preferencias electorales, Marshall Tuck, candidato de los multimillonarios privatizadores a Superintendente de Instrucción Pública de California, recurre al juego sucio –al mejor estilo de Trump- contra su oponente, el asambleísta demócrata Tony Thurmond.

Maestros del estado, demócratas y miembros de la comunidad, han denunciado que Tuck a toda costa trata de desprestigiar a Thurmond en una campaña de difamaciones y calumnias en medios de comunicación sufragada por el movimiento de escuelas chárter.

Lo acusan a él y a sus aliados de corromper el proceso electoral, que el 6 de noviembre próximo tendrán  la última fase cuando los votantes acudan a las urnas.

A juzgar por la más reciente encuesta de I side with, el demócrata Thurmond lleva la delantera, con 38% de preferencia, contra 31% de Tuck.

EL CANDIDATO DE LAS MENTIRAS Y ENGAÑOS

“Nuestros estudiantes merecen más que un candidato que  depende de las mentiras y el engaño de sus partidarios para ganar. Este es el mismo candidato que está en deuda con los multimillonarios corporativos que aportan millones para comprar las elecciones de Tuck, de modo que pueda impulsar su agenda para privatizar nuestras escuelas públicas “, declaró Eric Heins, presidente de la Asociación de Maestros de California (CTA, siglas en inglés).

Los anuncios se refieren, en parte, a una investigación federal de problemas de acoso sexual en el Distrito Escolar Unificado de West Contra County, mientras que Thurmond fue miembros de la junta escolar en el periodo 2008-2012.

Esos anuncios endosan esa situación a Thurmond.

“Que esto suceda en California en 2018 es profundamente inquietante. Parece que ha optado por seguir el libro de jugadas del presidente Trump sobre el uso de mentiras y noticias falsas para difamar a prominentes líderes de color “, declaró Alice Huffman, presidenta del capítulo NAACP de California-Hawai.

La presidenta del Comité de Mujeres del Partido Demócrata de California, Christine Pelosi, y la presidenta de la Federación de Trabajadores de California y NARAL Pro-Choice California, Carolyn Fowler, señalaron:

“Los partidarios de Marshall Tuck están tratando de ganar su carrera publicando despreciables avisos sobre el acoso sexual de estudiantes en el Distrito Escolar Unificado de West Contra Costa, explotando a las víctimas y el movimiento #MeToo para mentir sobre su oponente”.

Señalaron que “sus intentos de armar un trauma son repugnantes, groseros a insultantes. Tuck necesita pedir que estos anuncios se retiren de inmediato ”.

Madeline Kronenberg, miembro de la Junta Escolar Unificada de West Contra Costa, dijo que esa publicidad negativa es financiada por el movimiento de las escuelas chárter, que se expanden a  expensas de las escuelas públicas de los vecindarios.

Se trata, puntualizó de los partidarios ricos de Tuck, quienes están financiando estos anuncios.

El demócrata Thurmond – agregó- ha trabajado en la Legislatura para proteger a los estudiantes al aprobar una ley que designa todo un mes para sensibilizar sobre la agresión sexual y abogar por protecciones más amplias para las víctimas, como el procesamiento expedito de pruebas y los kits de violación.

HISTORIAL FALLIDO DE TUCK

Indicó que cuando perteneció a la junta escolar, Thurmond también ayudó a reducir el número de escuelas que se cerraron debido a restricciones presupuestarias

Los denunciantes indican que los anuncios distraen al público del historial fallido de Tuck con las escuelas de bajos ingresos que logró a partir de 2008 en el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles como parte de un proyecto de asociación.

De acuerdo al diario Los Angeles Times, tuvieron mejores registros académicos los planteles del distrito escolar que los de la Asociación para las Escuelas de Los Angeles (PLAS) de Tuck.

Agregaron que los maestros de ocho de las diez escuelas de PLAS le dieron a Tuck un voto aplastante de no confianza y los padres y el Fondo Educativo y de Defensa Legal México-Americano presentaron una queja contra Tuck en 2009 después de que cerrara los programas de inmersión en dos idiomas.

Asimismo, educadores en el Distrito Unificado de West Contra Costa tocan puertas y hacen llamadas telefónicas para lograr su elección, dijo Demetrio González, presidente del Sindicato de Maestros de Richmond, que tiene 1,800 miembros.

“Estos ataques contra Thurmond están energizando a los maestros y padres para que voten por él, porque sabemos su verdadero historial y todas las cosas buenas que está haciendo para los estudiantes y las escuelas públicas. Las familias trabajadoras están a su lado “, dijo González.

Amy Everitt, directora estatal de NARAL Pro-Choice California, aseguró:

“La táctica es repulsiva ha sido desplegada con demasiada frecuencia en el escenario nacional. Las organizaciones como EdVoice son responsables de alimentar la división en la educación, creando una elección falsa para los padres, las familias y los maestros, como si no todos quisiéramos que nuestros hijos prosperen. Sólo hay que mirar a los financiadores privados detrás de la campaña de Tuck para ver sus juegos sucios”.

Y destacó que “si Tuck tiene algún respeto por el principio de imparcialidad, un valor que los padres y maestros intentan inculcar en los niños todos los días, debería rechazar este anuncio engañoso y hacer que se retire del aire”.