El Gobierno Trump admite que un sexto menor inmigrante murió después de cruzar la frontera

May 24, 2019 - por

El Gobierno Trump admite que un sexto menor inmigrante murió después de cruzar la frontera

El Gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump admitió el pasado miércoles que una niña de 10 años de El Salvador falleció bajo la custodia del Departamento de Salud y Servicios Humanos el pasado mes de septiembre, lo que la convierte en la sexta persona menor de edad en morir durante los últimos meses después de cruzar a los Estados Unidos desde México.

La Oficina de Reasentamiento de Refugiados describió a la niña, cuyo nombre no se dio a conocer, como “médicamente frágil” y manifestó que murió de fiebre y dificultades respiratorias en un hospital de Omaha, en el estado de Nebraska.

Al conocerse la noticia surgieron protestas de los legisladores demócratas, que acusaron al Gobierno de Trump de esconder la muerte durante ocho meses. Otros cinco niños, todos provenientes de Guatemala, han muerto en custodia de Estados Unidos o poco después de haber sido liberados en los últimos meses. Antes del año pasado, ningún niño había muerto en custodia del personal de inmigración en más de una década.

Legisladora denuncia que la política de la administración Trump provocó intencionalmente las muertes de niños migrantes

H2 house homeland security mcaleenan migrant child deaths trump administration policy

El pasado miércoles, los legisladores del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes de Estados Unidos interrogaron al secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional, Kevin McAleenan, sobre las muertes de menores mientras se encontraban bajo custodia de las autoridades de inmigración. Estas fueron las palabras de la congresista demócrata recién electa Lauren Underwood.

Congresista Lauren Underwood: “A esta altura, con cinco niños fallecidos y 5.000 que fueron separados de sus familias, yo creo –y las pruebas son muy claras– que esto es intencional. Sí, es intencional. Se trata de una decisión política que toma la administración a propósito, y es una política cruel e inhumana. Gracias, señor presidente. Cedo la palabra”.

Kevin McAleenan, secretario interino de la DHS: “Esa es una acusación horrorosa, y nuestros hombres y mujeres trabajan duro todos los días para proteger a las personas que están bajo nuestra custodia”.

Después de ese intercambio, los republicanos del Comité de Seguridad Nacional realizaron una votación para amonestar a la congresista Underwood, borraron su declaración del registro y le prohibieron hablar durante el resto de la sesión.