El triunfo de AMLO exacerba el clasismo y racismo de los usuarios de redes sociales

July 6, 2018 - por

El triunfo de AMLO exacerba el clasismo y racismo de los usuarios de redes sociales

#MetaDatos | Con el triunfo de Andrés Manuel López Obrador, candidato a la Presidencia con mayoría, en las redes sociales se amplificó el discurso clasista y racista de aquellos que desde el inicio de las campañas mostraron una marcada animadversión por AMLO y su partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

Las muestras de rechazo hacia el candidato a Diputado por San Luis Potosí, Pedro Carrizales Becerra, “El Mijis, emergen de una tendencia que tiene como objetivo el rechazo a través de etiquetar  los militantes de Morena como miembros del sector más empobrecido del país.

Durante esta semana, el clasismo que padeció el futuro Diputado no fue la única muestra de polarización en las redes sociales. Antes se posicionó en Twitter #MeDuelesMéxico y después llegaron otras etiquetas como #FracasasComoPobre y #EsDeChairos. El clasismo incluso llegó al propio AMLO, cuya familia e hijo menor, en especial, ha sido criticada.

________________________________________________________________________________

La victoria del morenista Pedro Carrizales Becerra, “El Mijis”, quien fue electo Diputado por San Luis Potosí generó una intensa movilización en las redes sociales entre el miércoles 4 y el jueves 5 de julio. El alcance que obtuvo el debate sobre la simpatía del candidato por el pandillerismo y por identificarse como “chavo banda” posicionó a “El Mijis” como tendencia por 14 horas continuas.

La agencia Metrics, especializada en redes sociales estima que la conversación alcanzó más de 10 millones 890 mil personas y que generó 89 mil menciones. Una de las movilizaciones en redes sociales de mayor escala al concluir el periodo electoral. La polémica en torno a Carrizales surgió a partir de que el candidato morenista realizara una publicación en su cuenta de Facebook en la que denunció ser objeto de ataques debido a su apariencia de “chavo banda” y sus tatuajes.

La tendencia también fue alimentada por los medios de comunicación que dieron amplia cobertura al caso. Otro grupo de internautas aportó al tema desde Google donde la búsqueda de datos sobre su identidad se convirtió en tendencia fuera de las redes sociales.

Sobre Pedro Carrizales se debatió de manera extendida si merecía o no ser representante de la nación debido a su trayectoria como integrante de pandillas y su escasa preparación política, así como supuestos antedentes delictivos. La percepeción negativa de un grupo de usuarios hacia El Mijis fue contrarrestada por una ola de tuits en defensa del derecho del candidato electo a ocupar un cargo público.

El propio Carrizales defendió su cargo a través del hashtag #ElMijisSíMeRepresenta que para este jueves obtuvo un alcance de 168 mil 137 cuentas. En ambos lados de la discusión destacaron diversos ejercicios de comparación entre Pedro Carrizales y otros personajes públicos. Sus adversarios difundieron una fotografía en la que se comparó al morenista con el candidato a senador independiente Pedro Kumamoto, quien no obtuvo los voto necesarios para ocupar una curul.

Sobre este caso se afirmó: “México es ese país dónde gana “El mijis” pero pierde Pedro Kumamoto, el único político decente y respetable del país. Ese es el proyecto de nación de #AMLO y su gente, Neta esta es la “La esperanza de México”?? Y pues aquí tienen su voto masivo, bola de pendejos!!”, escribió la usuaria @NetasMx quien obtuvo más de 400 retuits por su publicación.

Quienes estuvieron a favor de la diputación de Carrizales emplearon imágenes similares en las que se comparó al joven con políticos del PRI que han sido señalados por corrupción, entre estos sobresalió la comparación con el ex Gobernador Javier Duarte quien cumple una condena en un penal de alta seguridad por delitos de corrupción.

Al final, el resultado de la discusión dejó en Twitter una percepción equilibrada entre detractores de El Mijis y simpatizantes. De acuerdo con Metrics el 35.7 por ciento de la actitud fue positiva, un 32.5 por ciento negativa y 31.8 por ciento neutral, esta última provino en gran parte de los medios de comunicación.

La tendencia se mantuvo por más de 14 horas en la red social y finalizó con alcances equivalentes entre los tuits negativos y los positivos. Foto: SinEmbargo con información de Metrics.

PEJEFOBIA

El episodio de discriminación hacia Carrizales no fue algo nuevo en las redes sociales. Durante el periodo de campaña las referencias a los seguidores de Andrés Manuel López Obrador estuvieron cargadas de alusiones clasistas y racistas entre aquellos que repudiaron al candidato de Morena a la presidencia. De estas expresiones surgió el término “morenaco” con el que se etiquetó a los simpatizantes de López Obrador como sujetos de escasa formación académica y bajos recursos económicos. Esta imposición de rasgos socioculturales se generalizó en los argumentos de aquellos que temían el triunfo de Morena y que expresaron de manera activa sus puntos de vista. De manera que tanto en el término de “chairo”, como en el de “Pejezombie” y otros más hubo alusiones a la raza y la clase social en diversas ocasiones.

Líderes políticos e intelectuales se sumaron a estos señalamientos. Entre ellos el ex Presidente Vicente Fox Quesada, quien durante el periodo de campañas se refirió a López Obrador con el sobrenombre “Lopitoz” y a sus seguidores como “perrada”.

“Las voces que no quieren a @lopezobrador_ en #LaGrande2018 deben hacerse escuchar. No permitamos que estas advertencias pasen desapercibidas por la perrada de Lopitos ¡México merece mejor que él!”.

Los términos “chairo”, “pejezombie”, “morenaco”, “derechairo” “Izquierdoso”, “pejebot”, y “pejechairo” fueron algunos de los adjetivos más comunes con los que los adversarios de López Obrador se dirigieron a sus seguidores. Por otro lado “tragatortas” y “peñabots” fueron las etiquetas más recurrentes con las que los seguidores de AMLO señalaron a sus adversarios.

Con el triunfo de AMLO esta tendencia no desapareció. Por el contrario: se amplificó por la respuesta de aquellos que no votaron por Morena y que expresaron su frustración a través de las redes sociales. A partir del 1 de enero las expresiones de enojo e intolerancia clasista se incrementaron, a la vez que las menciones a Ricardo Anaya Cortés y José Antonio Meade se desplomaron. Minutos después de que el triunfo del tabasqueño fuera reconocido por el Instituto Nacional Electoral (INE), se posicionó en Twitter el hashtag #MeDuelesMéxico que generó conversación durante toda la semana, y en el que prevalecieron frases como “ganó la ignorancia”, que para este viernes todavía presentó un alcance de miles de cuentas, 66 mil cuentas, de acuerdo a Tweet Reach.

Las críticas a El Mijis emergen de la misma conversación que desde las campañas se mantuvo muy apegada a la clase social y la raza. Después de la efervescencia por el candidato electo a Diputado, el mismo argumento se mantiene y se reactiva con etiquetas como #EsDeChairos, con un alcance de 82 mil 767 cuentas; y #FracasasComoPobre, que en relación a críticas a simpatizantes de Morena, tuvo un alcance de 96 mil 938 cuentas este viernes.

A partir del 1 de julio se han incrementado los señalamientos raciales y clasistas con relación a los seguidores de Morena en Twitter. Foto: SinEmbargo con información de Tweet Reach