La Educación

Al Servicio del Pueblo Latino de California

Traductor:

English Español Português 简体中文 日本語 Русский Français Deutsch

Disminuye en 70% el número de casos nuevos de COVID-19 en el Condado de Los Angeles

February 10, 2021 - por

Disminuye en 70% el número de casos nuevos de COVID-19 en el Condado de Los Angeles

Situación del COVID-19 en California.

Hasta el 5 de febrero, el número medio de nuevos casos de  COVID-19 fue de alrededor de 4.500 al día. Esto significa una disminución del 70% con respecto al pico experimentado a principios de enero, cuando hubo un promedio de más de 15.000 casos por día, reportó el Departamento de Salud Pública del Condado de Los Angeles.

La dependencia confirmó 141 nuevas muertes y 3.434 nuevos casos de COVID-19.  Hasta la fecha identificó 1.155.309 casos positivos y un total de 18.500 muertes.

Hay 3.973 personas con COVID-19 hospitalizadas actualmente y el 29% de estas personas están en unidades de cuidados intensivos. Los resultados de las pruebas están disponibles para más de 5.634.000 personas de las cuales el 19% dan positivo. La tasa de positividad de la prueba diaria de hoy es del 7,1%.

Salud Pública indicó que aunque los casos pueden estar disminuyendo, sigue habiendo “una brecha alarmante” entre los residentes latinos/latinos y otros grupos.

Para los residentes latinos, la tasa diaria de nuevos casos fue de más de 2.300 por cada 100.000 personas el 11 de enero.  Desde entonces, la tasa bajó a 856 nuevos casos por cada 100.000 personas, pero sigue siendo más del doble que la de los residentes afroamericanos que tienen la segunda tasa de casos más alta de 400 nuevos casos por cada 100.000 por día. Los residentes asiáticos tienen una tasa de casos de 319 por cada 100.000 personas y los residentes blancos tienen una tasa de casos de 318 por cada 100.000 personas.

Cuando la oleada comenzó a principios de noviembre, el número promedio de residentes latinos que falleció cada día fue de 3,4 muertes por cada 100.000 personas y luego aumentó considerablemente a 48 muertes por cada 100.000 personas el 16 de enero; un aumento superior al 1.000%.

Dos semanas más tarde, la tasa de mortalidad entre los residentes latinos ha disminuido a 33 muertes por cada 100.000 personas, pero sigue siendo más del doble que otros grupos.

Desde mediados de enero, la tasa de mortalidad entre los residentes afroamericanos disminuyó de casi 23 muertes por cada 100.000 personas a 14 muertes por cada 100.000 personas. Las muertes entre residentes asiáticos han disminuido desde el pico, de 19 muertes por cada 100.000 personas a 8 muertes por cada 100.000 personas.

La tasa actual de mortalidad entre los residentes blancos es también de 8 muertes por cada 100.000 personas desde el pico de unas 16 muertes por cada 100.000 personas.

Mientras que las tasas están disminuyendo para todos los grupos, los residentes blancos y asiáticos han visto un declive más significativo que el experimentado por los residentes afroamericanos y latinos.

La tasa de mortalidad de los residentes latinos ha disminuido 31% y 39% para los residentes afroamericanos desde el pico.  En el caso de los residentes asiáticos, la tasa de mortalidad ha disminuido un 58% y para los residentes blancos esta tasa ha disminuido en un 50%.

Salud Pública dijo que sigue habiendo una alta tasa de mortalidad entre las personas que viven en zonas con los niveles más altos de pobreza.

VACUNAS

La dependencia continúa trabajando en estrategias que mejoran el acceso a las vacunas para las personas mayores con movilidad limitada y que necesitan asistencia para asegurar citas. El departamento está organizando equipos móviles para llevar las vacunas directamente a las personas mayores que viven en desarrollos de vivienda o accediendo a centros de personas de la tercera edad en las comunidades más afectadas.

Los trabajadores de salud  de las comunidades altamente afectadas proporcionan  información a los residentes sobre cómo vacunarse y disipar mitos y desinformación sobre la vacuna.

Además, el Condado está trabajando para apoyar los sitios de vacunación de vecindario y ha colocado a 60 voluntarios de varias universidades en sitios para proporcionar asistencia con la entrada de datos, apoyo en cadena de frío y vacunadores clínicos con licencia.

El estado anunció que en las próximas semanas que el esfuerzo de vacunación en todo el estado será coordinado por un administrador externo, Blue Shield of California.

Actualmente, las vacunas están abiertas a los trabajadores sanitarios, el personal y los residentes en centros de atención a largo plazo, y a las personas de 65 años o más.

La priorización de los grupos a vacunar ocurre a nivel federal, y luego estas recomendaciones se revisan y finalizan a nivel estatal.  Se pide a los condados que implementen la organización en niveles priorizada del estado.

El 25 de enero, el gobernador Newsom anunció que otros tres trabajadores de primera línea deberían ser vacunados como parte de la Fase 1B Tier 1: Trabajadores de Educación y Cuidado Infantil, trabajadores de Alimentos y Agricultura y trabajadores de servicios de emergencia.

Indicó que con un suministro de vacunas muy limitado y una incertidumbre sobre el momento adecuado para aumentar la producción, se está elaborando un plan realista y cuidadosamente elaborado para ampliar la disponibilidad de vacunación a estos sectores adicionales. Se planea iniciar las vacunas para los trabajadores de estos sectores en 2 a 3 semanas.

Salud Pública estima que más de 547.000 personas trabajan en el sector de la Alimentación y la Agricultura y serán elegibles para la vacuna, 668.000 personas en el sector de la guardería y la educación y 154.000 fuerzas del orden y servicios de emergencia.

Hizo saber que espera recibir, en promedio, 200.000 dosis a la semana, de las cuales 100 mil se usarán para segundas dosis y el resto se distribuirá entre los 2,4 millones de personas restantes que serán elegibles para ser vacunadas.  Así que por ahora, tomará tiempo llegar a todos.

Mayor información se puede obtener en esta dirección: www.publichealth.lacounty.gov.