La Educación

Al Servicio del Pueblo Latino de California

Traductor:

English Español Português Français Deutsch

No se reportan lesionados ni fatalidades en Quintana Roo por el huracán Beryl. Lluvias en casi todo el país

July 4, 2024 - por

No se reportan lesionados ni fatalidades en Quintana Roo por el huracán Beryl. Lluvias en casi todo el país

Trayectoria del huracán 'Beryl'. Imagen SMN


Activan alerta roja en Yucatán por ‘Beryl’

En vivo: seguimiento del huracán ‘Beryl’

No se reportan lesionados ni fatalidades en Quintana Roo por el huracán Beryl. Lluvias en casi todo el país


El huracán “Beryl” impactó a las 5:05 horas, en la madrugada del viernes, a la Península de Yucatán, con un saldo blanco, sin muertos ni heridos, de forma preliminar y parcial, aunque con algunas afectaciones materiales y de energía eléctrica.

El huracán golpeó el norte de Tulum, Quintana Roo, como un huracán categoría 2 en la escala Saffir-Simpson y con ráfagas de viento de 220 kilómetros por hora (km/h). La alerta roja se mantiene en toda la zona hasta nuevo aviso, por lo que pidieron extremar precauciones.

“No tenemos reportes de lesionados o fallecidos, son datos preliminares, ya estamos en la fase de auxilio. Se han rescatado a 4 personas en sus casas inundadas; hay 57 árboles caídos, una barda colapsada, 17 postes caídos y 24 zonas con fallas eléctricas, así como dos fugas de gas”, informó Laura Velázquez, Coordinadora Nacional de Protección Civil, durante la conferencia matutina del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Destacó que conforme a los primeros reportes los daños preliminares son de árboles y postes caídos, así como algunos techumbres, pero no se reportan lesionados ni fallecidos.

Velázquez detalló que en un principio se tienen habilitados 58 albergues, en los cuales hay 2 mil 93 personas a quienes se les proporciona alimentación

“Los aeropuertos de Cozumel, Cancún y Tulum, sin afectaciones”, añadió. Sin embargo, ahora viene la etapa de reinstalar la energía eléctrica.

“En Tulum, tenemos aproximadamente el 40 por ciento sin energía eléctrica, pero ellos [la Comisión Federal de Electricidad] ya están en territorio trabajando el suministro; en Cozumel hay afectaciones en 7 colonias; en Isla Mujeres, 50 por ciento de las viviendas sin energía eléctrica, atendiéndose ya”, añadió.

La Gobernadora de Quintana Roo, Mara Lezama, dijo por su parte que “ayudó que el ojo del huracán se achicó, los vientos circulantes pasaron más rápido, a 24 m/h, lo que produce que las lluvias se vayan dispersando”. Se disipó la lluvia, tuvimos una tregua de la naturaleza, en la mañana de este viernes. Hay afectaciones en Benito Juárez y Solidaridad, que son las zonas más habitadas, pero tenemos hasta este momento saldo blanco”, completó.

El Presidente López Obrador pidió que la gente “no salga todavía a la calle, por la cuestión de la energía eléctrica. “Es muy importante comunicarle a la población, sobre todo de Tulum, Solidaridad y José María Morelos, que no salgan todavía, que esperen a que pase el huracán al 100 por ciento, todo esto unido [las afectaciones] puede representar un riesgo para la población”, insistió Velázquez, quien recordó que la zona sigue en alerta roja hasta nuevo aviso.

Por último, confirmaron que hay 25 mil 611 elementos de respuesta ante el paso del huracán. Son 4 mil 150 uniformados del Ejército; mil 128 de la Marina, 4 mil 451 de la Guardia Nacional; y 2 mil 189 elementos de la CFE.

“BERYL” BAJA A CATEGORÍA 1

En el corte de las 9:00 horas, la Conagua informó que el huracán bajó de intensidad a uno de Categoría 1, y “se localiza en tierra a 95 km al noroeste de Dzilam, Quintana Roo, y a 160 km al este-sureste de Progreso, Yucatán”

“Presenta vientos máximos sostenidos de 140 km/h, rachas de 185 km/h y desplazamiento hacia el oeste-noroeste a 26 km/h. Las bandas nubosas de Beryl ocasionarán lluvias puntuales torrenciales (150 a 250 mm) en Campeche, Yucatán y Quintana Roo”, indicó la dependencia.

Además, provocará lluvias puntuales intensas (75 a 150 mm) en Chiapas y Tabasco; rachas de viento de 100 a 120 km/h en Yucatán y Quintana Roo, de 70 a 90 km/h en Campeche, así como oleaje de 2 a 4 metros de altura y posible formación de trombas marinas en las costas de Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

“Se establece zona de prevención por efectos de huracán desde Punta Allen hasta Cancún, Q. Roo, incluido Cozumel; zona de vigilancia por efectos de huracán desde Cancún hasta Cabo Catoche, Q. Roo; zona de prevención por efectos de tormenta tropical desde Cancún hasta Campeche”, concluyó.

“BERYL” ENTRA COMO CATEGORÍA 2 EN QROO

De acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua), el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) y la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), el huracán arribó a esa entidad con una velocidad de desplazamiento de 24 km/h y vientos sostenidos de 175 km/h.

Se pronostica que el ciclón continúe su recorrido rumbo al Golfo de México, en un trayecto que provocará “lluvias de intensas a torrenciales” en la Península de Yucatán y “de muy fuertes a puntuales intensas” para los estados de Tabasco y Chiapas, según datos del SMN. Asimismo, se esperan “rachas de viento de 175 a 215 km/h y oleaje de seis a ocho metros de altura” en las costas de Yucatán y Quintana Roo.

La Gobernadora de Quintana Roo, Mara Lezama Espinosa, solicitó a la población local no salir de casa debido a los fuertes vientos que se registran en el estado.

Del mismo modo, enfatizó que la Alerta Roja se mantiene activa en dicha entidad, por lo que llamó a extremar precauciones, ponerse a salvo y mantenerse al tanto de la información emitida por la Conagua, la Coordinación Nacional de Protección Civil del Gobierno de México y Protección Civil de Quintana Roo.

A través de sus redes sociales, la Gobernadora compartió una serie de imágenes que dan muestra de los daños ocasionados por “Beryl”. En dichas imágenes se pueden apreciar techos de lámina y algunos árboles caídos.

En el corte de las 6:00 horas (tiempo local), “Beryl” se localizaba en tierra a 25 km al nor-noroeste de Tulum, Quintana Roo, y a 235 km al este-sureste de Progreso, Yucatán.

AUTORIDADES, VIGILANTES

El SMN, en coordinación con el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, mantiene zona de prevención por efectos de huracán desde Puerto Costa Maya hasta Cancún, Quintana Roo, incluido Cozumel; zona de vigilancia por efectos de huracán desde Chetumal hasta Puerto Costa Maya y desde Cancún hasta Cabo Catoche, Quintana Roo, así como zona de prevención por efectos de tormenta tropical desde Cancún, Quintana Roo, hasta Campeche, Campeche.

Sus bandas nubosas ocasionan esta madrugada lluvias torrenciales (de 150 a 250 milímetros [mm]) en Campeche, Quintana Roo y Yucatán; intensas (de 75 a 150 mm) en Chiapas y Tabasco; rachas de viento de 175 a 215 km/h, oleaje de 6 a 8 metros (m) de altura, marea de tormenta de 3 a 5 m y posibles trombas marinas en costas de Quintana Roo y Yucatán, así como rachas de viento de 120 a 140 km/h y olaje de 4 a 6 m de altura en costas de Campeche.

A pocos minutos de la medianoche del jueves, el SMN ya alertaba a la población sobre la presencia de lluvias y chubascos fuertes en los estados de Yucatán y Quintana Roo, derivadas del recorrido del huracán hacia territorio mexicano.

Durante la madrugada del viernes, la dependencia de Conagua actualizó constantemente sobre el progreso del ciclón mediante informes en su sitio web y videos que fueron publicados en sus redes sociales.

Por su parte, la Gobernadora de Quintana Roo también realizó múltiples publicaciones en sus redes para informar a la ciudadanía acerca del estado del huracán, además de compartir información relacionada a acciones que deben tomarse durante fenómenos naturales de este tipo con el fin de aminorar los riesgos.

“Beryl” arribó a México luego de su paso por múltiples islas del Caribe; como Jamaica, Gran Caimán, Granada, y San Vicente y las Granadinas, en las cuales provocó grandes daños a nivel infraestructura, además de provocar la muerte de al menos ocho personas.

El meteoro, que comenzó como una tormenta tropical para luego convertirse en huracán a finales de junio. Llegó a alcanzar la categoría 5 en la escala Saffir–Simpson y el Centro Nacional de Huracanes (CNH) lo calificó como “potencialmente catastrófico”.

La madrugada del jueves 4 de julio, el huracán disminuyó su categoría a 2, por lo que el SMN emitió un pronóstico de que podría impactar México como huracán de categoría 1, sin embargo, durante el transcurso del día volvió a fortalecerse y alcanzó nuevamente la categoría 3, para luego volver a degradarse a categoría 2 en la madrugada del viernes 5 de julio.