De seis meses a cuatro años de cárcel, a quien castigue a niños y adolescentes, de acuerdo a nueva legislación

January 14, 2021 - por

De seis meses a cuatro años de cárcel, a quien castigue a niños y adolescentes, de acuerdo a nueva legislación

La nueva reforma legislativa advierte que maltratar a un menor de edad se equipara a la violencia familiar y se sancionará con seis meses a cuatro años de prisión.

Indica que, de esta manera, queda totalmente prohibido el castigo físico violento o corporal sobre niñas, niños o adolescentes, con la intención de corregir, disciplinar o castigar su comportamiento o en contra de la persona que esté sujeta a la custodia, guarda, protección, educación, instrucción o cuidado de dicho menor.

La reforma impulsada por el Senado que prohíbe el castigo corporal y humillante a niñas, niños y adolescentes, como método correctivo o disciplinario, entró en vigor, luego de ser publicada un día antes en el Diario Oficial de la Federación.

Legisladores de todas las fuerzas políticas se congratularon de la puesta en marcha de las modificaciones a la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y el Código Civil Federal, que se aprobó en el pleno del Senado el pasado 23 de septiembre y en la Cámara de Diputados el 10 de diciembre del 2020.

La reforma pretende acabar con una serie de prácticas que tienen efectos nocivos para la niñez, como el maltrato. A partir de hoy o queda prohibido que quienes tengan trato con niñas, niños y adolescentes ejerzan cualquier tipo de violencia en su contra, en particular el castigo corporal y humillante como una forma de corrección o disciplina.

Se establece que los menores tienen derecho a recibir orientación, educación, cuidado y disciplina de su madre, padre o de quienes ejerzan la patria potestad, tutela, guardia, custodia y crianza, así como de los encargados y personal de las instituciones educativas, deportivas, religiosas, de salud, asistencia social, cuidado, penales o de cualquier otra índole, sin que en modo alguno, se autorice a éstos el uso del castigo corporal ni el trato humillante.

El Senado resalto que es muy preocupante la prevalencia en Méxo del castigo corporal y humillante ya que más del 60 por ciento de niñas, niños y adolescentes son sujetos a agresiones psicológicas y castigos físicos sn sus hogares.

Con la reforma ya en vigor, se condena toda violencia hacia los menores y se impulsa una educación enfocada en la cultura de la paz desde los hogares mexicanos.