El presupuesto propuesto para el sector escolar es insuficiente para reabrir las escuelas de manera segura y con bienestar para alumnos, padres y personal, destacan distritos escolares de LA y San Diego

May 30, 2020 - por

El presupuesto propuesto para el sector escolar es insuficiente para reabrir las escuelas de manera segura y con bienestar para alumnos, padres y personal, destacan distritos escolares de LA y San Diego

Superintendente del Distrito Escolar Unificado de Los Angeles, Austin Beutner.

El presupuesto propuesto para las escuelas es insuficiente para que reabran de manera seguras y brinden bienestar a alumnos, padres, y el personal escolar.

Además,  los recortes del 10% propuestos por el gobernador, ocurren en  un momento en que les se pide a esos centros escolares más, no menos, así como  ofrecer una educación de calidad.

Estas consideraciones fueron expresadas por los Superintendentes de los distritos escolares de San Diego, Cindy Marten, y de Los Angeles, Austin Beutner.

En su declaración conjunta, destacaron que abrir las escuelas no será tan fácil como separar  escritorios o colocando trozos de cinta adhesiva en el suelo. “Tendremos que garantizar la seguridad y el bienestar de todos en nuestra comunidad escolar: estudiantes, personal y familias. Las instalaciones tendrán que ser reconfigurados y los suministros comprados para desinfectar las escuelas de forma regular”.

Asimismo, indicaron que equipo de protección tendrá que ser proporcionado a los estudiantes y el personal.

Será necesario, además, que haya más profesores y personal para hacer este trabajo adicional en las escuelas y en los programas de aprendizaje en línea.

Fueron tajantes:

“ Las autoridades estatales tienen que proporcionar la financiación para todos los estas piezas necesarias”.

Superintendente del distrito escolar de San Diego, Cindy Marten.

Marten y Beutner recalcaron que el presupuesto estatal propuesto para 2020-21 no proporciona la financiación necesaria para reabrir las escuelas.

“Los recortes propuestos por el gobernador para la educación pública llegan en un momento en que se pide a las escuelas más, no menos, y ofrecer una educación de calidad para los estudiantes”, indicaron.

Hablaron de los “problemas reales” para el regreso seguro” de la comunidad escolar haciendo notar que ambos distritos escolares emplean a 90 mil personas, sirven a unos 825 mil estudiantes, quienes viven con otro par de millones de personas:

Y anotaron esas necesidades que deben ser atendidas para que haya plena seguridad en el retorno:

“Un sistema robusto de pruebas COVID-19 y rastreo de contactos antes de que puede considerar la reapertura de escuelas. Las autoridades sanitarias locales, no los distritos escolares, deben liderar el camino en las pruebas, el rastreo de contactos y un conjunto claro de protocolos sobre cómo responder a cualquier aparición del virus”.