El secretario del Tesoro de EE.UU. se niega a entregar al Congreso las declaraciones confidenciales de impuestos de Trump

May 6, 2019 - por

El secretario del Tesoro de EE.UU. se niega a entregar al Congreso las declaraciones confidenciales de impuestos de Trump

Secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

El secretario del Tesoro de EE.UU., Steven Mnuchin, se ha negado este lunes a través de un comunicado a entregar al Congreso para una investigación las 6 últimas declaraciones de impuestos del presidente del país, Donald Trump, asegurando que la petición en cuestión “carece del objetivo legítimo legislativo“.

El pasado mes de abril, el presidente del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes, el demócrata Richard Neal, solicitó que fueran reveladas las declaraciones confidenciales de impuestos de Trump del período 2013-2018 para “garantizar la rendición de cuentas de nuestro gobierno y los oficiales elegidos”.

“Es crucial para garantizar la rendición de cuentas de nuestro gobierno y los oficiales elegidos. Para mantener la confianza en nuestra democracia, el pueblo americano debe estar seguro de que su gobierno funciona correctamente” como lo establecen las leyes, reza una publicación en el sitio web de Neal.

Momentos después de la publicación de la reacción de Mnuchin, el propio Neal se pronunció al respecto y afirmó que “consultará con su abogado y determinará la respuesta apropiada“.

Donald Trump presentó en abril una demanda para bloquear una citación emitida por el jefe de la Comisión para la Supervisión y Reforma de la Cámara de Representantes de EE.UU., el demócrata Elijah Cummings, que buscaba información sobre las finanzas personales y comerciales del mandatario.

La demanda, presentada en el tribunal federal de Washington D.C., señala que el Partido Demócrata ha declarado “una guerra política total” contra Trump y que las citaciones “son su arma preferida”.

El inquilino de la Casa Blanca se ha negado a publicar sus declaraciones de impuestos desde que llegó al poder. El pasado mes de abril, indicó que no revelará estos datos mientras “esté bajo auditoría” del Servicio de Impuestos Internos de EE.UU. De esta manera, el mandatario rompió con la tradición establecida durante décadas de publicar de forma voluntaria dicha información como ejemplo de transparencia.