El periodista migrante mexicano que desafió a Trump: Jorge Ramos/ escribe Elena Poniatowska

July 1, 2018 - por

El periodista migrante mexicano que desafió a Trump: Jorge Ramos/ escribe Elena Poniatowska

▲ Paula Haro, Jorge Ramos y Elena Poniatowska.Foto de la escritora

Se necesita tener agallas para levantarse de pronto, en medio de una conferencia de prensa en la Casa Blanca, en Washington, un periodista mexicano de 60 años, enfrentarse al presidente del país más poderoso de la Tierra, el de America for Americans, y mantenerse de pie porque, según Jorge Ramos, la expresión corporal es muy significativa, para preguntarle a Trump sobre la migración. Toda la ventaja, obviamente, es para el presidente, que desde lo alto acostumbra interrumpir a sus interlocutores sin permitirles siquiera terminar su pregunta y perdonarles la vida, porque ante todo encabeza a Estados Unidos, el país del mundo en el que todos quisieran vivir.

Los mexicanos estamos acostumbrados a que nos hagan menos y a hacer los trabajos que nadie quiere hacer en Estados Unidos. Somos lavaplatos, cargadores, albañiles, criados. Que un mexicano que decidió irse a Estados Unidos y destacado en un medio tan difícil y competitivo como el periodismo, como hizo Jorge Ramos, es un premio para los escritores y periodistas mexicanos. La revista Time lo puso en su portada en 2015 y lo situó entre las 100 personas más influyentes del mundo. La revista Latino Leaders lo escogió entre los 10 latinos más admirados en Estados Unidos y los 101 líderes de la comunidad hispana.

Ágil, delgadito, el pelo ya blanco, los ojos de Jorge Ramos abarcan la totalidad de cualquier situación. No pajarean, se mantienen fijos en su objetivo para disparar y dar en el blanco. Con razón, en mis tiempos decíamos es una bala, porque a Jorge Ramos no se le va una. No pajarea. Vuela alto y aterriza en el lugar exacto.

Jorge Ramos puso en su lugar a Enrique Peña Nieto, acorraló a Ricardo Anaya, cuya facilidad de palabra ha sido reconocida por todos. A lo largo de su trayectoria como conductor de noticieros ha cubierto cinco guerras: la guerra civil de El Salvador y las guerras del Golfo, de Kosovo, de Afganistán y de Irak. Entrevistó a todas las figuras capaces de darnos alguna orientación, todos aquellos que de una forma u otra han entregado su vida a los demás y se han convertido en guías espirituales o políticos, entre ellos Andrés Manuel López Obrador, con quien se llevó muy bien; Al Gore; Alan García, de Perú; Alejandro Toledo; Álvaro Uribe; Andrés Pastrana; Barack Obama, que todos extrañamos; Bill Clinton, con quien Fuentes y García Márquez hicieron buena amistad; el ex presidente de Argentina, Carlos Menem; Carlos Salinas de Gortari, quien le pareció muy hábil; Enrique Peña Nieto; Ernesto Samper; Evo Morales; Felipe Calderón (no comment); Fidel Castro; George W. Bush; Hillary Clinton, quien escribió el epígrafe de su libro más reciente y le rindió un homenaje de admiración al considerar que ser entrevistada por Ramos era un honor; Hipólito Mejía; Hugo Chávez; John McCain; Lucio Gutiérrez; Mauricio Funes; Marcelo Ebrard; Ollanta Humala; Rafael Correa; subcomandante Marcos; Ted Cruz; Vicente Fox, y Donald Trump, entre otros.