Convocan al pueblo latino a sacar adelante la Medida EE en la elección de 4 de junio para mejorar las finanzas del distrito escolar en beneficio, sobre todo, de estudiantes de bajos recursos

May 19, 2019 - por

Convocan al pueblo latino a sacar adelante la Medida EE en la elección de 4 de junio para mejorar las finanzas del distrito escolar en beneficio, sobre todo, de estudiantes de bajos recursos

Estudiantes, maestros con la senadora María Elena Durazo en el InnerCity Struggle, donde cientos de voluntarios recibieron instrucciones sobre las visitas a los votantes en sus hogares.

“Ya mandé mi voto por correo y apoyé la Medida EE”, dijo el vecino Arsenio López, y elevó la mano derecha con el pulgar extendido en señal de solidaridad.

“Estoy con ustedes”, dijo al vicepresidente del Sindicato de Maestros, Juan Ramírez, quien tocó a su puerta, habló con él sobre las bondades de esa propuesta y la necesidad de sufrar por ella el 4 de junio.

López, quien vive en la calle Quinta del este angelino, extrovertido, alegre, asintió cuando Ramírez le habló de la necesidad de que haya más recursos para la educación pública, que atiende, mayoritariamente, a estudiantes de bajos recursos.

Y su rostro se ilumina cuando es informado que la Medida EE generaría 500 millones de dólares anuales al distrito escolar, al través de un impuesto a la propiedad. Afirma que si se trata de apoyar a los estudiantes pobres al igual que él, está dispuesto a pagar 16 centavos por pie cuadrado de su propiedad, como lo establece la propuesta.

Don Hermenegildo Ortega, oriundo de Villamar, Michoacán, también de la calle Qyuinta, de hablar pausado, tampoco dudó en respaldar la Medida EE. Piensa en sus tres nietos, quienes” merecen la mejor educación posible”.

Y al igual que Ramírez, miles de maestros, de miembros de la comunidad, de padres, de alumnos, de afiliados a múltiples organizaciones, se han dado a la tarea de ir a casa de los votantes, entregarles volantes y hablarles de la trascendencia de las elecciones del 4 de junio cuando la Medida EE será decidida en las urnas.

Es una propuesta que, asimismo, convoca a la unidad del sector educativo. En los sitios donde se capacita – en ingl­és y español- a los voluntarios que acuden a los hogares de los votantes confluyen maestros, líderes, padres y alumnos defensores de la educación pública, lo mismo que reformistas promotores de las chárter. La lucha por esta causa suprime – en esta ocasión- las diferencias entre ellos.

Así ocurrió en el centro InnerCity Struggle, del este angelino, a donde acudieron maestros y miembros de su comité ejecutivo -los vicepresidentes Gloria Martínez y Juan Ramírez- , la senadora estatal María Elena Durazo y la presidenta de la Junta Educativa del Distrito Escolar Unificado de Los Angeles, Mónica García.

Todos en un mismo espacio, con un sólo propósito: impulsar el fortalecimiento financiero del distrito escolar. Los extremos se tocan.

Antes de salir a visitar casas, decenas de voluntarios -maestros, padres, alumnos- escucharon a la senadora estatal María Elena Durazo, a Mónica García y a la joven Erica Jiménez, titulada en ciencia políticas y quien se dice orgullosa de haber estudiado en planteles de LAUSD.

Durazo evocó -a manera de ejemplo para aplicarlo en esta lucha en favor de la Medida EE- las históricas movilizaciones latinas de hace 25 años contra la racista Proposición 187, promovida por los republicanos y el entonces gobernador de California, Pete Wilson, que negaba todo tipo de servicios públicos a los indocumentados, varios de los cuales fallecieron por ausencia de atención médica en hospitales públicos.

Además, ese ordenamiento, aprobado por los votantes en 1994, ordenaba a maestros, médicos y enfermeros a denunciar a los indocumentados a las autoridades migratorias o a la policía para que fueran deportados.

La Proposición 187 fue el aguijón que necesitaba el llamado gigante dormido -como denominaban a la aletargada comuniddad latina- para despertar. Y de esa forma, en octubre de ese año, en vísperas de las elecciones del primer martes de noviembre, 300 mil personas marcharon del este angelino al centro. Fue hasta ese entonces la mayor concentración latina en la historia de Estados Unidos.

Y a partir de ese momento del despertar, los indocumentados se hicieron residentes, los residentes ciudadanos y empezaron a ganar espacios en todos los terrenos. Tan sólo en el político, son ya el 25% de los votantes de California. Son los que deciden las elecciones. Son los que causan derrotas a los republicanos, que en aquellas décadas los ofendieron gravemente. No los perdonan. Ni los perdonarán.

La proposición fue derrotada en cortes por abogados que defendieron a víctimas de esas disposiciones inhumanas, entre ellos el mexicano Fred Kumetz, originario de la capital mexicana, quien representó a una discapacitada que agravó porque no le daban la atención acostumbrada en el Hospital General, donde murieron otros indocumentados a quienes les cerraron las puertas.

Ese episodio histórico fue evocado por la senadora Durazo, quien indicó que muchos de la nueva generación no conocen lo que ocurrió esos años de racismo e histeria antinmigrante provocada por republicanos.

Hoy, resalto, California es líder nacional en políticas pro inmigrantes, gracias a aquella lección histórica.

La enjundia de aquel ayer debe transformarse hoy en la fuerza que haga posible el triunfo de la Medida EE, según sus palabras, que permita la democratización educativa para que sea la misma educación en Beverly Hills que en comunidades de menores ingrresos.

“Voten por la EE”, arengó la legisladora de dilatada trayectoria en la trinchera de la lucha social. Y destaca:

“ Nada nos cae del cielo. Hay que luchar, poner nuestro grano de arena. Las cosas buenas de proteger a comunidad, a inmigranates no pasa porque alguien nos va a dar sino porque lo exigimos”.

Hé aquí el video con las palabras de la senadora Durazo:

MONICA GARCIA, PRAGMATICA

Mónica García fue pragmática. Llegó, saludó a unos cuantos, habló en inglés y en español, y se fue de inmediato.

Mientras pronunciaba su discurso, ella con su mano izquierda filmaba su actuación con un celular. Un acto bien dominado.

Y es que ella aspira a ser concejal del distrito dos de la Ciudad de Los Angeles. Quiere sustituir a quien fue su jefe: el zacatecano José Huizar, quien también presidió la Junta Educativa de LAUSD.

Hace seis años, cuando Huizar estaba en campaña como candidato a ese distrito, Mónica era su jefa operativa, de staff.

Ella, incluso, ha pedido el apoyo electoral a algunos maestros, con los que ha tenido fuertes diferencias por ser una de las principales promotoras de las chárter.

Este es el video del discurso de García:

Finalmente, Erika Jiménez, dijo que con la Medida EE los estudiantes tendrán todas las clases y atenciones que merecen los alumnos del distrito escolar.

Este es el video que contiene sus tesis:

Para triunfar, la Medida EE debe ser apoyada por dos tercios de los votantes. Cuenta con amplio respaldo social, pero en contra se encuentra los empresarios, quienes consideran que el dinero del impuesto no agregará recursos a las aulas. Se utilizará, dicen, para fijar temporalmente un déficit presupuestario y para pagar los costos de pensión y seguro médico de empleados de LAUSD.

PORCENTAJES GRAVABLES

La Medida EE estipula que los dueños de propiedades pagarían 16 centavos por pie cuadrado en edificios (la cantidad de pies cuadrados gravables que figuran en las facturas de impuestos a la propiedad) ubicados en parcelas gravables dentro de los límites del Distrito Unificado de Los Ángeles. El impuesto no se aplica a la superficie sin construcción alguna,

Todas las propiedades que de otro modo están exentas de impuestos a la propiedad en cualquier año también estarán exentas de la Medida EE en ese año. El costo para el propietario de una casa de 1,000 pies cuadrados sería de $ 160 por año. El propietario de una casa mediana pagaría aproximadamente $ 238 al año. La Medida EE expira en 12 años.

Un ejemplo: la Torre US Bank del centro angelino, con un millón 432 mil 540 pies cuadrados, pagaría al año 229 mil 206 dólares anuales y una casa 1,300 pies cuadrados , 208 dólares.

La recaudación provendría en un 70% de hombres de negocios y corporaciones y 18% de propietarios de casas. Están exentos los inquilinos, las personas de la tercera edad y las personas deshabilitadas.

Por ley, los fondos de la Medida EE están dedicados a:

Reducir el tamaño de las clases

Atraer y retener maestros y empleados escolares.

Brindar servicios equitativos de enfermería, biblioteca y asesoramiento escolar.

Proporcionar escuelas seguras, seguras, limpias, bien mantenidas, de apoyo y acogedoras.