Con solo $2 de aporte, 11 compañeros de trabajo le pegan al gordo y ganan $543 millones del Mega Millions en California

August 5, 2018 - por

Con solo $2 de aporte, 11 compañeros de trabajo le pegan al gordo y ganan $543 millones del Mega Millions en California

Los 11 nuevos millonarios trabajan en una sucursal del banco Wells Fargo en el norte de California. Getty Images.

“Si yo gané cualquiera puede”, dijo Roland Reyes, uno de los afortunados, cuyas edades van de los 21 a los 60 años. Jamás habían comprado juntos boletos de la lotería y aportaron muy poco dinero, por eso la sorpresa de su triunfo ha sido incluso mayor.

__________________________________________________________________

 La modesta inversión de solo 22 dólares que hicieron 11 empleados de una sucursal del banco Wells Fargo en San José, en el norte de California, logró una hazaña de oro: ganar el premio más grande en la historia de la lotería de ese estado. Estos compañeros de trabajo, que solo aportaron $2 cada uno para comprar boletos del Mega Millions, recibirán 543 millones de dólares.

“Si yo gané cualquier puede ganar ¡Somos personas normales!”, expresó emocionado Roland Reyes, quien reclamó el monto en nombre de sus 10 compañeros, de entre 21 y 60 años. Todos decidieron continuar laborando en Wells Fargo, según un comunicado de la Lotería de California.

Reyes contó que ellos nunca habían comprado boletos de lotería, pero al enterarse que el sorteo había acumulado una fortuna su plan comenzó con esta frase: “Oye ¿te enterarse del premio mayor?”.

El diario Mercury News informó que el grupo decidió tomar la suma global de $320.5 millones en vez de los pagos durante 30 años que ofrece la institución. Con esto, cada afortunado recibirá $29.1 millones antes de los impuestos federales, ya que California no grava las ganancias de la lotería.

Los otros triunfadores han sido identificados por el mismo periódico como Marigold Villaruz, Rita Sinha, Murad Kureshi, Nga Lam, My Nguyen, Solonachchige Dissanayake, Isabel Dominguez, Alejandra Villanueva, Alice Socorro y Joji Ziegele.

Reyes fue quien eligió dónde comprar el boleto ganador, una pequeña tienda en San José para que -según él- tuvieran más probabilidades de “pegarle al gordo”. Su decisión fue la correcta, adquiriendo ahí el que pedazo de papel que acertó a los números 19-2-4-1-29 y el Mega 20.

“Un negocio pequeño; probablemente tengamos una mejor oportunidad en una tienda familiar”, dijo Reyes sobre lo que pensó antes de llegar a la licorería Ernie’s, ubicada en el 2808 al sur de la White Road, en San José, en el condado de Santa Clara.

Eufóricos, tan pronto se enteraron de que habían ganado el premio mayor los 11 se comunicaron entre sí para reunirse lo antes posible. No tuvieron que preocuparse de notificarle a su supervisor sobre lo que se estaban embolsando, ya que este también se volvió millonario.

Con su nuevo estatus económico, ellos planean pagar hipotecas, cubrir las colegiaturas universitarias de sus hijos, ayudar a sus familias, volver a estudiar y, por supuesto, viajar.

El grupo compartió la idea que hizo uno de ellos: invertir su parte para evitar convertirse en un “millonario de una sola vez”. Todos reclamaron el premio en la oficina de la Lotería en Hayward un día después del sorteo el 24 de julio.

“(Este dinero) ayuda a personas y familias reales”, expresó Reyes.

Otra sorpresa es que, por ahora, estos nuevos millonarios no quieren renunciar. “Queremos conservar nuestros trabajos”, dijo Reyes. “Nos encanta esa compañía. Nos encanta lo que hemos construido allí. Pasamos un buen rato y queremos estar juntos”, agregó.

Quien tampoco cabe de gusto es el dueño de la licorería Ernie’s, Kewal Sachdev, quien espera un cheque de un millón de dólares por vender el boleto ganador. Él no mencionó en qué gastará ese dinero, pero le dio un par de consejos a los 11 triunfadores.

“Deberían cuidar a su familia y a sus amigos (…) Necesitan un planificador financiero y un asesor”, dijo a la prensa.

No es la primera vez que compañeros de trabajo se llevan enormes sumas de la lotería. Un ejemplo reciente: veinte trabajadores de una planta automotriz de Tennessee ganaron en 2016 un monto de $421 millones del Powerball. Ellos participaban en el certamen dos veces por semana.

Aunque expertos recomiendan comprar boletos de esta forma para tener más posibilidades de ganar, en otros casos los triunfadores han terminado enfrascados en demandas por no querer compartir el premio con todo el grupo. Eso ocurrió en cuando siete estilistas en Indiana ganaron $9.5 millones de la lotería estatal en 2013 y terminaron repartiendo ese dinero a través de un acuerdo judicial.