Confirman que amotinados extranjeros en la estación Siglo XXI de Tapachula destruyeron base de datos que México compartía con EU

May 6, 2019 - por

Confirman que amotinados extranjeros en la estación Siglo XXI de Tapachula destruyeron base de datos que México compartía con EU

La destrucción de documentos en la estación migratoria.

CIUDAD DE MEXICO

 En la administración pasada, mediante el Instituto Nacional de Migración (INM) se instrumentó un registro biométrico de los migrantes y viajeros que ingresaron a territorio nacional, y esos datos fueron compartidos con autoridades de Estados Unidos, como parte de la estrategia regional de seguridad.

Parte de los archivos físicos que se integraron entre septiembre y noviembre de 2018 y los primeros meses de este año y que se conservaban en la Estación Siglo XXI, en Tapachula, fueron destruidos recientemente por migrantes, revelaron funcionarios federales.

Las fuentes entrevistadas señalaron que los datos de ingresos e identidades de migrantes hondureños, salvadoreños, guatemaltecos, cubanos, de naciones de Europa del Este y Asia, que se hicieron de septiembre a noviembre de 2018, así como los que se levantaron en los primeros meses de este año con la llegada de las caravanas migrantes, fueron destruidos durante los motines de abril.

La Jornada obtuvo un video y una imagen de la destrucción de documentos que existían en el archivo de la estación Migratoria Siglo XXI; sin embargo, no se obtuvo la confirmación respecto de si existen respaldos electrónicos de los archivos en otras instalaciones del INM.

El programa de registro biométrico iniciado en la administración de Enrique Peña Nieto se suspendió al término de su administración y por esa razón en enero de este año el gobierno de Andrés Manuel López Obrador anunció mediante la Secretaría de Gobernación la puesta en marcha de un nuevo banco de datos con la finalidad de asegurar el ingreso legal y coordinado de las caravanas de migrantes centroamericanos.

Los registros realizados en el gobierno de Enrique Peña Nieto, de acuerdo con las autoridades entrevistadas, formó parte de los acuerdos de la Iniciativa Mérida, y el gobierno estadunidense aportó vía una empresa elegida por esa nación, equipo y software que fue instalado en los principales puntos de ingreso a territorio nacional para detectar la posible presencia de integrantes de grupos delictivos internacionales.

Uno de los objetivos era la identificación y repatriación de miembros de los grupos de los Mara Salvatrucha para prevenir su ingreso a Estados Unidos.

Por esa razón los primeros equipos que se instalaron fue en la zona de Chiapas, donde en los últimos meses han ingresado miles de migrantes y a muchos de los cuales no se les pudo realizar el registro biométrico.

En abril de 2018 el INM señaló que la plataforma biométrica es un “insumo básico, necesario en la gestión migratoria de México y en diversos países del mundo”. Aseguró que en este proceso se garantiza la protección de datos.