El distrito escolar implementa el más avanzado modelo de prevención del coronavirus del país, revela el Superintendente Austin Beutner

September 14, 2020 - por

El distrito escolar implementa el más avanzado modelo de prevención del coronavirus del país, revela el Superintendente Austin Beutner

Austin Beutner, Superintendente del Distrito Escolar Unificado de Los Angeles, en un plantel de San Fernando. Foto: LAUSD.

El distrito escolar angelino implementa un modelo de prevención del COVID-19 más avanzado del país e incluye a miembros de la comunidad escolar, sus familiares y a vecindarios. Incluso, proyecta practicar pruebas diarias a 40 mil personas para determinar si son portadores o no del microorganismo. Esto impactará en la vida de millones de personas.

El Superintendente Austin Beutner hizo el anuncio. Y además, dijo que de momento no es posible volver a las clases presenciales ya que el área de Los Angeles está en la categoría de mayor riesgo del estado o riego generalizado.

“Seamos claros, no es cuestión de deseo, todos queremos que los estudiantes vuelvan a las aulas, pero la decisión debe basarse en la ciencia y tiene que ser la correcta”, dijo.

Señaló que no hay ningún premio por llevar a los estudiantes de vuelta demasiado pronto ya que esa precipitación puede conducir a más casos del virus en la escuela, la comunidad, entre estudiantes, sus familias y el personal.

Beutner aseguró que las escuelas tienen alrededor de 75 mil personas que atienden a 700 mil alumnos. En un día, los alumnos están hasta en 70 mil clases diferentes. “ Lo que hacemos tiene consecuencias reales e impactará en la vida de millones d epersonas”.

En su mensaje semanal, el funcionario explicó que el plan de regreso a clases tiene tres partes fundamentales:

1.- Prácticas de salud de última generación en las escuelas

2.- Pruebas COVID-19 para estudiantes, personal y familiares

3.- Capacidad de notificar y aislar a cualquier miembro de la comunidad escolar que pueda haber estado en contacto con el virus.

LAS PRÁCTICAS DE SALUD ESTÁN EN SU LUGAR

Las aulas y las instalaciones se limpian electrostáticamente de arriba a abajo, los sistemas de filtración de aire se han actualizado con el equivalente de membranas N-95, se proporciona equipo de protección personal a todas las personas en un campus y las aulas y las instalaciones se han reconfigurado para mantener a todos en una escuela un segura distancia. Cuando los estudiantes regresen a las escuelas, se les mantendrá en pequeñas grupos para reducir el riesgo de propagación del virus. A medida que sean aprendidas otras maneras de mejorar estas prácticas de salud, serán incorporadas lo más rápido posible.

LAS PRUEBAS

El esfuerzo para detectar el virus en la comunidad escolar está en marcha. Con varios meses de planificación y preparación y unas semanas de pruebas en el personal que actualmente está trabajando en los sitios escolares, así como a sus hijos que participan en el cuidado de niños en las escuelas.

El jueves y el viernes pasado, el distrito escolar puso a prueba a más de 5.000 miembros del personal y a sus hijos.

Durante las próximas semanas, todo el personal y los estudiantes recibirán una prueba inicial de referencia. Después de esto, habrá pruebas periódicas basadas en el asesoramiento de epidemiólogos en Stanford, UCLA y la Universidad Johns Hopkins. Sus modelos tendrán en cuenta los resultados de pruebas previas, aprendizajes de las últimas investigaciones e información sobre los impactos en la salud de COVID-19 en las comunidades a las sirve el distrito.

También serán proporcionadas pruebas para los miembros del hogar de los estudiantes o el personal que dan positivo para el virus o aquellos que muestran síntomas. Esta prueba ayudará a identificar los casos del virus y reducir la propagación en la comunidad escolar.

Una vez que esté cerca el momento en que los estudiantes podrían regresar a las aulas, habrá una segunda ronda de pruebas de línea de base para todos.

A finales de la semana pasada, fueron realizadas pruebas a más de 2.500 personas cada día. Esta semana se duplicará ese número y en unas semanas esperamos se llegará hasta 20.000 personas cada día para recopilar información sobre la propagación de COVID19 en la comunidad escolar.

Los Angeles está detrás de la mayoría de las grandes ciudades en cuanto a la cantidad de pruebas que proporcionan. El esfuerzo del distrito ayudará a abordar la necesidad de más pruebas. Los acuerdos con los proveedores de pruebas  permiten aumentar el número de pruebas a 40.000 por día que se planea hacer cuando sea seguro y apropiado para que los estudiantes regresen al campus.

Una operación de esta escala tiene implicaciones más allá de las escuelas. Estarán siendo analizados individuos sintomáticos y asintomáticos. Es probable que la porción de aquellos que dan positivo en el programa proactivo será menor que otros esfuerzos de prueba que son más propensos a incluir a las personas que fueron a una prueba porque tienen síntomas para el virus.

Es probable que los datos generales del condado que combina todas las pruebas muestren una tasa de positividad general más baja en el futuro debido al esfuerzo de prueba del distrito escolar.

La tasa positiva inicial de las pruebas para las casi 5.400 personas el jueves y viernes pasados fue de aproximadamente .1%, ya que 5 personas dieron positivo por el virus. Se espera que  la tasa de pruebas positivas en la comunidad escolar aumente a medida que son incluidos  estudiantes y familias que no han tenido acceso a las pruebas, pero la tasa debe ser significativamente inferior al 3,5% reportado por el condado de Los Angeles la semana pasada.

Las pruebas en las escuelas serán para todos en la comunidad escolar, incluyendo muchas de los vecindarios que han carecido de acceso a las pruebas. También serán incluidos más niños.

La información de este programa, que se basa en una comunidad escolar, será de valor para los investigadores y responsables políticos a medida que desarrollen planes para combatir el virus y proporcionar apoyo adicional a las escuelas.

El distrito ha tomado muy en serio la responsabilidad de este programa. Ha reunido a un equipo de clase mundial de investigadores, epidemiólogos, virólogos y científicos de datos, empresas de atención de la salud líderes y hospitales que proporcionan cobertura y atención a los estudiantes, el personal y sus familias, laboratorios de pruebas de última generación y un gigante tecnológico para proporcionar las herramientas y tecnologías.

CONTACTO CON LOS QUE DAN POSITIVO AL VIRUS

El compromiso con todos en la comunidad escolar es compartir tanta información como se puedas mientras se protege la privacidad de cualquier persona que pueda dar positivo para el virus.

Toda la información sobre los resultados de las pruebas se mantendrá en una base de datos separada y segura y sólo se compartirá con los científicos, administradores y autoridades sanitarias adecuados.

Como muestra, la Tarjeta de Informe COVID-19 de la Escuela. El plan es contactar directamente a aquellos que dan positivo por el virus o pueden haber estado en contacto con la persona en su grupo escolar. También se informará a todos en una comunidad escolar sobre una ocurrencia en su escuela.

Un ejemplo específico: si alguien en un grupo de cuarto grado de 12 personas (1 maestro, 1 ayudante y 10 estudiantes) da positivo, todos los 12 serán contactados directamente. La persona que dio positivo será remitida a las autoridades sanitarias apropiadas para recibir atención médica. Las otras 11 personas serán notificadas que pueden haber estado en contacto, y les proporcionarán una prueba COVID-19 y se les dará instrucciones sobre cómo permanecer en casa para la cuarentena automática y cómo hacer un seguimiento con las autoridades de salud.

Todos los miembros de la comunidad escolar tendrán acceso a una tarjeta de informe actualizada que muestra que ha ocurrido un acontecimiento y en qué grupo ocurrió.

La información a nivel de vecindad y comunidad mostrará el estado de cada escuela local, así como información sobre la prevalencia de COVID-19 en el área.

En términos  generales,  será compartida la información sobre las pruebas que se proporcionan y detalles por geografía y otras agrupaciones, incluida la edad. Si bien la Tarjeta de Informe COVID-19 de la Escuela y los Paneles de Comunidad y Distrito son solo ejemplos, los datos reales se muestran para los resultados de las pruebas del 10 y 11 de septiembre.

Se trata de una tarea enorme y habrá desafíos en el camino. Puede haber problemas con la tecnología o en los laboratorios, los resultados de las pruebas pueden ser tardíos o inclusivos y tomará algún tiempo para ayudar a todos en la comunidad escolar a entender cómo funciona el programa.

Ningún otro distrito escolar del país ha hecho un esfuerzo como este. Si bien no tiene precedente, es necesario y apropiado, ya que se debe  hacer todo lo posible para proteger la salud y la seguridad de todos en la comunidad escolar.

¿CUANDO HABRA CLASES EN LAS ESCUELAS?

Beutner respondió a la pregunta que le hacen a menudo: ¿Cuándo volverán los estudiantes a la escuela?

La respuesta corta, tan pronto como sea seguro y apropiado para ellos hacerlo. Cambiar las pautas y las reglas no es algo a lo que podamos responder a diario.

Hace dos semanas, nuevas directrices dijeron que ciertos estudiantes podían estar de vuelta en grupos de 12, o alrededor del 50% de la capacidad en el aula, la semana pasada se cambió al 10% de la capacidad escolar.

Al mismo tiempo, una barbería en el mismo espacio de tamaño está limitada al 25% de su capacidad. La ciencia no ha cambiado en las últimas dos semanas y tampoco debería acercarnos.

Los Angeles es púrpura en el tablero del estado, la categoría de mayor riesgo, definida como la transmisión COVID-19 generalizada en el área.

Eso significa que no es apropiado que los estudiantes estén de vuelta en las aulas.

Esta semana, se iniciará la atención a los hijos de los trabajadores esenciales, aquellas personas que actualmente trabajan en las escuelas. Alrededor de 3.000 niños serán mantenidos en pequeños grupos de no más de 6 niños, junto con 2 adultos. Todos están siendo probados para detectar el virus antes de que vengan a la escuela.

También se iniciarán tutorías a los estudiantes que más lo necesitan. Son observadas las experiencias de otras comunidades donde los niños están regresando a los campus para saber qué funciona y qué no.

3 OBJETIVOS

Beutner dijo que hay tres objetivos, a veces contradictorios:

1.- Las necesidades de aprendizaje de los estudiantes.

2.- El apoyo a las familias trabajadoras.

3.-La seguridad de todos en la comunidad escolar.

“Continuaremos tratando de proporcionar la mejor educación posible mientras los estudiantes están en línea y lo mantendremos informado sobre los esfuerzos para traer a los estudiantes de vuelta a las escuelas de la manera más segura posible”, terminó diciendo.