Coronavirus: ordenan toque de queda para 7 millones de residentes en la Bahía de San Francisco

March 17, 2020 - por

Coronavirus: ordenan toque de queda para 7 millones de residentes en la Bahía de San Francisco

Pasajeros en los famosos tranvías de San Francisco.

SAN JOSÉ

La Bahía de San Francisco se convirtió en la primera región de Estados Unidos en emitir un “toque de queda” limitado para prevenir la propagación del coronavirus, el cual afectará a unos 7 millones de residentes en seis condados del norte de California.

La medida sin precedentes será implementada a partir de la media noche de este lunes por los condados Alameda, Contra Costa, Marin, San Francisco, San Mateo y Santa Clara, así como la ciudad de Berkeley, y se extenderá a lo largo de tres semanas con la posibilidad de ser enmendada para acortar o alargar su vigencia.

Funcionarios de salud, alcaldes, supervisores y alguaciles por igual hablaron en conferencias simultáneas sobre la orden que promete trastocar la vida de millones de residentes en las principales ciudades de Silicon Valley como San José, San Francisco y Oakland. Y es que, de los 335 casos de coronavirus confirmados en California, un total de 258 se concentran en 8 condados de la Bahía.

El anuncio limita todas las actividades personales y de trabajo, así como los viajes, a lo que las autoridades consideran como “esencial”, y básicamente urge a la población a no salir de sus casas a menos que sea extremadamente necesario y a las familias evitar mezclarse con otras personas en la medida de lo posible.

“Cambiar nuestra rutina de manera temporal es absolutamente necesario para reducir la propagación de esta pandemia. Las autoridades de salud de las jurisdicciones más grandes de la Bahía de San Francisco estamos unidas y tomamos este paso juntos para proteger a nuestras comunidades de la mejor manera posible”, dijo la doctora Sara Cody, directora de Salud Pública del condado Santa Clara.

La orden regional prohíbe todos los traslados ya sean a pie, bicicleta, automóvil o transporte público, a menos que se realicen para operar negocios o realizar actividades catalogadas con “indispensables”, entre estas las funciones de gobierno. Quienes decidan salir de sus casas deberán mantener una distancia social de al menos seis pies en las calles y dentro del transporte público, que permanecerá abierto durante las tres semanas del toque de queda.

“Si bien la meta es limitar la congregación de grupos que faciliten la transmisión del virus, no se trata de una completa paralización de actividades. Las personas aún pueden realizar sus salidas ‘esenciales’ o incluso participar en actividades al aire libre, siempre y cuando eviten el contacto directo”, indicó el doctor Mat Willis, director de Salud del condado Marin.

Las autoridades de salud informaron que la población de desamparados queda exenta de estas medidas, pero los exhortó a buscar albergues en la medida de lo posible. De igual forma, llamaron a las ciudades y condados ha implementar medidas para proteger a la población sin techo en sus respectivas jurisdicciones.

Actividades esenciales

La orden define como actividades esenciales aquellas necesarias para salvaguardar la salud y seguridad de los residentes de los condados del Área de la Bahía. A continuación, enlistamos algunas:

  • Comprar medicinas o acudir al médico
  • Obtener servicios o suministros necesarios para que las familias puedan permanecer en sus casas por largos periodos de tiempo
  • Realizar actividades al aire libre como caminar, ejercitarse o correr siempre y cuando mantengan una distancia social de seis pies
  • Salir a trabajar para realizar labores indispensables como servicios de gobierno
  • Cuidar de familiares, personas de la tercera edad, menores y discapacitados en otra vivienda

Salvo las excepciones arriba mencionadas, los funcionarios de salud fueron enfáticos al explicar que todas las reuniones fuera de una unidad familiar, sin importar el número de personas, quedan estrictamente prohibidas.
Entre las implicaciones más extremas de la orden regional, es el llamado a que las personas no salgan a trabajar a menos que formen parte de comercios, negocios o instituciones esenciales como centros de salud y hospitales, supermercados y puestos de comida, o lugares que brinden albergue y servicios sociales para las poblaciones más vulnerables. A continuación, enlistamos algunos:

  • Hospitales, clínicas, centros médicos y centros de salud
  • Compañías de construcción, transporte público y otras infraestructuras
  • Supermercados, tiendas de conveniencia y bancos de comida
  • Farmacias, ferreterías, talleres de reparación de autos y gasolineras
  • Bancos
  • Servicios de recolección de basura
  • Plomeros, electricistas y otros proveedores de servicios para el mantenimiento de viviendas
  • Lavanderías y tintorerías
  • Guarderías

En el caso de los restaurantes, la recomendación de las autoridades es que limiten al máximo su capacidad o que operen únicamente para el entregar de comida para llevar, mientras que en lo que respecta a hospitales y clínicas, los funcionarios de salud les pidieron a los residentes acudir únicamente cuando se trate de una emergencia.
“Sabemos que estas medidas impactarán de manera significativa la vida cotidiana de nuestros residentes. Este va a ser un momento definitivo para nuestra ciudad y tenemos toda la responsabilidad para hacer nuestra parte, proteger a nuestros vecinos y frenar la propagación de este virus quedándonos en nuestras casas a menos que sea indispensable salir a la calle”, dijo en conferencia de prensa la alcadesa de San Francisco, London Breed.