Destituyen al juez que sentenció a 6 meses de cárcel a exestudiante de Stanford por abuso sexual

June 8, 2018 - por

Destituyen al juez que sentenció a 6 meses de cárcel a exestudiante de Stanford por abuso sexual

Aaron Persky, el juez de California destituido.

ondenó a Brock Turner sólo  a seis meses de cárcel (de los que solo cumplió tres) por la violación de una joven inconsciente, castigo que fue duramente criticado al considerar que el magistrado Aaron Persky había sido benévolo con él por ser blanco y atleta de una prestigiosa universidad. Por primera vez en 86 años un juez es retirado de su cargo en California.

________________________________________________________________________________

LOS ÁNGELES

California destituyó este martes al juez Aaron Persky, quien llevaba 15 años en su cargo y fue fuertemente criticado por haber impuesto una sentencia considerada demasiado leve a Brock Turner, un exestudiante de la Universidad de Stanford que fue hallado culpable de abuso sexual de una joven en estado de intoxicación.

En la primera vez en 86 años que un juez es retirado de su cargo en California, Persky, juez del condado de Santa Clara, fue destituido por decisión del concejo del condado.

Los cargos por los que fue acusado Brock Turner (tres delitos graves por intento de violación, penetración de una persona intoxicada y penetración de una persona inconsciente) podrían haberle supuesto hasta 14 años en prisión, pero el magistrado Persky consideró que una pena larga podría tener un “impacto severo” en el joven, así que lo condenó a seis meses de cárcel –de los que solo cumplió tres– y tres años de libertad condicional. El exatleta también fue obligado a registrarse en la lista de delincuentes sexuales por el resto de su vida.

El caso alcanzó relevancia nacional pues este castigo causó indignación en la comunidad y numerosos activistas y organizaciones mostraron su preocupación porque consideraron que esta sentencia tan leve se debía al hecho de que Turner es “un hombre blanco y atleta estrella de una prestigiosa universidad”.

Turner, originario de Ohio, era un alumno de la universidad californiana y un condecorado miembro del equipo de natación, cuando fue acusado de agredir a la joven detrás de un basurero en el campus de la institución en enero de 2015.

La víctima, quien optó por guardar el anonimato y utilizó el alias ‘Emily Doe’, se encontraba inconsciente cuando fue agredida por Turner y fue auxiliada por dos jóvenes que pasaban por la zona y detuvieron el ataque.

Durante el juicio contra Turner, la joven presentó una emotiva carta en la cual detalló las secuelas que sufrieron ella, sus amigos y su familia a raíz del incidente. Su declaración fue replicada en los medios nacionales y las redes sociales, lo cual atrajo más atención al juicio. En su declaración leída en el tribunal, se dirigió a Turner y le expresó: “Me quitaste mi autoestima, mi privacidad, mi energía, mi tiempo, mi intimidad, mi confianza, mi propia voz, hasta hoy”.

El caso también generó indignación pues el padre del joven, Dan Turner, dijo durante el juicio que si su hijo recibía una condena larga estaría pagando “un precio muy alto por 20 minutos de acción”.

Pocos días después, Michele Dauber, profesora de Derecho de la Universidad de Stanford, lanzó una campaña para destituir al juez Persky. Para Dauber lo que el magistrado estaba haciendo era ver al acusado como un “niño bueno que cometió un error” en lugar de un “calculador, mentiroso y un depredador sexual que no se arrepentía de lo que hizo”.

Esta catedrática que lideró la iniciativa para la destitución del juez elogió la decisión: “el mensaje de este triunfo es que la violencia contra las mujeres puede ser usada como tema en unas elecciones.

Añadió que el asunto tendrá repercusiones políticas a nivel nacional en el contexto del movimiento a favor de los derechos de las mujeres y en contra de la violencia sexual encabezado por el hashtag #MeToo.

“Este es un momento histórico. Las mujeres están defendiendo sus derechos y a nivel nacional hay un proceso de reflexión”, dijo Dauber.

Persky se negó a hacer declaraciones el martes. En otras ocasiones ha dicho que no puede hablar del caso porque Turner ha apelado su fallo de culpabilidad, pero en una entrevista con la agencia AP el mes pasado, dijo que no se arrepiente de su decisión y que le sorprende la intensidad de la reacción adversa. “Me imaginé que habría alguna reacción negativa, pero no tanto”, declaró.

El magistrado señaló que cuando emitió su sentencia se estaba basando en las directrices redactadas para ese tipo de casos, debido a una serie de factores como la edad de Turner, el hecho de que nunca antes había sido acusado y el que tanto Turner como la víctima estaban ebrios en el momento.