El Halloween para un asustado Trump: cada vez más la realidad está en su contra y él respondiendo con ficción extrema

October 30, 2020 - por

El Halloween para un asustado Trump: cada vez más la realidad está en su contra y él respondiendo con ficción extrema

Emisión de votos en Hollywood. Foto Ap

Nueva York. 

Es Halloween (31 octubre) y estas elecciones son de susto, entre una votación adelantada a un volumen sin precedente, millones de ciudadanos comprando armas, un presidente delirando que ya venció a la pandemia y advirtiendo de amenazas inexistentes por una ultra izquierda y alertas de un gobierno extranjero a sus ciudadanos en Estados Unidos para tomar precauciones en este peligroso país en esta coyuntura electoral.

En Texas, un estado antes sólidamente republicano en elecciones presidenciales, ahora está en juego, con un voto adelantado de más de 9 millones que ya superó el total emitido en esa entidad hace cuatro años -la última vez que los demócratas conquistaron ese estado en una elección presidencial fue en 1976.

Otros estados claves están registrando fenómenos parecidos, asustando a republicanos ya que un incremento en participación electoral no es buena noticia para ellos en sí, sino que hay indicaciones de que el voto anticipado es anti Donald Trump. En total, casi 87 millones de votos anticipados ya han sido recibidos a cuatro días de la elección, cifra que representa más del 60 por ciento del voto total en las elecciones de 2016.

Más aún, en por lo menos tres estados claves en el mapa electoral, el elevado voto de los jóvenes está sorprendiendo a los expertos, otra noticia no muy buena para el presidente. Los activistas jóvenes de los grandes movimientos por la justicia racial, sobre el cambio climático y el control de las armas están participando ahora en el proceso electoral, muchos por primera vez. Y encuestas recientes registran que una amplia mayoría de este sector repudia a Trump y votará a favor de su contrincante demócrata Joe Biden en esta elección.

Biden realizó eventos en el medio-oeste, en Wisconsin estado que contribuyó a la sorpresa del triunfo de Trump hace cuatro años pero que según encuestas será recuperado por los demócratas este año, como también en Minnesota y Iowa.

En actos con sana distancia y todos con cubrebocas, el demócrata repitió su mensaje central de que esta contienda se trata de “el rescate del alma” de Estados Unidos y deploró el manejo de la pandemia por el presidente -en una región que registra brotes récord de nuevos contagios, como a nivel nacional.

Trump, también realiza actos sin precauciones y sin cubrebocas en los mismos estados y en Michigan -todos claves para su reelección- donde continúa con un mensaje combinado la ficción extrema, advertencias contra el aparente asalto al poder por la “extrema izquierda” y sus repetidas afirmaciones, sin ninguna evidencia, de un fraude electoral masivo- justo a través de las boletas enviadas por correo (aunque personalmente él ha usado ese mecanismo múltiples veces).

Él y su equipo afirman que no sólo se está controlando la pandemia, sino que ya de hecho ha sido vencida (según la oficina de ciencia de la Casa Blanca), y que el virus es menos letal de lo que se dice, y se presentó como ejemplo de ello, con sus fans en Michigan coreando “Superman, superman”.

Todo esto ante niveles récord de contagios (más de 9 millones en total) y con un incremento de casos diarios de 21.5 por ciento sólo en la última semana. Un total de 229 mil personas han perecido por el virus.

La anulación de la realidad objetiva y los hechos ha sido una táctica permanente con esta presidencia, y también buscar amenazas inexistentes. El economista y columnista del New York Times, Paul Krugman, señala que la estrategia republicana “está basada casi completamente en tratar de asustar a votantes sobre cosas malas que no están ocurriendo -como una gran ola de violencia anarquista barriendo las ciudades estadunidenses- mientras no se fija en cosas malas que realmente están ocurriendo, como la pandemia y el cambio climático”.

Tal vez lo que más asusta en este Halloween es que millones de estadunidenses están dispuestos a aceptar los engaños y seguir ciegamente a su líder, a pesar de la realidad.

Por cierto, los estadunidenses han comprado casi 17 millones de armas de fuego hasta la fecha este año -una cifra record según Small Arms Analytics, reportó The Guardian. Las compras se elevaron primero en la primavera nutridas por temor en torno a la pandemia y después subieron más en el verano con las protestas por la justicia racial. Un sondeo reciente reveló que dos tercios de los que dicen haber adquirido armas este año expresaron preocupación por actividades ilegales y una mitad tambien citó preocupaciones de que el gobierno podría irse a un extremo.

Varias tiendas y cadenas comerciales, incluyendo Tiffany, Saks y Nordstrom informaron que estaban colocando mayores medidas de seguridad y hasta han cubierto sus vitrinas con madera “en anticipación de potencial actividad relacionada con la elección”, o ante posibles incidentes de “disturbios civiles que puedan resultar de la elección actual”.

Además, administradores de edificios en Nueva York y otras ciudades han enviado alertas a sus residentes para que tomen precauciones ante posibles “disturbios” que podrían brotar en relación a la elección y sus secuelas.

El gobierno de Nueva Zelanda emitió una alerta oficial a sus ciudadanos que vistan o residen en Estados Unidos aconsejando evitar áreas donde se esperan actividades políticas y protestas al informar que a lo largo del año algunas de éstas han resultado en violencia tanto por parte de manifestantes como por las fuerzas de seguridad pública. “Si se encuentran en una área de actividad de protesta política o disturbio civil, deberán de abandonar el área si es seguro hacerlo o permanecer adentro hasta que la situación mejore”, aconseja.