Desperdicio de alimentos en México alcanza el 34,7 por ciento de lo que se produce

July 31, 2019 - por

Desperdicio de alimentos en México alcanza el 34,7 por ciento de lo que se produce

A la basura.

El desperdicio de alimentos en México alcanza el 34,7 por ciento de lo que se produce en el país, ante tal situación se debe establecer una política de Estado donde se alerte a la población para reducir estas mermas, urgieron hoy expertos.

Para el Centro de Estudios para el Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria (Cedrssa), instancia de la Cámara de Diputados, el país latinoamericano debe tener un mecanismo para propiciar la reducción y reuso de desperdicios, en lugar de desecharse.

Que “contribuyan a la alimentación, pues uno de los objetivos principales del Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024 es la autosuficiencia alimentaria”, expuso el encargado de la dirección general del Cedrssa, José López.

Al participar en la reunión “Programa de acuerdos voluntarios para la reducción de pérdidas de desperdicios de alimentos en sectores clave”, López precisó que la magnitud del problema en el país alcanza el 2,5 por ciento del valor de toda la producción o del Producto Interno Bruto (PIB).

Indicó que un factor a resolver son los hábitos de consumo, los cuales deben darse desde la niñez, “enseñarles el valor del alimento y de lo que se come, porque los hábitos promedios en el país nos llevan a consumir en cantidad”.

De acuerdo con el también investigador del Cedrssa, Jorge Arturo Morton, el objetivo es generar acuerdos con los sectores clave, pues en México hay cifras alarmantes de desperdicio: de la carne de cerdo asciende al 40 por ciento; pescado, 37 por ciento; res, 35 por ciento; pollo, 29 por ciento, y tortilla, 28 por ciento.

Ante tal situación, se pronunció por socializar las cifras del desperdicio de alimentos y establecer una política de Estado, donde la ciudadanía vea que implica un costo en todos los sectores: social, económico y ambiental.

Durante su ponencia, Renán Poveda, especialista ambiental del Banco Mundial en México, señaló que en el país se desaprovechan 20,4 millones de toneladas de alimentos al año, lo cual, calificó de “alarmante”, ya que “existen cerca de 7,5 millones de personas en situación de hambre crónica”.

Señaló que el 52,4 por ciento de los residuos sólidos se componen de restos de alimentos, que generan 36 millones de toneladas de dióxido de carbono, lo cual equivale a las emisiones anuales de 15,7 millones de vehículos, además se pierden 40.000 millones de metros cúbicos de agua, es decir, que el costo asociado al desperdicio de alimentos en México es de 26.000 millones de dólares anuales, lo cual representa el 2,5 por ciento del PIB.

Añadió que en México existen 53 millones de personas que viven en pobreza, 24 millones carecen de seguridad alimentaria a nivel nacional; por ello, es necesario promover estrategias contra el desperdicio, que en muchas ocasiones se debe a la falta de información, mecanismos financieros, estándares sanitarios y fitosanitarios, tecnología e infraestructura para almacenar alimentos, dinámicas de las centrales de abasto y terminar con barreras legales.