El distrito escolar difunde una Guía de Recursos para Familias a fin de prepararse sobre una posible huelga de maestros, pero con información limitada y tendenciosa

October 17, 2018 - por

El distrito escolar difunde una Guía de Recursos para Familias a fin de prepararse sobre una posible huelga de maestros, pero con información limitada y tendenciosa

En la manifestación de más de 10 mil maestros en el Grand Park del centro angelino, el pasado 29 de mayo, donde los maestros corearon: “¡Huelga!”, ¨¡Huelga”, ¡¡”Huelga!”.

El distrito escolar angelino ya asume que la posibilidad de una huelga de maestros es inminente. Así lo plasma en la Guía de Recursos para las Familias que dio a conocer en donde indica –en inglés y español- a niños y padres lo que deberían hacer ante una ausencia de maestros en las aulas.

El diario Los Angeles Times afirmó ayer que “una huelga de maestros parece cada vez más probable”. Hace la afirmación al considerar las posiciones irreductibles de autoridades educativas y maestros.

Sería la tercera huelga en la historia del distrito escolar. La primera fue en 1970 y la segunda en 1989.

El sindicato magisterial tiene una amplia base de apoyo social. Las muestras solidarias provienen de la Asociación Nacional de Educadores (NEA, siglas en inglés), que cuenta con más de tres millones de miembros, de la Federación Americana de Maestros (AFT), que supera el millón y medio de miembros, de la Asociación de Maestros de California (CTA), con casi 400 mil afiliados, de la Federación de Maestros de California (CFE), con más de 50 mil agremiados, la Federación de Trabajadores del Condado de Los Angeles con más de 800 mil miembros, con padres, estudiantes y miembros de la comunidad.

A decir de dirigentes del Sindicato de Maestros de Los Angeles, (UTLA, siglas en inglés), en esa guía, las autoridades escolares no expresan en toda su extensión y profundidad sus exigencias que los motivan a asumir la huelga en caso de ser necesario.

En dicho documento, el distrito escolar (LAUSD, siglas en inglés), destaca que “ama a los maestros” y que se propone un “contrato justo” y que “pone a los niños y sus familias primero”. Esto, precisan maestros entrevistados, sólo es semántico y de retórica falsa, porque la mayor parte de las demandas de UTLA están relacionadas, precisamente, con mejoras en la educación y los servicios a estudiantes, y que han sido totalmente soslayadas durante las negociaciones.

La organización de profesores indicó que en las 19 sesiones de negociación durante 17 meses, el distrito escolar “dio muy pocas propuestas o contrapropuestas”. Indica que más de dos docenas de exigencias no costarían al distrito.

Ante la falta de acuerdo, el 27 de septiembre pasado intervino en el conflicto el Consejo de Relaciones de Empleados del Sector Público de California (PERB por sus siglas en inglés) y comenzó a arbitrar estas negociaciones de contrato a fin de encontrar una resolución y prevenir una interrupción  de labores.

Sin embargo, en las últimas tres sesiones de mediación tampoco hay visos de arreglo. Ahora ya se fueron a la última fase del proceso denominada Facts Finding, en la que habrán de hacer una última propuesta y en caso de no convenir queda despejado el camino de una huelga.

La Educación ha entrevistado a padres, madres y abuelos de estudiantes y rechazan la huelga, pero indican que a fin de impedirla han decidido apoyar al sindicato magisterial para que se cumplan sus demandas al distrito escolar.

MENTIRAS DE LAUSD

UTLA recalca que el alza salarial que pide – del 6.5%- no es lo fundamental, como lo trata de hacer creer LAUSD.

Incluso, agrega, en ese tema, el distrito escolar también miente.

En esa guía, el distrito escolar se pregunta: ¿Por qué no puede el Distrito Escolar Unificado de Los Angeles ofrecer más altos salarios a los maestros?

Y responde:

“En junio de 2018, la Junta Escolar de (LAUSD)  aprobó un incremento del 6% al salario para todos los empleados, incluyendo a los  maestros. Además, los maestros recibieron un incremento al salario del 10%, en incrementos, para los años 2014-17. Esto sería un incremento del 16% desde el 2014. El Distrito Unificado de L.A. ofrece salarios competitivos para los maestros comparado con otros distritos grandes en el Estado de California, y aunque nos gustaría ofrecerles más a los maestros, debemos operar dentro de nuestras responsabilidades financieras”.

En estricto rigor, afirma el vicepresidente de UTLA, Juan Ramírez, el alza salarial ofrecida por el distrito escolar es del tres por ciento de manera automática y el resto dependerá de lo que ocurra con el presupuesto y condicionado a que los maestros desempeñen más trabajo.

“Ese nos un aumento”, sentenció.

“La propuesta de Beutner intenta comprarnos con un modesto aumento salarial “, declaró el líder de UTLA, Alex Caputo-Pearl.

UTLA pide 6.5% de incremento salarial ya que desde hace tres años los maestros tienen el mismo ingreso.

Además, Beutner quiere que los maestros trabajen más años para recibir los beneficios del retiro.

EXIGENCIAS DE UTLA

En la guía, el distrito escolar no menciona las exigencias de UTLA y la respuesta que le han dado, a saber:
*Más personal especializado. Con una proporción de 945 estudiantes por un consejero y una enfermera por cada 1,224 estudiantes, LAUSD se niega a agregar más enfermeras escolares, consejeros, trabajadores sociales, bibliotecarios y otro personal; rechaza un mayor aporte del educador en los planes de seguridad escolar.

*Financiamiento escolar. LAUSD no dio ninguna propuesta para abordar problemas de financiación. California es el estado más rico de la nación, pero ocupa el puesto 43 de 50 en fondos por alumno, poco más de 10 mil dólares anuales, cuando es la quinta potencia económica mundial.

*Apoyo a las Escuelas Comunitarias. LAUSD no dio ninguna propuesta para financiar las Escuelas de la Comunidad que satisfacen las necesidades de la comunidad circundante, incluidos los servicios integrales, el plan de estudios ampliado y el compromiso de los padres.

*Menos pruebas y más enseñanza. LAUSD no dio ninguna propuesta para tratar el exceso de información. Los estudiantes están siendo sobreestimados. Sus maestros deberían tener más discreción sobre qué y cuándo se otorgan evaluaciones estandarizadas.

*Terminar con el drenaje de la privatización. LAUSD no dio ninguna propuesta para medidas razonables de rendición de cuentas y co-ubicación de chárter. LAUSD se niega a hacer frente a los $ 590 millones perdidos por la expansión sin control de las escuelas autónomas cada año.

*El tamaño de clases. LAUSD no dio ninguna propuesta, pese a que  tiene uno de los tamaños más altos en la nación. Se  rehúsa a eliminar la sección 1.5 del contrato, que permite que el distrito ignore los topes de tamaño de clase.

Sobre este último punto, el vicepresidente Ramírez dijo que en un reporte, el superintendente afirma que puede haber hasta 50 alumnos en un salón.

SI HAY FONDOS PARA ATENDER DEMANDAS

El distrito escolar reitera que carece de dinero para cubrir las demandas de los maestros. Miente, insiste UTLA ya que posee una reserva de mil 800 millones de dólares.

UTLA ha exigido al superintendente Beutner  que acredite que realmente el distrito escolar carece de fondos para hacer frente a las demandas magisteriales. Le ha pedido que muestre la situación financiera, pero no ha respondido.

UTLA ha solicitado auditar los libros de LAUSD a fin de extraer transparencia y responsabilidad para revisar genuinamente los documentos financieros en apoyo a estudiantes y reinvertir en las escuelas públicas.

“”El distrito continúa negándose a proporcionar información financiera clave, incluida la retención de información sobre donaciones y consultores”, señala UTLA.

Esta negativa del distrito a proporcionar información ha obligado a UTLA a presentar cargos por prácticas laborales injustas ante el estado.