El PAN busca ser contrapeso a la 4T, y moviliza en redes una vieja agenda: la de grupos religiosos

November 18, 2019 - por

El PAN busca ser contrapeso a la 4T, y moviliza en redes una vieja agenda: la de grupos religiosos

___________________________________________________________

#MetaDatos | El Partido Acción Nacional impulsa desde las redes sociales dos agendas políticas: por un lado busca consolidarse como oposición a la Cuarta Transformación, y por el otro moviliza una agenda continental en la que participan organizaciones, partidos y actores de diversos países latinoamericanos para dar apoyo a iniciativas conservadoras que proceden de la corriente demócrata cristiana, en la que el credo y la política convergen.

En su agenda destaca el apoyo a Jair Bolsonaro, Presidente de Brasil, Juan Guaidó autoproclamado Presidente interino de Venezuela, y recientemente añadieron a su lista el golpe en Bolivia.

______________________________________________________________________________

Ciudad de México, 18 de noviembre (SinEmbargo).- El Partido Acción Nacional (PAN) destacó la semana pasada por su rechazo y alegato de fraude en el nombramiento de la activista Rosario Piedra Ibarra como presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), así como por la determinación del Gobierno federal de otorgar asilo al ex Presidente de Bolivia, Evo Morales Ayma.

No obstante, los nodos que en la Red distribuye el partido fundado por Manuel Gómez Morín impulsan también una agenda política que abarca todo el continente Latinoamericano y al que se suman decenas de actores políticos, organizaciones y partidos de corte conservador y de afinidad con la corriente democrática católica.

Lejos de los reflectores mediáticos locales, los panistas llevan una campaña en plataformas como Twitter para apoyar iniciativas y grupos de derecha, ultraderecha y de orientación católica en países como Venezuela y Bolivia, de acuerdo con una revisión realizada por la Unidad de Metadatos.

El PAN atiende estas campañas con énfasis y cuidado similar que su agenda local, ya que el partido pertenece a redes de agrupaciones político-católicas de carácter global. A través de la cuenta @AsuntosIntl_PAN, la Secretaría de Asuntos Internacionales del partido, presidida por Mariana Gómez del Campo, el PAN realiza pronunciamientos constantes en donde prevalece esta agenda política que integran diversos partidos de derecha latinomericanos y que apoya acciones enfocadas a derrocar gobiernos de izquierda.

El viernes, a través de sus cuentas oficiales en redes sociales, el PAN emitió un comunicado oficial en el que dio su respaldo a Jeanine Añez Chávez, atoproclamada Presidenta interina de Bolivia, luego que Evo Morales presentó su renuncia, condicionada por la presión de un grupo de ultraderecha religiosa, el Comité Cívico Pro Santa Cruz, de corte ultrareligioso y las fuerzas nacionales de aquel país.

“El Partido Acción Nacional fiel a sus principios de libertad, fortalecimiento de la democracia y defensa de los derechos humanos, reconoce el gobierno interino de Jeanine Áñez Chávez, quien asumió la Jefatura del Estado boliviano tras la renuncia del dictador Evo Morales y su Vicepresidente, tal como lo dispone el artículo 93 de la Constitución del Estado Plurinacional de Bolivia”, publicó el PAN.

No es la primera vez que el PAN apoya la autoproclamación de un Presidente en un contexto de efervescencia política en un país gobernado por presidentes de izquierda y donde los autoproclamados son grupos de derecha. Lo hicieron también a principios de este año, en defensa de Juan Guaidó Márquez.

El apoyo que el PAN concede a los líderes devela no solo su afinidad con una ideología política, también lo sitúa en el interior de un ala emergente de corte derechista, con una afinidad particular por lo religioso y que se extiende como un solo frente por todo América Latina. En este mapa que se entreteje entre Guidó y su partido Voluntad Popular, Jair Bolsonaro, Janiene Añez y el Comité Cívico Pro Santa Cruz, al menos desde la red que les acerca en el ciberespacio, también forma parte Acción Nacional.

ALIANZAS AÑEJAS

El PAN lleva en su génesis su integración a grupos como Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA), de la cual fue vicepresidente Felipe Calderón Hinojosa, ex Presidente de México. Esta agrupación está integrada por 94 partidos políticos de 73 países, 12 de ellos pertenecientes a América Latina, según se indica en su portal web.

Aunque personajes como Guaidó, en Venezuela, y los representantes de la derecha en Bolivia, y Brasil proceden de agrupaciones políticas que no están adscritas a la ODCA, esta organización apoya sus proyectos. En febrero de este año, Robert García Prada, Secretario General del Partido Comité de Organización Política Electoral Independiente (Copei), partido que sí pertenece a la ODCA, entregó a Guidó el proyecto titulado “El día Después”, en el que incluyó propuestos para el nuevo gobierno que presidiría el Presidente interino autoproclamado y que solo es reconocido de manera parcial a nivel internacional.

La ODCA también estuvo muy cerca de intentos fallidos de golpes de estado en Venezuela cuando Hugo Chávez era Presidente. La revista Contralínea publicó sobre las visitas que el chileno Gutenberg Martínez realizó en el 2002 a grupos de la ODCA y del Copei en Venezuela antes de que este grupo intentara derrocar fallidamente a Chávez. Gutenberg fue presidente de la organización político-cristiana internacional.

En tanto, en México esta agrupación ha mantenido una vinculación muy estrecha con el Partido Acción Nacional y sus miembros. La evolución de esta fraternidad fue visible en 2007, cuando el ex panista Manuel Espino asumió la presidencia de la ODCA y entonces auguruba que la organización extendería su influencia política todo Latinoamérica: “Vamos por los gobiernos latinoamericanos”, sostuvo.

Acción Nacional no solo mantiene una estrecha interacción en Twitter con la ODCA, sino con otras agrupaciones políticas similares. La Red Latinoaméricana de Jóvenes por la Democracia (Juventud LAC), la internacional demócrata del centro (IDC), la fundación demócrata cristiana Konrad Adenauer Stiftug (KAS) de México, son grandes agrupaciones que se vinculan con el PAN en Twitter, pero que además mantienen interés constante en la búsqueda de entablar diálogos con internautas sobre países gobernados por izquierdas y donde hay disputas por el poder, es el caso de las movilizaciones recientes en Venezuela y Bolivia.

FELIPE CALDERÓN Y EL CONSEVADURISMO

Uno de los personajes que más vinculó tiene con estas organizaciones político-religiosas en México es el ex Presidente Felipe Calderón Hinojosa. En entrevista con SinEmbargo, Martín Manjarrez Betancourt, académico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), sostuvo que el PAN ha estado vinculado con este tipo de organizaciones conservadoras desde el surgimiento del partido.

En particular, Felipe Calderón, quien renunció al PAN en el 2018, forjó su trayectoria política con amplia influencia de organizaciones como la ODCA. De acuerdo con el académico, la influencia de estas organizaciones político religiosas se forjó en él desde que era muy joven y participaba con las juventudes panistas antes de que ocupara la vicepresidencia del IDC.

Manjarrez sostiene la tesis de que Calderón fue encumbrado políticamente por cúpulas procedentes de la iglesia católica con las que coinciden organizaciones políticas y un sector de la clase empresarial.

“Él (Felipe Calderón) durante su juventud tuvo mucho contacto con escuelas privadas, colegios religiosos fueron los principales impulsadores de su carrera. Empieza a ser presidente de la juventud panista y de ahí lo empiezan a lanzar los principales empresarios, son los que lo impulsan.

“Eso nos lo da la propia historia, la iglesia (católica) tiene un vínculo muy cercano con los grupos de poder, están ahí siempre. Si no a un lado de ellos, siempre hay ese vínculo iglesia-político, siempre está ahí y por supuesto que también los grandes empresarios”, sostuvo el académico