El Sindicato de Maestros urge al superintendente Beutner a abandonar su mala fe e ir con celeridad a la negociación

September 11, 2018 - por

El Sindicato de Maestros urge al superintendente Beutner a abandonar su mala fe e ir con celeridad a la negociación

 Mónica García, presidenta de la Junta Educativa, y el superintendente Austin Beutner.

El superintendente Austin Beutner debe abandonar su actuación de mala fe, respetar el proceso legal para negociar y llegar directa e inmediatamente a la negociación.

El llamado lo hizo el Sindicato de Maestros de Los Angeles (UTLA, siglas en inglés), al  cuestionar a Beutner por establecer una fecha de 56 días posteriores al inició de negociaciones planteado por el mediador.

Esto – agrega- “es un insulto no sólo solo al proceso legal establecido en torno a la negociación colectiva, sino a los educadores del distrito escolar, que están luchando en nombre de los estudiantes y las comunidades”.

UTLA, asimismo, aceptó el desafío de auditar los libros de LAUSD a fin de extraer transparencia y responsabilidad para revisar genuinamente los documentos financieros en apoyo a estudiantes y reinvertir en las escuelas públicas.

Agregó que  LAUSD supuestamente ha ofrecido dejar que UTLA audite sus libros, una oferta que UTLA ha aceptado. “Sin embargo, el distrito continúa negándose a proporcionar información financiera clave, incluida la retención de información sobre donaciones y consultores”.

Esta negativa del distrito a proporcionar información ha obligado a UTLA a presentar cargos por prácticas laborales injustas ante el estado.

Al referirse al reporte de Informes no Auditados de LAUSD, expuesto en la sesión de ayer de la Junta Educativa y el superintendente, indicó que las reservas de LAUSD han sido de mil 863 millones de dólares para el final del año escolar 2017-18, mayor que las estimaciones de mil 700 millones de dólares.

UTLA precisó que los funcionarios financieros de LAUSD tienen un historial de señalar un tercer año apocalíptico en sus documentos presupuestarios.

Y precisó:

“ La junta tiene un historial de utilizar ese tercer año para justificar recortes draconianos y negligencia en nuestros campus y en nuestras aulas. Sin embargo, nunca llegamos al apocalipsis”. Los déficits proyectados en el tercer año nunca ocurrieron, precisó.

“Esta subestimación deliberada del dinero disponible subraya los problemas de credibilidad del distrito ya que el superintendente Beutner continúa reclamando que no hay dinero para mejorar las condiciones del aula y respeta a los educadores, y se niega a actuar en buena fe y participar en la mediación”, indicó la agrupación de profesores.

Recuerda que el estado requiere solo una reserva del 1%, pero el LAUSD tiene una de 26.5%.

UTLA cuestionó:

“ No se nos ha demostrado por qué es tan alto, ni por qué los funcionarios del distrito continúan ignorando las solicitudes de información financiera, la base de por qué dicen que las propuestas de negociación de UTLA son irrazonables”.

El vicepresidente del distrito escolar, Nick Melvoin, en un tuit afirmó que el doctor Candi Clark,  CEO de @lacoeinfo, envió un mensaje al distrito que indica que la ventana se está cerrando para para abordar nuestra situación fiscal. #LAUSD no puede seguir drenando sus reservas. Debemos aumentar los ingresos, disminuir el gasto, o hacer ambas cosas.