El distrito escolar angelino fortalece la educación especial que se imparte a 70 mil estudiantes discapacitados

February 20, 2020 - por

El distrito escolar angelino fortalece la educación especial que se imparte a 70 mil estudiantes discapacitados

Imagen ilustrativa.

NORTHRIDGE

El distrito escolar angelino fortalece la educación especial que se imparte a más de 70 mil alumnos al través del Programa de Educación Individualizado (IEP, por sus siglas en inglés).

Estos servicios apoyan a estudiantes con discapacidades de aprendizaje,  del habla o del lenguaje, y problemas de salud o emocionales.

El tema lo abordaron durante una reunión, el  Superintendente del distrito escolar, Austin Beutner, el doctor Shari Tarver Behring, decano del Michael D. Eisner College of Education de la Universidad Estatal de California, Northridge, la directora estatal de Educación Especial de California, Kristin Wright, y otras personalidades.

Este grupo de trabajo proporcionará recomendaciones que podrían ayudar a enriquecer la política de educación especial a nivel estatal.

LAUSD, siglas del distrito escolar, informó que ha participado durante el último año en el Proyecto de Práctica Inclusiva de Apoyo al Departamento de Educación de California, que respalda a los distritos de California en el aumento del acceso y los resultados para los estudiantes con discapacidades.

Gran parte de la discusiónse centró en el trabajo que se realiza para incluir a los estudiantes con IEP en las aulas con sus compañeros de educación general. Las lecciones aprendidas del trabajo sobre prácticas inclusivas en casi 100 escuelas angelinas se compartirán con educadores en todas las escuelas.

De 1993 a 2019, el programa de educación especial de LAUSD fue supervisado por un monitor designado por la Corte. En diciembre de 2019, el tribunal reconoció el progreso del distrito escolar en la prestación de servicios de educación especial consistente y de alta calidad y puso fin a su supervisión del programa.

“Aunque seguimos comprometidos con el más alto nivel de cumplimiento, el siguiente capítulo de nuestro trabajo en apoyo de los estudiantes con discapacidades será guiado por familias y educadores, no por abogados”, dijo el Superintendente de LAUSD, Austin Beutner.  “El trabajo en las escuelas tiene que ser nuestro enfoque”.

Dijo:

“Esta es una oportunidad para mejorar los resultados educativos y los resultados postsecundarios para nuestros estudiantes proporcionando un IEP centrado en el estudiante que se basa en la fuerza y se construye en colaboración con los padres, educadores y proveedores de apoyo”.

El evento también contó con una mesa redonda entre educadores que han mplementado prácticas inclusivas en sus escuelas.

“Tenemos altas expectativas y metas para nuestros estudiantes de educación especial, y un aula inclusiva nos brinda más oportunidades para apoyarlos”, dijo Leo Gonzalez, director de South Gate High School, que implementó un programa de inclusión al principio del año escolar.

Aseguró que es crucial el desarrollo profesional para los profesores. Necesitan tiempo -agregó- para colaborar en evaluaciones y planificar lecciones que ayuden a nuestros estudiantes a tener éxito en el futuro”.

La maestra de educación especial, Dawn Little, quien está emparejada con un maestro de educación general en la Escuela Primaria Lassen en North Hills, dijo que las prácticas de inclusión en su aula de jardín de infantes ayudan a los estudiantes a desarrollar habilidades sociales, junto con matemáticas y lectura.

“Los estudiantes con necesidades especiales están aprendiendo a jugar con otros estudiantes, a levantar la mano y hacer preguntas”, dijo Little.

Y agregó:

“Sus compañeros de educación general aprenden a colaborar y a ayudarse mutuamente. Se dan cuenta de que todos aprendemos de diferentes maneras, pero todos estamos aprendiendo juntos”.