Destruye un incendio 500 hectáreas de bosques en Veracruz

March 12, 2019 - por

Destruye un incendio 500 hectáreas de bosques en Veracruz

Ayer por la mañana se inició un incendio en la reserva natural de San Juan del Monte, Veracruz, que al cierre de esta edición había consumido unas 500 hectáreas. Foto Sergio Hernández Vega

 Xalapa, Ver. 
Un incendio forestal que comenzó cerca de las siete de la mañana de ayer en el ejido Toxtlacoaya, municipio de Las Vigas, y en la reserva natural San Juan del Monte, contigua al Parque Nacional Cofre de Perote, ha destruido por lo menos 500 hectáreas de bosques y obligó a desalojar a 2 mil habitantes, informó la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

El área afectada se encuentra en la zona montañosa central de Veracruz. Las comunidades evacuadas son Hojas Anchas, El Cascajo, Cruz de Rama, La Lobera, Úrsulo Galván y San Juan del Monte, cuyos pobladores se resguardaron en el salón social de Las Vigas mientras las autoridades evaluaban la posibilidad de que volvieran a sus viviendas.

En un recorrido por la zona siniestrada, Enrique Trujillo, biólogo de la Secretaría de Medio Ambiente estatal (Sedema) con experiencia en combate a incendios, informó que de 584 hectáreas de una reserva destinada a fines educativos habrían resultado afectadas al menos 50 por ciento.

Explicó que pese al trabajo del Ejército Mexicano, Protección Civil, la Comisión Nacional Forestal (Conafor), la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), los cuerpos de bomberos de Perote, Xalapa y Altotonga, que sumaban 282 brigadistas, no ha sido posible controlar el fuego.

Señaló que el fuego se ha propagado debido a la presencia de vientos fuertes, alta densidad de material combustible (la última poda preventiva se hizo hace cuatro años) y las condiciones del terreno (hay pendientes de 35 a 49 grados).

En el recorrido se observaron pinos y pastizales carbonizados, humaredas y focos de llamas. Trujillo explicó que el incendio alcanzó la copa de los árboles, lo que facilitó su propagación.

Para evitar que los incendios alcancen esta intensidad es conveniente realizar podas preventivas, pero en San Juan del Monte la más recientes se realizó hace cuatro años, y solo en 150 hectáreas de las 584 que integran la reserva. Hubo un mal manejo del área por parte de gobiernos pasados, que no consideraron dar mantenimiento a la zona, aseguró.

Otra señal del mal manejo de la reserva, explicó el biólogo, es que hay árboles juntos. Eso hace que las copas estén en contacto unas con otras y en caso de incendio el fuego avance con mayor rapidez.

En la carretera que va de Las Vigas a la reserva natural, los cuerpos de auxilio improvisaron una mesa de coordinación que dirigía los trabajos de las brigadas del Ejército Mexicano, bomberos de Xalapa, Perote y Altotonga, elementos de protección civil, Conafor, Conanp y voluntarios.

El comandante del cuerpo de bomberos de Perote, Fernando Herrera, coincidió con Trujillo en que las tareas para mitigar el incendio se han complicado por las condiciones climáticas: El viento no nos favorece; al contrario, favorece la propagación más rápida del fuego y nos impide acercarnos.

Para Herrera, esta conflagración tiene las dimensiones de la ocurrida en 1998, que costó la vida a cuatro personas, dos brigadistas voluntarios y dos elementos del Ejército.

Ayer, cuando los trabajadores cavaban brechas cortafuego, la dirección en el viento cambió y las llamas alcanzaron una ambulancia del ayuntamiento de Las Vigas, estacionada cerca. Los brigadistas lograron salir a tiempo.

El jefe de bomberos mencionó que sólo hemos podido abrir brechas y aplicado retardantes para tratar de controlar el incendio; hasta ahora no hemos podido usar agua.

Los trabajos continuaron hasta las siete de la noche y, por seguridad, los integrantes de las cuadrillas se retiraron para continuar a las seis de la mañana de este martes.

Luis Enrique Ramírez García, guardaparque de la Conanp, indicó que el incendio se encuentra a 10 kilómetros del Parque Nacional Cofre de Perote y no hay riesgo de que el fuego llegue hasta él; sin embargo, prefieren no confiarse.

La reserva natural San Juan del Monte es esencial para la captación de agua y la recarga de los mantos acuíferos que nutren la parte alta de cuenca de La Antigua.

En la región abundan variedades de pino y es hábitat de coyotes, gatos monteses y víboras de cascabel, entre otras especies.