Video: Con su huelga, los maestros angelinos se proponen el rescate de la educación pública, tan descuidada y atacada que tiene rasgos de Tercer Mundo

January 20, 2019 - por

Video: Con su huelga, los maestros angelinos se proponen el rescate de la educación pública, tan descuidada y atacada que tiene rasgos de Tercer Mundo

Maestros de la escuela elemental Compton.

Los maestros de Los Angeles luchan por una causa: por los niños para que con una fortalecida educación pública tengan el futuro que merecen.

Luchan para que California, la quinta potencial económica mundial, frene su caída en materia de educación, que tiene rasgos de Tercer Mundo.

La huelga ha servido para poner a la educación pública en el sitio que merece, para que los docentes tengan lo necesario para que haya un inmejorable ambiente de aprendizaje.

Cuatro profesores – María Hernández, Bertha Martínez, Rosario Hernández y Helida Lozano- expresaron las anteriores tesis en entrevista con La Educación.

“Que quede claro: esto que hacemos todos los maestros no es por 6.5% de aumento salarial sino porque queremos que mejore la educación en California. Queremos mejor educación para que los niños tengan oportunidad de un buen futuro”,  aseguró la maestra Hernández.

Lozano aseguró que las negociaciones entre el Sindicato de Maestros de Los Angeles (UTLA, siglas en inglés) y el distrito escolar debieron haberse realizado “desde hace mucho”. Asegura que gracias a esta huelga, los angelinos se están dando cuenta que “la educación pública no estaba bien. La gente pensaba que no había ningún problema”.

La maestra Rosario Hernández dijo que “nos costó mucho trabajo llegar a este momento – la huelga-, pero tuvimos que hacerlo porque no nos dieron otra opción. No nos dan lo que necesitamos”.

Bertha Martínez destacó que en California se invierte más en un reo que en un estudiante. De acuerdo a cifras oficiales, a un preso se destinan anualmente unos 75 mil dólares mientras que a un alumno 10,200 dólares.

Eso habla de las prioridades de las autoridades y de las causas que han desbarrancado a la educación, que acusa descuidos y está bajo ataque por parte de los privatizadores y de gobernantes conservadores, como reiteradamente lo ha señalado UTLA.

“Con esta huelga – afirma María Hernández- esperamos que esto que hacemos en California se riegue a todos los estados. Estados Unidos debe ser número uno en educación y no lo es”.

Ante eso, Martínez recuerda que UTLA se ha propuesto que para el 2020 haya una inversion de 20 mil dólares por estudiante. El llamado 20-20.

“Es una tristeza que en vez de invertir en el futuro, no lo hagan”, afirmó.

El respaldo que los padres han dado a los maestros en el paro conmueve a los docentes.  Es – precisan- porque ven que su lucha es por sus niños.

Cuenta la maestra Lozano que hay padres que van de casa en casa hablando con otros padres que tienen preguntas y quienes llevan todavía sus hijos a la escuela. Les hablan de la importancia de presionar a las escuelas  no enviando a sus hijos a los planteles.

También transmiten información sobre los parques públicos en los que -en tiempo de paro magisterial- son brindados cuidados a los  escolares.

Los maestros llegan a las escuelas a las 5:45 de la mañana a preparar los sitios donde percnotan. Ponen mesas y preparan el café. No importa que haga frío o las tempestades. No faltan. La asistencia es del 100%, dicen.

“Los maestros, mojados y cansados, están ahí por amor a su profesión y a los niños”, citó Lozano.

Y desde temprano los acompañan padres y madres, quienes les llevan pan dulce, champurrado y guisados. “Nos están engordando”, dice Martínez.

Además, hacen letreros, están con los maestros en las líneas de ‘piquete’ fuera de los planteles y envían mensajes en redes sociales.

Los padres, asimismo, también tienen presente que los profesores pagan con su dinero diversos materiales requeridos en el salón de clase.

Martínez afirma que en promedio destina mil dólares anuales a ese propósito.” Trato de comprar materiales cuando comienza la escuela. Hay niños que no pueden comprar lo que necesitan”.

Al fin de mes, cuando los alumnos se portan bien les da obsequios para que se “ sientan especiales, porque lo son”.

Existe la percepción de que la educación no recibe el apoyo que merece en virtud de que la mayor parte de los 6 millones 200 mil estudiantes de K-12 en California son latinos, el 54%.

Creen que esa aseveración es cierta.

Este es el video de la entrevista a las maestras:

CONTINUARON LAS NEGOCIACIONES

Las negociaciones entre el sindicato que representa a los maestros en huelga de Los Ángeles y el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles continuaron el domingo.

Las conversaciones comenzaron después de las 10:00 de la mañana, según un portavoz del alcalde Eric Garcetti.

Los funcionarios del LAUSD han pedido repetidamente que se ponga fin a la huelga de siete días que ha paralizado la asistencia a las aulas y le ha costado al distrito millones de dólares en fondos estatales.

“El activismo aquí no puede terminar. No debe terminar ”, dijo la presidenta de la mesa directiva del LAUSD, Mónica García. “La huelga, sin embargo, sí tiene que terminar. Necesitamos que nuestros maestros y nuestros hijos regresen a la escuela haciendo el trabajo que necesitan hacer “.

El superintendente Austin Beutner se hizo eco de esa llamada, enfatizando la necesidad de que el distrito y el sindicato lleguen a un acuerdo durante el fin de semana para que las escuelas puedan reabrir.

“Necesitamos que nuestros educadores y nuestros estudiantes regresen a la escuela el martes por la mañana”, dijo Beutner. “Así que la responsabilidad es de nosotros. Como líderes tenemos la responsabilidad de hacer lo que tenemos que hacer en las próximas 48, 72 horas para asegurarnos de que las escuelas estén abiertas y que los educadores y los estudiantes regresen a la escuela el martes “.

Beutner reiteró su insistencia en que el distrito no tiene el dinero para satisfacer plenamente las demandas de United Teachers Los Angeles, pero dijo que está preparado para hablar durante todo el fin de semana “para hacer lo que tenemos que hacer para asegurarnos de que las escuelas estén abiertas el martes. ”

Pero sin el menor indicio de un acuerdo, el sindicato de maestros, energizado por una manifestación masiva en el Grand Park en el centro de Los Ángeles a la que asistieron decenas de miles de maestros y simpatizantes el pasado viernes, apareció listo para continuar caminando en piquetes esta semana.

“Vamos a trabajar implacablemente este fin de semana en las negociaciones”, dijo el presidente de UTLA, Alex Caputo-Pearl, a la multitud el mediodía del Viernes. “Pero tenemos que regresar el martes con nuestros piquetes aún más fuertes que esta semana”, expresó.

 Sophia Hernández apoya a sus cinco tías, maestras de LAUSD.

Las dos partes regresaron a la mesa de negociaciones el jueves. Los maestros se declararon en huelga el lunes anterior.

UTLA ha reiterado que no aceptarán ningún acuerdo hasta que el distrito escolar les cumpla por entero con sus exigencias:

*Menos alumnos en clase.

*Más enfermeras, consejeros, psicólogos y trabajadoras sociales en las escuelas.

* Regulación de las chárter para que rindan cuentas y sean transparentes.

* Freno a los 600 millones de dólares anuales que destina el distrito escolar a las chárter

*Cancelar que las chárter ocupen espacios de escuelas públicas.

* Impulso a la educación especial, adultos y bilingüe

*Apoyo a las escuelas comunitarias.

*Alza salarial del 6.5%.

La última vez que los maestros se declararon en huelga en Los Ángeles fue en 1989, y duró nueve días.