El Superintendente Beutner, expresa solidaridad con la comunidad afroamericana, convoca a luchar contra el racismo y a demostrar que “las vidas negras importan”

June 1, 2020 - por

El Superintendente  Beutner, expresa solidaridad con la comunidad afroamericana, convoca a luchar contra el racismo y a demostrar que “las vidas negras importan”

La vida de los afroamericanos importan. Foto: Nacho Doce / Reuters

El Superintendente del distrito escolar angelino, Austin Beutner se solidarizó con la comunidad afroamericana por la condenable muerte de George Floyd causada por un policía en Minneápolis. Convocó a luchar contra el racismo sistémico y a demostrar que “las vidas negras importan”.

“No hay palabras para expresar el dolor, la impotencia y la ira que muchos de nosotros sentimos”, indicó sobre el asesinato de Floyd, que “conmociona los sentidos”.

Igualmente, refrendó la necesidad de que sea ganada la lucha por un financiamiento escolar adecuado ya que considera que la disparidad de fondos crea segregación racial y económica”. En ese sentido, destacó que los maestros sirven como modelos a seguir para sus alumnos y que en la Universidad Estatal de California, con casi un millón de alumnos, sólo  hay 52 afroamericanos inscritos en programas de enseñanza.

Destacó también que las escuelas del país que atienden mayoritariamente a personas de color reciben dos mil dólares menos por estudiantes que en escuelas angelinas.

En su mensaje semanal, Beutner dijo parece que se ha perdido la guerra contra la pobreza declarada hace más de 50 años.

Inicialmente, el Superintendente dijo que su corazón “se va con los niños afroamericanos que tratan de procesar esto en un hogar que puede estar tratando con el impacto desproporcionado que COVID-19 tiene en su comunidad en cuanto a la salud y la pérdida de puestos de trabajo”.

“Esta tragedia – agregó- debe ser más que un tema de conversación en cada mesa, en casa sala de juntas y audiencia gubernamental. Debe servir como una llamada de atención a la que convicción hay que abordar el sesgo sistémico y el racismo institucional que existe en muchas partes de la sociedad”.

Resaltó que las escuelas deben ser parte de la solución porque es parte del camino para salir de la pobreza, aunque resaltó que las brechas de oportunidad para los estudiantes afroamericanos han persistido por más de una generación.

Aseguró que parece que se ha perdido la guerra contra la pobreza declarada hace más de 50 años.

El Superintendente de LAUSD, siglas del distrito escolar, fue enfático:

“No tenemos todas las respuestas, pero estamos comprometidos a hacer el cambio. Debemos conectar mejor las escuelas con las comunidades a las que sirven. Sólo habrá progreso si todos nosotros- escuelas, agencias gubernamentales, filantropía, negocios, organizaciones comunitarias- trabajamos juntos para apoyar a los niños”.

Dijo que los educadores necesitan repensar la enseñanza y la formación y explorar adecuadamente el plan de estudios sobre la planificación urbana y cómo se crea la segregación racial y económica con base en la disparidad de fondos escolares.

En ese sentido, aseguró que sólo hay 52 afroamericanos inscritos en programas de enseñanza en el sistema de la Universidad Estatal de California, donde hay 900 mil estudiantes menores de 25 años.

Y por eso resaltó que debe ganarse la lucha por un financiamiento equitativo. Hizo notar que las escuelas de todo el país que sirven predominantemente a las comunidades afroamericanas reciben alrededor de dos mil dólares menos por estudiante que escuelas de LAUSD.

“La falta de financiamiento adecuado significa menos apoyo para los estudiantes cuando se necesita más”, insistió.

Beutner también precisó que los maestros que viven en este momento con sus familias ayudarán a los estudiantes a entender ese acto de odio policiaco y el contexto en el que está ocurriendo.

Indicó que han añadido recursos y enseñanzas en la página web del distrito escolar -www.lausd.net- con la esperanza de ayudar a las familias a tratar este tema difícil.

“Los educadores harán todo lo posible por ayudar a la comunidad escolar en estos tiempos difíciles”, planteó.