Congresistas demócratas presentan una iniciativa para proteger a 800 mil dreamers y beneficiarios de los programas TPS y DED y exhortan a la comunidad a apoyarla

March 20, 2019 - por

Congresistas demócratas presentan una iniciativa para proteger a 800 mil dreamers y beneficiarios de los programas TPS y DED y exhortan a la comunidad a apoyarla

Protesta de dreamers en Washington.

Una nueva ventana de oportunidad de legalización migratoria se ha abierto  para 800 mil dreamers y amparados por estatus de protección temporal y salida forzada diferida.

Esto, gracias al proyecto legislativo HR 6, denominado “Ley de Sueños y Promesas”, que proporciona un camino hacia la ciudadanía para los jóvenes beneficiados por los programas Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), Estado de protección temporal (TPS) y Salida Forzosa Diferida (DED).
La iniciativa fue presentada en la Cámara de Representantes por los legisladores demócratas Lucille Roybal-Allard, Nydia M. Velázquez, Ivette Clarke y Steven Horsford, quienes han exhortado a la comunidad a respaldarlo, a llamar a sus legisladores y al presidente Trump para que lo avalen.

RESPALDO INMEDIATO

Y de inmediato fue apoyada por la Federación Americana de Maestros (AFT), que cuenta con casi un millón y medio de miembros, por el Distrito Escolar Unificado de Los Angeles, por la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles (CHIRLA), y por múltiples organizaciones comunitarias y estudiantiles del país.

La lideresa de la AFT, Randi Weingarten, ponderó la iniciativa parlamentaria demócrata y arremetió contra el presidente Trump, porque “ha ha construido toda su política de inmigración sobre el miedo y la división”.

“ Es cruel que insista en usar a los destinatarios de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia y su estado en este país como peones para construir apoyo para su muro sin sentido. Es por eso que la mayoría de los estadounidenses no lo apoyan”, expresó.

Y agregó:

“Afortunadamente, el Congreso ha intervenido para proteger a los dreamers de ser peones en la guerra política en curso del gobierno de Trump. Con este proyecto de ley, ayudamos a decirles a nuestros hermanos y hermanas inmigrantes: usted ya no es invisible y está a salvo aquí”.

El congresista Horsford aseguró que “no hay excusa para hacer que  familias de inmigrantes sean vulnerables a la separación. Seguiré presionando al Congreso para que apruebe soluciones integrales de inmigración, soluciones que mantengan a las familias unidas, protejan a las comunidades de inmigrantes en el estado y fortalezcan nuestra seguridad nacional”.

Horsford dio a conocer que se sumó a la congresista Lucille Roybal-Allard, Nydia Velázquez e Yvette Clarke como copatrocinadoras  de la HR 6.

Este proyecto deberá ser aprobado por ambas cámaras y ser suscrito por el presidente Trump para su aprobación.

La congresista Susie Lee dijo que – de ser aprobado- este proyecto dará a los “soñadores” y beneficiarios del TPS un futuro más seguro.

Expresó que hace unas semanas votó a favor de un acuerdo en el presupuesto que aumentará los fondos para la seguridad en la frontera, y “ahora es el momento de proveer una solución permanente para los ‘soñadores’, que han vivido y trabajado en este país desde que eran niños, así como proveer una solución permanente para los beneficiarios del TPS. Para la mayoría, los Estados Unidos es el único país que conocen y deberían tener la habilidad de contribuir plenamente al país que aman sin temor de ser detenidos o deportados”.

APOYO DEL DISTRITO ESCOLAR ANGELINO

El distrito escolar angelino aprobó una resolución de apoyo a la HR 6.

El miembro de la Junta de Educación,  Scott M. Schmerelson, expresó que “ahora más que nunca, necesitamos una reforma migratoria integral que proteja  a los Soñadores, así como a los Departamentos de Protección Temporal y los Departamentos Forzados Diferidos y que proporcione un camino hacia la ciudadanía”.

El Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles continuará su compromiso de proteger a los estudiantes y familias inmigrantes y garantizará que cada escuela siga siendo un refugio seguro para todos, aseguró  Schmerelson.

El distrito escolar recordó que tiene una larga historia de apoyo a la reforma migratoria y a los jóvenes indocumentados, incluido el Dream Act original en 2007, la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia en 2013 y We Are One: Standing with Immigrant Families, la iniciativa que comenzó en 2017

El vicepresidente de la Junta, Nick Melvoin, copatrocinador, agregó: “Todos los niños merecen la oportunidad de soñar sin límites. Y mientras continuamos luchando contra los ataques sin sentido de esta Administración contra nuestras comunidades de inmigrantes, también continuaremos garantizando la seguridad y el bienestar para ellos”.

Miembro  de la Junta Educativa, Kelly Gonez,  también copatrocinadora de la resolución, reconoció la necesidad urgente de apoyar a las familias indocumentadas y de estado mixto.

“Todos los niños merecen la oportunidad de lograr sus sueños, independientemente de dónde nacieron. Ya es hora de que el gobierno federal actúe ”, dijo.

Otro miembro de la junta, George J. McKenna III, subrayó  el compromiso del distrito escolar de proteger y respaldar el derecho de cada estudiante a una educación de calidad, independientemente de su estado migratorio

Richard Vladovic, de la Junta, dijo: “No debemos esperar que los niños que sólo han crecido en los Estados Unidos sean enviados de regreso a un lugar que no conocen debido a las políticas injustas del momento. Estos niños por cultura son estadounidenses y, lo que es más importante, son nuestros estudiantes, y debemos respaldar las medidas que les permitan permanecer y prosperar en el país que ahora llaman su hogar”.

La resolución también recibió el apoyo de los socios comunitarios Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA) y la Red de California Dream.

“Cuando el presidente Obama hizo la promesa de una vida en los Estados Unidos sin temor, millones de jóvenes inmigrantes creyeron que era posible salir de la sombra y finalmente contribuir plenamente a nuestras comunidades”, dijo Melody Klingenfuss, organizadora y líder estatal de CHIRLA. de California Dream Network.

“Cuando el presidente Trump rompió esa promesa, el dolor y la decepción fueron reales, especialmente para aquellos que eran demasiado jóvenes o demasiado viejos para solicitar la protección ofrecida por DACA. La introducción de la Ley de Sueños y Promesas permite que la luz brilla sobre un futuro mejor para los jóvenes inmigrantes, sus familias y sus comunidades “, dijo.

“Esta nación ha visto grandes avances en la justicia social y las protecciones para las comunidades vulnerables”, dijo Angelica Salas, Directora Ejecutiva de CHIRLA.

“Cuando se ofreció DACA por primera vez, se postularon casi un millón de jóvenes inmigrantes, pero otros 500,000 no pudieron hacerlo porque eran demasiado jóvenes. o simplemente demasiado viejos para hacerlo. Sus sueños no se detuvieron porque no tenían DACA. Ahora que se ha abierto una nueva puerta de oportunidad en el Congreso con la introducción de la Ley de Sueños y Promesas, podemos ver cuán positiva es la “Las contribuciones de todos los inmigrantes han sido y cuánto más pueden contribuir a sus familias, sus comunidades y la nación”, manifestó.

El Sindicato de Maestros de Los Angeles, que por principios apoya a la comunidad inmigrante, exigió -en las negociaciones del contrato laboral, que derivaron en una huelga por falta de acuerdo en enero pasado- que se creara un fondo para brindar apoyo legal a los estudiantes indocumentados del distrito escolar y sus familias en caso de que tengan problemas con el servicio de inmigración.

Esa demanda fue aceptada por el distrito escolar, cuya población estudiandil indocumentada se estima en un 30% del total de estudiantes, que son unos 640 mil.