Cuando Donald Trump sopesó la posibilidad de “rostizar” a migrantes en la frontera con México

August 28, 2020 - por

Cuando Donald Trump sopesó la posibilidad de “rostizar” a migrantes en la frontera con México

Foto: AP.

WASHINGTON –

El presidente Donald Trump se ha hecho retratar, en el marco de su campaña a la reelección, con inmigrantes que han esperado largo tiempo para lograr su naturalización.

¿El objetivo de estas imágenes? . Nada difícil de deducir si tomamos en cuenta que estas fotografías fueron tomadas sin la autorización de estos nuevos ciudadanos, con el objetivo de “lavar la imagen” racista y antinmigrante del presidente de cara a las elecciones del próximo 3 de noviembre.

Sin embargo, el pasado racista y xenófobo de Donald Trump es como un pozo sin fondo.

Esta misma semana, por ejemplo, el diario The New York Times reveló que durante las pasadas elecciones intermedias de 2018, mientras el presidente Trump buscaba motivar a los republicanos con sombrías advertencias sobre las caravanas que se dirigían a la frontera de Estados Unidos, reunió a su secretario de seguridad nacional y al personal de la Casa Blanca para transmitir un mensaje: se necesitaba una “acción extrema” para detener a los migrantes.

“Esa tarde, en una reunión separada con los principales líderes del Departamento de Seguridad Nacional, funcionarios de Aduanas y Protección Fronteriza sugirieron desplegar un arma de microondas, un “rayo de calor” diseñado por los militares para hacer que la piel de las personas se sienta como si se estuviera quemando cuando estuvieran al alcance de sus rayos invisibles”, aseguró el diario haciendo un recuento de ese encuentro.

Es decir, un rayo de microondas que haría las veces de un rayo rostizador contra los migrantes que se atrevieran a cruzar de forma ilegal la frontera para dejarlos como “pollos fritos”.

“Desarrollado por los militares como una herramienta de dispersión de multitudes hace dos décadas, el Sistema de Negación Activa había sido abandonado en gran medida en medio de dudas sobre su efectividad y moralidad.

Dos exfuncionarios que asistieron a la reunión de la tarde en el Departamento de Seguridad Nacional el 22 de octubre de 2018, dijeron que la sugerencia de que el dispositivo se instalara en la frontera sorprendió a los asistentes, incluso si hubiera satisfecho al presidente.

“Kirstjen Nielsen, entonces secretaria de Seguridad Nacional, le dijo a un asistente después de la reunión que no autorizaría el uso de un dispositivo de este tipo y que nunca debería volver a mencionarlo en su presencia, dijeron los funcionario”, añadio el diario..

Alexei Woltornist, portavoz del departamento, aseguró ayer ante esta revelación de The New York Times que el proyecto “nunca se consideró”.

“No se sabe si Trump conocía la sugerencia del arma de microondas, pero la discusión en el otoño de 2018 subrayó cómo la obsesión de Trump por cerrar la inmigración ha impulsado las consideraciones de política, incluidas sus sugerencias de instalar picos penetrantes en la frontera. muro, construyendo un foso lleno de serpientes y caimanes y disparando a los migrantes en las piernas”, evocó el diario.

Esta semana, durante la Convención Nacional Republicana, llamó la atención la realización de una pequeña ceremonia de naturalización de la ciudadanía en la Casa Blanca con la clara intención de tratar de suavizar la imagen del presidente como un oponente despiadado de los inmigrantes.

Poco después se supo que algunos de los inmigrantes que fueron citados a esa ceremonia, nunca supieron que su imagen iba a ser utilizada por Trump para “lavar” su imagen racista.

En 2018, las duras políticas de inmigración del presidente se tradujeron en una erosión de su popularidad.  De hecho, las mujeres suburbanas retrocedieron ante las imágenes de niños separados de sus familias y migrantes en jaulas.

De hecho, una ola demócrata en noviembre impulsada por esos votantes barrió a los republicanos del control de la Cámara de Representantes.

“Pero para sus partidarios principales, la agenda de inmigración de Trump está nuevamente en el centro de su campaña, y los disturbios que agitan las ciudades desde Portland, Oregón, hasta Kenosha, Wisconsin, podrían darle más fuerza. El discurso: ha cumplido quizás la promesa central de su carrera de 2016, de aislar efectivamente a Estados Unidos de los extranjeros que, según dijo, representaban amenazas económicas y de seguridad”, añadió The New York Times