Corte falla contra demanda del distrito escolar que pugnaba porque maestros de educación especial no participaran en la huelga, proyectada para estallar el jueves próximo

January 5, 2019 - por

Corte falla contra demanda del distrito escolar que pugnaba porque maestros de educación especial no participaran en la huelga, proyectada para estallar el jueves próximo

Esta maestra participó en la huelga de 1989 y ahora está lista para la siguiente, posiblemente, el 10 de enero. La foto fue tomada durante la marcha de unas 50 mil personas el pasado 15 de diciembre en el centro angelino.

La Corte rechazó una demanda del distrito escolar para impedir que los maestros de educación especial se unieran a la huelga que el sindicato magisterial proyecta iniciar el próximo jueves.

La intención era impedir el paro de los 34 mil miembros de esa organización de profesores, la segunda más grande de la nación.

A medida que se acerca el estallamiento de la huelga, el distrito escolar (LAUSD, siglas en inglés), hace intentos desesperados por contenerla con acciones legales frívolas, asegura el sindicato de maestros angelino.

“En dos días, Beutner ha utilizado a sus abogados de alto precio para iniciar dos acciones legales frívolas contra UTLA y ahora está amenazando a un tercero. Estas tácticas son un desdén para el distrito escolar al que está destinado a servir y proteger”, precisó el organismo syndical (UTLA, siglas en inglés).

A pesar de ello, aseguró, acudirán a la reunion con funcionarios de LAUSD el próximo lunes en espera que les den una “propuesta clara y legítima para que la consideremos, y que podamos avanzar hacia un acuerdo”.

“La acción rápida y decisiva de la corte muestra cuán desesperado fue este movimiento”, dijo el presidente de UTLA, Alex Caputo-Pearl.

Agregó:

“Austin Beutner sabía que no tenía un tramo legal en el que apoyarse, pero siguió adelante de todos modos, difundiendo el miedo y la confusión entre el público, nuestros miembros, los estudiantes de educación especial y las familias. Las tácticas de miedo deben terminar ahora “.

El jueves, LAUSD presentó un reclamo en una corte federal para evitar que los maestros de educación especial de UTLA participen en la huelga como forma de inhibir la huelga.

UTLA informó que de inmediato los maestros amenazados se dirigieron a las redes sociales para desahogar su ira ante el intento del LAUSD de impedirles ejercer su derecho.

UTLA expresó:

“Esta maniobra furtiva, especialmente proveniente de un distrito que ha ignorado repetidamente las demandas contractuales de UTLA de límites máximos de tamaño para las clases de educación especial para aliviar la carga de las aulas de educación especial superpobladas, está más allá de lo cínico y contraproducente”.

Indicó el sindicato de profesores que el miércoles, los funcionarios del LAUSD fueron a PERB para solicitar una orden judicial basada en reclamos no demostrados de que UTLA se ha estado preparando para una huelga desde 2016.

“LAUSD amenazó con otra demanda alegando que UTLA no dio suficiente aviso de nuestra intención de huelga, a pesar de múltiples notificaciones, incluida la fecha de huelga del 10 de enero anunciada el 19 de diciembre. Beutner está utilizando su experiencia como especulador y reductor corporativo. Él ha contratado a conocidos privatizadores y abogados antisindicales en un intento por desmantelar el distrito escolar y la solidaridad de nuestros hermanos y hermanas sindicales. Pero vemos a través de esto, y lucharemos en cada paso del camino “, dijo Caputo-Pearl.

“A los ricos no les gusta perder, y tener dinero te permite cambiar el campo de juego. Pero la educación pública pertenece a la gente de Los Angeles, no a los súper ricos “, destacó.

“Está claro -agregó- que Beutner teme el poder colectivo de los educadores, padres, estudiantes y la comunidad que se unen. Debemos permanecer unidos y concentrados en la meta: un contrato que reinvierta en nuestras escuelas y mejore nuestras condiciones de trabajo y aprendizaje”.

Tras 20 meses de negociación de contrato colectivo, ambas partes no han llegado a un acuerdo y los maestros culpan a LAUSD de esta situación. La exigencia es que haya una respuesta tota a las demandas sindicales ya que solo les han respondido de manera parcial.

“ Estamos decepcionados, pero después de 20 meses de mala fe en la negociación y falta de respeto, es lo que esperamos de los funcionarios de Beutner y del LAUSD”, dijo UTLA.

UTLA afirma que está listo para la huelga y que tiene amplio respaldo social, principalmente de padres, miembros de la comunidad y sindicatos.

DEMANDAS DE UTLA

Las demandas de UTLA no respondidas por el distrito escolar son las siguientes:

* Reducción significativa del tamaño de la clase.

*  Más enfermeras, consejeros y bibliotecarios para que las escuelas sean lugares más seguros y más enriquecedores para aprender.

* Alivio de pruebas excesivas que agotan el tiempo de aprendizaje y desplazan a las artes, la música, la ciencia y los estudios étnicos.

* Pasos para abordar el uso compartido, las amenazas de privatización y los $ 600 millones drenados cada año de las escuelas públicas por parte de chárter.

* Inversión en el modelo de Escuelas Comunitarias.

*Apoyo para programas que atienden a una amplia gama de estudiantes de LAUSD: educación temprana, educación para adultos, educación especial y educación bilingüe.

* Más clases de artes y música.

* Menos exámenes.

*Más decisiones para educadores y los padres en los presupuestos escolares.

*Mejoras a la educación temprana, la regulación de estatutuos y más.

*Alza salarial del 6.5%.

OFERTA DEL DISTRITO ESCOLAR

El Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles informó que trabaja para encontrar una solución a las cuestiones del nuevo contrato y has ofrecido lo siguiente a los maestros, consejeros, enfermeros y bibliotecarios de UTLA:

*Un aumento de salario del 6 por ciento.

*Ningún requerimiento de horas de trabajo adicionales o capacitación profesional para recibir el aumento.

*Pago retroactivo para el año 2017-2018.

*Pago adicional para maestros que tomen cursos en áreas que ayudan a los estudiantes.

*Ningún cambio a los beneficios de salud para empleados actuales.

*Treinta millones de dólares de fondos adicionales para reducir la cantidad de estudiantes en las clases y para contratar más consejeros, enfermeros y bibliotecarios.

UTLA rechaza esta propuesta por limitada.