Congresistas presentan cargos contra Trump y piden su destitución por abuso de poder, obstrucción de la justicia y amenaza a la democracia

January 22, 2020 - por

Congresistas presentan cargos contra Trump y piden su destitución por abuso de poder, obstrucción de la justicia y amenaza a la democracia

Los congresistas al leer los cargos, este miércoles. Foto Ap

Nueva York. 

Los diputados en su calidad de fiscales iniciaron su presentación detallada de los cargos contra el presidente en su juicio político, argumentando a favor de la destitución de Donald Trump por abuso de poder, obstrucción y la amenaza que representa a la democracia estadunidense.

Durante toda la tarde y noche, los siete diputados demócratas presentaron la evidencia acumulada durante la investigación de Trump por la cámara baja que culminó con la formulación y aprobación de los dos cargos que ameritan la destitución del presidente, o sea su impeachment.

“Si no es remediado por su condena en el Senado y la remoción de su puesto, el abuso de su puesto y la obstrucción al Congreso del presidente Trump alterará permanentemente el equilibrio del poder entre las ramas del gobierno, invitando a futuros presidentes a operar como si tambien estuvieran más allá de rendir cuentas, la supervisión legislativa y la ley”, declaró el diputado Adam Schiff, el jefe de los diputados-fiscales, ante el Senado.

Durante su introducción de más de dos horas, Schiff, presidente del Comité de Inteligencia, declaró que Trump tuvo ”una intención corrupta” al usar su puesto para “solicitar la influencia extranjera” en la contienda electoral de 2020 para su beneficio político.

Schiff y sus seis colegas continuaron detallando ante los senadores cómo el presidente y sus socios como Rudy Giuliani, realizaron un esfuerzo coordinado para presionar al nuevo gobierno de Ucrania, condicionado tanto una visita a la Casa Blanca como la entrega de 391 millones de dólares en asistencia militar a cambio del anuncio de una investigación de corrupción contra el hijo del exvicepresidente y ahora rival político Joe Biden, lo cual era una invitación a un poder extranjero a interferir en la eleccion de 2020.

Una y otra vez, subrayaron que lo que deseaba el presidente con toda esta maniobra era “hacer trampa” en la eleccion presidencial.

Schiff preguntó cómo otros países podrán continuar percibiendo a Estados Unidos como un modelo “cuando promovemos acciones corruptas en otros países para nuestro beneficio”.

Advirtió que permitir, sin consecuencia, al presidente hacer todo esto, “es un paso hacia la tiranía”, ya que aquí se determinará si el presidente “está o no por encima de la ley” y que esta es la hora en que los legisladores se tienen que preguntar “si somos leales a nuestro partido o a la Constitución”.

También elaboraron sobre todos los esfuerzos del régimen de Trump para negar el envío de documentos y testigos a la cámara baja durante la investigación, sobre lo cual está formulado el segundo cargo contra el presidente, por “obstrucción”.

Después de ser derrotados en promover 11 enmiendas para solicitar testigos y documentos adicionales en el Senado en el primer día, un maratón de más de 12 horas que concluyó hasta casi las 2 de la madrugada, los demócratas continúan argumentando a favor de convocar testigos como el ex asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca John Bolton y el jefe del gabinete Mick Mulvaney entre otros, como más documentos oficiales que el régimen de Trump rehusó entregar durante la investigación de la cámara baja. Para lograrlo, necesitarán el voto de por lo menos cuatro republicanos que votarían contra los deseos de su liderazgo y de Trump -algo que se pondrá a la prueba de nuevo la próxima semana.

Los diputados-fiscales continuarán presentando la evidencia en el caso esta semana -cuentan con un total de 24 horas durante un máximo de tres días (hoy fue el primero) para presentar los cargos y las razones por lo cual se requiere destituir al presidente, aunque no tienen que usar todo.

Por su parte, el acusado, a pesar de que estaba fuera del pais (en Davos, y durante su viaje de regreso), no dejó de participar en el debate, enviando más de 132 mensajes por Twitter, estableciendo un nuevo récord personal durante un día, la mayoría retuits de sus aliados atacando a los fiscales demócratas. Sus comunicaciones por su red social favorita continuaron insultando a sus acusadores, llamándolos “corruptos”.

Pero Trump pareció comprobar una de las acusaciones de los demócratas: que estaba ocultando información relevante a este juicio. Comentó a medios en Davos que había visto parte del juicio, elogió la labor de “mi equipo”, y afirmó “pero honestamente, nosotros tenemos todo el material. Ellos (los demócratas) no tienen el material”.

Algunos demócratas y otros acusaron que estaba admitiendo que había logrado suprimir evidencia en su contra.