El sector energético es para los mexicanos. Se acabó el entreguismo a empresarios nacionales y extranjeros que eran los amos, afirmó AMLO

October 26, 2020 - por

El sector energético es para los mexicanos. Se acabó el entreguismo a empresarios nacionales y extranjeros que eran los amos, afirmó AMLO

AMLO esta mañana.

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que -a diferencia de gobiernos anteriores- no será entreguista no comprometerá al sector energético. Dijo por ello que por delante están las empresas públicas como Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad que administraciones pasadas, corruptas y cooptadas, quisieron menguar para privilegiar a negocios privados nacionales e internacionales, que eran los amos.

Enfatizó el capítulo original del Tratado de Libre Comercio de México, Estqados Unidos y Canadá (T-MEC) era “muy entreguista” y comprometía al sector energético.”. Inicialmente, él intervino y fue cambiado, ahora el rescate de ambas empresas paraestatales es eje de su política en dicho sector, pero en caso de no pueda hacerlo, enviará una iniciativa de ley al Congreso para reafirmar el principio de que en materia energética será predominante el interés de la nación.

López Obrador habló de este tema durante la conferencia mañanera en la que destacó que hay cabida para la iniciativa privada pero con responsabilidad, con otras reglas del juego. Incluso, aseguró que no hay temor de fuga de capitales porque que los inversionistas “saben que tienen campos suficientes para invertir, siempre y cuando se respeten las leyes y no haya corrupción”; además, hay reglas claras en la materia.

AMLO volvió a destacar este asunto, luego de que parlamentarios de Estados Unidos, demócratas y republicanos, enviaron una carta al Presidente Donald Trump en la que expresaron su preocupación por los cambios en materia energética que el Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador ejecutó en los que propicia la participación de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y de Petróleos Mexicano (Pemex) sobre la de privados. El grupo observó en estos cambios una posible afrenta a la ejecución del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

“Informes recientes indican que el Gobierno mexicano está brindando un trato regulatorio preferencial a Petróleos Mexicanos y retrasando o cancelando los permisos absolutos para las empresas energéticas estadounidenses”, acusó el grupo en el documento en el que recordaron que, tras las reformas constitucionales de 2014, México avaló la participación privada en el sector energético

De gira en Coahuila, el sábado pasado, el mandatario mexicano  respondió a los estadounidenses destacando que primero está el interés nacional sobre el foráneo y los negocios privados.

Incluso, reiteró que a él le paga el pueblo de México y no Ibderdrola. Y refrrendó que los únicos negocios que se defenderán en su administración son los públicos, como CFE y Pemex, y no a empresas privadas, como Iberdrola, y aseguró que estas empresas “estaban muy mal acostumbradas durante el periodo neoliberal”.

“El sábado dije que me pagaba el pueblo de México no Iberdrola, pero están muy mal acostumbrados, Iberdrola se llevó como directiva, se llevó a la que era secretaria de Energía y también contrató como miembro de su consejo de administración a (Felipe) Calderón”, indicó.

Y agregó:

“Se quedaron mal acostumbrados, tenemos que defender el interés público y siempre lo he dicho, el único o los únicos negocios que nos deben de importarnos son los negocios públicos, tenemos que defender a la CFE, tenemos que defender a Pemex, no a las empresas particulares”.

En Palacio Nacional, el mandatario señaló que las empresas particulares pueden participar, pero no abusar ni monopolizar, como lo hicieron en el periodo neoliberal. “Que recibieron contratos leoninos y que mediante sobornos y cooptación de funcionarios mandaban en México, eran los amos y señores, se creían y ahora están como desorientados”, dijo.

También expresó que fue manipulado su comentario acerca de que “las energías limpias son un sofisma”. Aseguró que en su administración hay apertura a la industria privada en el sector energético, “pero sin abusos”.

El mandatario precisó que su comentario del pasado sábado en su visita en Nava, Coahuila, estaba enfocado en los negocios que se hicieron con las energías limpias y el presunto plan para cerrar a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

“Fue una manipulación. Yo lo que sostuve es que para hacer negocio, algunos empresarios, y sobre todo lo extranjeros, optaron por instalar plantas de generación de energía eólica.

“Por las reformas a la ley se les dio preferencia a estas plantas de generación con el argumento de que no contaminan, y sí, no contaminan, y que las de la CFE contaminan, pues sí, hay plantas de la CFE que contaminan porque llevan 30, 40 o 50 años y nos las renovaron porque el propósito era acabar con la CFE”, dijo.

Explicó que ejemplo de los malos negocios con las energías limpias son las inundaciones en Tabasco, debido a la falta de producción permanente de las cuatro hidroeléctricas del Río Grijalba, ya que sólo producen en caso de que la energía a nivel nacional sea baja.