EE.UU. recuerda el natalicio de Martin Luther King Jr.

January 21, 2019 - por

EE.UU. recuerda el natalicio de Martin Luther King Jr.

El Monumento a Martin Luther King Jr. es visto el lunes 21 de enero de 2019 en el Día de MLK y el Monumento a Washington es visto al costado.

Estados Unidos conmemora este lunes el Día de Martin Luther King Jr., el hombre que encabezó el movimiento de derechos civiles. King nació el 15 de enero de 1929 en Atlanta, Georgia, y fue asesinado el 4 de abril de 1968.

El presidente Donald Trump y el vicepresidente Mike Pence colocaron ofrendas florales en el monumento a King en Washington, D.C., pero no hubo parte oratoria.

El presidente Donald Trump, (derecha) y el vicepresident Mike Pence, (izquierda) visitan el Monumento a Martin Luther King Jr. el lunes, 21 de enero de 2019.
El presidente Donald Trump, (derecha) y el vicepresident Mike Pence, (izquierda) visitan el Monumento a Martin Luther King Jr. el lunes, 21 de enero de 2019.

Martin Luther King Jr. era hijo de Martin Luther King Sr., un prominente predicador y líder de los derechos civiles, y Alberta King, una exmaestra de escuela. King dijo que por primera vez se hizo consciente del racismo a los 6 años, cuando el padre de un amigo blanco no permitía que su hijo jugara con él.

King se destacó a mediados de la década de 1950 cuando era un joven predicador, dirigió la exitosa campaña para desegregar los autobuses públicos en Montgomery, Alabama, lo que obligó a la ciudad a poner fin a su práctica de segregar a los pasajeros negros. Organizó protestas durante los años 50 y 60 contra la segregación del Sur en la lucha por la igualdad de los negros y el derecho al voto.

El discurso más famoso de King “Tengo un sueño” lo pronunció el 28 de agosto de 1963 ante 250.000 personas que marcharon al Monumento a Lincoln en Washington. D.C.

“Tengo un sueño que mis cuatro pequeños hijos vivirán un día en un nación donde no serán juzgados por el color de su piel sino por el contenido de su carácter”.

El movimiento por los derechos civiles llegó a un momento máximo en 1964, cuando el presidente Lyndon Johnson firmó la Ley de derechos civiles que prohíbe la segregación racial en lugares públicos y King ganó el Premio Nobel de la Paz.