El distrito escolar ha repartido 13 millones de comidas a estudiantes, sus familias y a la comunidad. “La necesidad sigue creciendo”, dice el Superintendente Beutner

April 27, 2020 - por

El distrito escolar ha repartido 13 millones de comidas a estudiantes, sus familias y a la comunidad. “La necesidad sigue creciendo”, dice el Superintendente Beutner

El Superintendente Austin Beutner en un centro distribuidor de alimentos en San Fernando. Foto: LAUSD.  

A 25 días del cierre de las escuelas, el distrito escolar ha repartido ya 13 millones de comidas a estudiantes, sus familiares y a quien lo solicite. “La necesidad es grande y sigue creciendo”, afirmó el Superintendente Austin Beutner.

En una semana, dijo, se incrementaron  en tres millones las raciones alimenticias. “Es el mayor esfuerzo de socorro del país”, expresó.
En su mensaje de inicio de semana, hizo saber, asimismo, que los alumnos de secundaria están casi al cien por ciento conectados a internet y en los de primaria ya llegan al 71 por ciento los que ya tienen dispositivos. El propósito es abarcar a todos.

Asimismo, agregó, un 85 por ciento de los maestros han terminado 10 horas de formación requeridas en los conceptos básicos. También, más de la mitad de ellos se han inscrito para 30 horas adicionales de entrenamiento.

“Esta capacitación adicional, denominada Futre Ready, ayudará a los maestros a dominar las herramientas y tecnologías de aprendizaje más utilizadas, aprender y compartir buenas prácticas de enseñanza en línea, prepararse para implementar estas prácticas y encontrar maneras de aumentar la participación de los estudiantes”, expresó.

El Superintendente de LAUSD, siglas del Distrito Escolar Unificado de Los Angeles, recordó que el 13 de marzo fueron cerradas las escuelas para impedir que el coronavirus se propagara en las comunidades a las que sirven, lo cual ha funcionado. Dijo que no se quiere revertir eso en un regreso apresurado a las escuelas.

“La reapertura de las escuelas será un proceso gradual con un horario y un día escolar que pueden ser diferentes. Pero antes de que eso pueda suceder, las autoridades de salud tienen que resolver algunos problemas muy reales para el regreso seguro de nuestra comunidad escolar”, planteó.

Se refirió a las pruebas -para determinar que los niños están exentos del virus- que deberán hacerse a  los casi 700 mil estudiantes que viven en otro par de millones de personas. Y se preguntó: “¿ Las pruebas estarán disponibles para todas estas personas y quien pagará por ellas? Este es el tipo de desafío que se avecina. Un sistema robusto de pruebas y rastreo de contactos tendrá que estar en su lugar antes de que comience cualquier charla seria sobre la reapertura de escuelas. Seguiremos en estrecha coordinación con las autoridades estatales y locales ya que nos proporcionan más orientación”, dijo.
Beutner aseguró que debido a este periodo de emergencia, el distrito escolar ha incurrido en un gasto de 200 millones de dólares, de los cuales una parte se destinan al pago de las millones de comidas. Por ello, buscan recuperar esos recursos en gestiones ante los gobiernos local, estatal y federal.

También, el fondo para apoyar ese esfuerzo y ayudar a los necesitados ya ha reunido más de siete millones de dólares. Diversas empresas e individuos han hecho donaciones como Tony Pritzker y Chuck Lorre, de 250 mil dólares, el presidente de NBC Universal, Jeff Shell, aportó una parte de su salario.  Lorre  ofreció otro cuarto de millón de dólares.

Con 20 dólares a la semana se proporcionan almuerzos semanales a un niño, dijo. Los interesados en contribuir pueden hacerlo en la siguiente dirección electrónica: lastudentsmostinneed.org.

Pidió a agricultores y proveedores de leche, huevos, productos y carne que se pongan en contacto con el distrito escolar a: lausd.net.

Beutner también dijo que este tiempo también se aprovecha para hacer reparaciones y las mejoras necesarias a las escuelas para que se encuentren en óptimo estado cuando sea el retorno a clases. En estas tareas son empleadas 300 personas.

A los estudiantes que vieron su mensaje por televisión o en redes sociales, Beutner les regaló una lección rápida en animación de Chris Meledandri.