El Sindicato de Maestros de Los Angeles conmina al distrito escolar a demostrar que no tiene recursos para cumplir sus exigencias en favor de la educación, atención de alumnos y mejora salarial

September 6, 2018 - por

El Sindicato de Maestros de Los Angeles conmina al distrito escolar a demostrar que no tiene recursos para cumplir sus exigencias en favor de la educación, atención de alumnos y mejora salarial

Maestros en el Desfile del Día del Trabajo, el pasado lunes, en Long Beach.

El Sindicato de Maestros de Los Angeles (UTLA, siglas en inglés) conminó al distrito escolar a acreditar que carece de fondos para conceder exigencias que le ha planteado, relacionadas, fundamentalmente, con mejoras educativas y apoyos a los estudiantes, y con alza salarial del 6.5 por ciento.

De esta manera respondió a Mónica García, presidenta de la Junta Educativa del distrito, quien afirmó que “sería irresponsable” satisfacer esas demandas a sabiendas que hay insuficiencia de fondos.

“Si aceptamos estas exigencias sólo aumentará el déficit anual del Distrito, llevándolo a la bancarrota y generando caos en nuestras escuelas y comunidades”, dijo García.

Y agregó:

“Esto no es retórica; es una realidad que tenemos que evitar a todo caso”.

García está de acuerdo que las exigencias de UTLA “son objetivos dignos y quizás necesarios, pero irrealizables porque no hay dinero”.

UTLA cuestiona esos asertos de García y va al grano:

“Si no hay fondos, que lo demuestre”.

En días pasados, UTLA presentó cargos de Práctica Laboral Injusta contra el distrito escolar y uno de los puntos argumentados fue que no ha recibido información financiera que solicitó a fin de precisar si es cierto que el distrito carece de fondos para responder a exigencias magisteriales de alza salarial

Hasta el momento, esa información no ha sido presentada.

El distrito escolar argumenta que su fondo es de mil 200 millones de dólares, pero UTLA asegura que es de mil 700 millones de dólares.

Incluso, agrega, con los mil 200 millones alcanzaría para atender las exigencias de los miembros de UTLA, que son más de 33 mil.

La organización magisterial, además, afirma que el superintendente del distrito escolar. Austin Beutner, Mónica García, y los otros dos miembros de la Junta Educativa, Nick Melvoin y Kelly Gonez –todos con el común denominador privatizador- se han dedicado a difamar al sindicato y a desinformar a padres y la comunidad sobre la actitud de UTLA de prepararse para una huelga en caso de ser necesario.

El superintendente ha expresado a medios de comunicación que los maestros tienen salario excesivo. También, ha dejado entrever que podrían ser afectados los beneficios médicos de los maestros.

Gloria Martínez, vicepresidenta del sindicato de maestros, el pasado lunes en desfile conmemorativo del Día del Trabajo, se lanzó contra el superintendente Beutner porque ha tratado en los medios de comunicación de controlar la narrativa de las demandas de negociación de los maestros.

“Parece no entender que las leyes sobre negociación y mediación son para proteger y fortalecer los derechos de los trabajadores. UTLA no renunciará a ningún trato por la puerta trasera. Y no aceptaremos ofertas hechas al través de los medios”, dijo.

VERSION DE MONICA GARCIA

En un texto titulado “Para atender bien a todos los niños, El Distrito Unificado de L.A. debe unirse”, García advierte que “la inminente huelga de maestros les causa alarma y preocupación”, a los padres

“Y eso se debe a la retórica desfavorable que escuchan, que llega con alegaciones falsas de parte de UTLA, el sindicato de maestros, confundiendo a los padres igual que al público”.

Dijo, además, que la falta de respeto que esgrimen los maestros no es cierta ya que “desgraciadamente, UTLA sabe bien que siempre han sido respetados”.

UTLA ha reiterado que la retórica sin contenido del distrito escolar debe cesar para dar paso a negociaciones inmediatas. En ese escenario, agrega, es donde deben ventilarse las tesis de ambas partes a fin de llegar a un acuerdo.

Una de las últimas faltas de respeto a los maestros, citó UTLA, se advirtió en las intimidaciones que sufrieron los maestros durante la semana que llevaron a cabo una votación para que avalaran – o no- la huelga.

Este punto también formó parte del cargo de Práctica Laboral Injusta que presentó UTLA.

Y, finalmente, el 98 por ciento de los maestros que votaron convinieron en la necesidad de realizar una huelga si el distrito escolar sigue empecinado en su inacción y silencio.

UTLA ha urgido reiteradamente al superintendente a que acuda a las negociaciones de manera expedita y de buena fe en las fechas establecidas por el mediador estatal – designado desde el 2 de agosto- pero su respuesta ha sido que lo haría hasta el 27 de septiembre, lo cual los mentores lo consideran inaceptable.

El sindicato de profesores indicó que en las 19 sesiones de negociación durante 17 meses, el distrito escolar “dio muy pocas propuestas o contrapropuestas”. Por eso, agrega, “hay que negociar más de dos docenas de problemas, muchos de los cuales no le costarían más dinero al distrito”.

Además, UTLA ha pedido al alcalde angelino Eric Garcetti que pida al superintendente que acuda a las negociaciones cuanto antes. Pero todo sigue igual.

El mediador estatal declaró un impasse – estancadas- las negociaciones.

DEMANDAS NO ATENDIDAS

Las demandas de UTLA, varias de las cuales – a decir de Juan Ramírez, vicepresidente del sindicato de profesores- no cuestan recursos económicos, son:

*Mejorar la seguridad escolar. Con una proporción de 945 estudiantes por un consejero y una enfermera por cada 1,224 estudiantes, LAUSD se niega a agregar más enfermeras escolares, consejeros, trabajadores sociales, bibliotecarios y otro personal; rechaza un mayor aporte del educador en los planes de seguridad escolar.

*Financiamiento escolar. LAUSD no dio ninguna propuesta para abordar problemas de financiación. California es el estado más rico de la nación, pero ocupa el puesto 43 de 50 en fondos por alumno, poco más de 10 mil dólares anuales, cuando es la quinta potencia económica mundial.

*Apoyo a las Escuelas Comunitarias. LAUSD no dio ninguna propuesta para financiar las Escuelas de la Comunidad que satisfacen las necesidades de la comunidad circundante, incluidos los servicios integrales, el plan de estudios ampliado y el compromiso de los padres.

*Menos pruebas y más enseñanza. LAUSD no dio ninguna propuesta para tratar el exceso de información. Los estudiantes están siendo sobreestimados. Sus maestros deberían tener más discreción sobre qué y cuándo se otorgan evaluaciones estandarizadas.

*Terminar con el drenaje de la privatización. LAUSD no dio ninguna propuesta para medidas razonables de rendición de cuentas y co-ubicación de chárter. LAUSD se niega a hacer frente a los $ 590 millones perdidos por la expansión sin control de las escuelas autónomas cada año.

*El tamaño de clases. LAUSD no dio ninguna propuesta, pese a que  tiene uno de los tamaños más altos en la nación. Se  rehúsa a eliminar la sección 1.5 del contrato, que permite que el distrito ignore los topes de tamaño de clase.

Sobre este último punto, el vicepresidente Ramírez dijo que en un reporte, el superintendente afirma que puede haber hasta 50 alumnos en un salón.

En esas condiciones, precisa Ramírez, no va a haber nada de instrucción y enseñanza y eso no lo entiende Beutner, “porque no es educador”, no siente la necesidad e importancia de las escuelas públicas porque como empresario y banquero impulsa a las chárter.

FALTA VOLUNTAD POLITICA A LAUSD

Mónica García dijo que el problema se puede resolver en Sacramento, capital política californiana, de donde provienen la mayoría de los fondos.

“Sólo con fondos adicionales del estado sería posible lo que queremos todos. La mejor estrategia seria unir esfuerzos para exigir que nuestro liderazgo estatal le ponga prioridad a las necesidades de nuestras escuelas y nuestros hijos”.

Esto, afirma UTLA forma parte de la retórica sin contenido del distrito escolar ya que desde hace meses viene exigiendo a las autoridades que presionen ante los legisladores para que otorguen más recursos a los estudiantes. Y no lo han hecho.

Actualmente, California destina 10,200 dólares anuales por estudiante, mientras que por cada reo aporta 75 mil dólares.

UTLA afirma que California, la quinta economía del mundo, se encuentra en el lugar 45 en cuanto a inversión por alumno.

Recursos económicos, hay, falta voluntad política, asegura UTLA.

Es, dice, el sindicato de maestros, lo que el distrito escolar carece de manera acentuada.

En tanto, las proclamas de los maestros están vinculadas con la posible huelga.

UTLA pondera las luchas de maestros de Virginia Occidental, Oklahoma, Arizona, Puerto Rico, Kentucky, Wisconsin, contra la privatización, en favor de una mayor inversión oficial por estudiante, por mejoras sensibles en la calidad de la enseñanza y alzas salariales.

La vicepresidenta Gloria Martínez, expresó:

“Estamos orgullosos de ser parte de una ola nacional de rebeliones de maestros”.