Después del niño ahogado…

January 22, 2019 - por

Después del niño ahogado…

CIUDAD DE MEXICO

Cuando Andrés Manuel López Obrador decidió aventarse el tiro  contra los huachicoleros, debió tener en cuenta muchos aspectos que vendrían por la reacción de unos auténticos delincuentes que no se iban a quedar con los brazos cruzados, que defenderían su negocio por más ilícito que fuera. No se puede ser tan ingenuo que al enfrentar a personas que se roban más de 60 mil millones de pesos se iban a retirar nomás así porque sí.

Para entrarle a una mafia como es la del huachicol, el gobierno de la 4ª Transformación debió elaborar un plan que abarcara todos los aspectos para cerrar el poso a quienes desde hace muchos años venían sangrando la finanzas de Petróleos Mexicanos. Un plan que incluyera una estrategia de comunicación social capaz de disuadir a los habitantes de las zonas en donde se presenta el saqueo de combustible, sobre todo por los riesgos la actividad representa.

Nunca la estrategia de comunicación del gobierno se dirigió a la población para advertirle de los riesgos que representa una fuga de combustible como la que se presentó en Tlahuelilpan, Hidalgo. Fue hasta ayer cuando a través  medios electrónicos el gobierno federal estuvo advirtiendo sobre esos riesgos. Pasaron más de quince días para que gobierno federal se diera cuenta que también había que informar del peligro de acercarse a un ducto descontrolado. Tuvo que haber una tragedia para diseñar los spots que ahora se transmiten a través de la radio y la televisión.

El Presidente tiene que entender que no basta con la conferencia de prensa mañanera para que la población capte un buen propósito de su gobierno. Para que los pobladores de los lugares en donde se da el robo de gasolinas puedan colaborar en ese tipo de cruzadas. La centralización tanto en la administración pública como en la privada hace mucho que fue superada.

López Obrador tiene que entender que cuando no se establece una estrategia global que abarque todos los escenarios, el único que saldrá perdiendo es el pueblo bueno, como sucedió con los más de 90 muertos en una tragedia que pudo haberse evitado.

***
De nada servirá la Guardia Nacional si asume actitudes pasivas como las que asumió el ejército el viernes pasado en la zona del desastre. Una cosa es reprimir y otra es disuadir, sino se quiere reprimir entonces que se establezca un plan de disuasión para estos casos, ¿no creen ustedes?…Guillermo Pacheco Pulido, priista de la vieja guardia será el gobernador que convoque a nuevas elecciones en el Estado de Puebla…Carlos Martín Bringas de la familia Bringas dueños del 60 por ciento de las acciones del Grupo Soriana quien apareció muerto el viernes pasado en su vehículo estuvo muy activo en las redes sociales durante la etapa previa a las elecciones de julio del 2018. El empresario que no era el más importante en la estructura de la familia no se cansó de subir videos en donde lanzaba criticas muy severas en contra del entonces candidato de Morena a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador.

circuitocerrado@hotmail.com