Descartan cheques mensuales para plan de estímulo por coronavirus pero otro de $1,200 parece ser una realidad

July 23, 2020 - por

Descartan cheques mensuales para plan de estímulo por coronavirus pero otro de $1,200 parece ser una realidad

SAN FRANCISCO

Las propuestas de legisladores californianos para entregar cheques mensuales de 2,000 dólares y enfrentar así la crisis del coronavirus quedaron definitivamente fuera de los dos planes de estímulo económico que se manejan en el Congreso federal.

El Acta HEROES, aprobada por la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, se verá las caras con el nuevo acuerdo alcanzado por la Casa Blanca y los senadores republicanos que prácticamente es una copia de la Ley CARES, y que contempla emitir una segunda ronda de cheques de estímulo de $1,200 que se podrían comenzar a entregar tan pronto como agosto.

Según la cadena CNN, el plan negociado entre el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, incluye un gasto de un billón de dólares y prevé que el beneficio les llegue a unos 160 millones de ciudadanos y residentes de Estados Unidos que ya recibieron su primer alivio económico por coronavirus.

Pero incluso antes de que el acuerdo se anuncie de manera formal, que podría ser el próximo lunes, la congresista por California y presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, vaticinó lo que será una ardua negociación con el ala demócrata, quienes respaldan su propio plan de tres billones de dólares que prevé otorgar un cheque único de hasta $6,000 dólares para una familia con tres dependientes.

“Lo que hemos visto hasta ahora se queda muy corto para el reto que estamos enfrentando si queremos ganarle la batalla al coronavirus”, dijo Pelosi.

Coronavirus: los indocumentados y otras claves de la segunda ronda de cheques de estímulo

Las propuestas de legisladores californianos para entregar cheques mensuales de 2,000 dólares y enfrentar así la crisis del coronavirus quedaron definitivamente fuera de los dos planes de estímulo económico que se manejan en el Congreso federal, pero un estímulo único de $1,200 está casi garantizado. Crédito: Eric Gay/AP

Una copia de la Ley CARES

De forma similar al primer estímulo por coronavirus que formó parte del Acta CARES, una segunda ronda de cheques contempla incluir un pago único de $1,200 bajo el mismo umbral de ingresos de su predecesora, es decir, para los individuos que ganen hasta 75,000 dólares anuales con la posibilidad de duplicarlo a $2,400 para las parejas que perciban menos de $150,000 y presenten su declaración de impuestos de manera conjunta.

Bajo los mismos parámetros de la primera ronda de estímulos, se prevé que el Servicio de Recaudación de Impuestos (IRS) pueda hacer llegar de manera expedita el dinero a las cuentas bancarias de aquellos que cuentan con depósito directo y que presentaron a tiempo su declaración. Sin embargo, el panorama luce muy distinto para quienes aún siguen esperando su primera tanda de cheques.

A la fecha, unos 12 millones de personas que no están obligadas a presentar una declaración de impuestos o que reciben beneficios federales continúan a la espera de su primer cheque de $1,200. En su mayoría se trata de personas sin domicilio fijo, que llevan desempleados mucho tiempo o con ingresos menores a $12,000 anuales, según datos del Centro de Políticas Públicas y Presupuesto.

El Acta HEROES

Aunque las ambiciosas propuestas de senadores y congresistas californianos para incluir la entrega de cheques mensuales de 2,000 dólares en este proyecto quedaron enterradas, la idea de ampliar la ayuda económica por cada dependiente podría conseguir que algunas familias reciban un pago único de hasta $6,000.

La principal diferencia con el acuerdo alcanzado por los senadores republicanos y la Casa Blanca recae en el incentivo por cada dependiente declarado. El Acta HEROES plantea elevar ese pago adicional de $500 a $1,200 para un máximo de tres dependientes, lo que se podría traducir en un cheque único de hasta $6,000 para una pareja casada con tres hijos, de acuerdo con la ficha de datos de la propuesta.

El plan demócrata también arregla las lagunas de la Ley CARES en ese sentido, incluyendo a los mayores de 17 años que son declarados como dependientes y abriendo la puerta para que reciban un pago retroactivo por haber quedado fuera de la primera ronda de cheques.

De igual forma, no excluye del beneficio los ciudadanos o residentes permanentes que estén casados con inmigrantes indocumentados, lo que comúnmente se conoce como “familias mixtas”.

“Un cheque de $1,200 entregado una sola vez no es suficiente. Los estadounidenses necesitan recibir efectivo mientras dure la crisis para poder sobrevivir, mantenerse saludables y estar listos para regresar a sus trabajos”, dijo en ese sentido el congresista por Silicon Valley, Ro Khanna, quien también presentó su proyecto de ley.

NOTICIAS RELACIONADAS