Empresa que dirige Raúl Salinas de Gortari se lleva licitación de CFE para medidores

June 26, 2019 - por

Empresa que dirige Raúl Salinas de Gortari se lleva licitación de CFE para medidores

Carlos Salinas y su hermano Raúl, con traje de recluso ya que estuvo una década en prisión acusado de varios delitos.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) otorgó este miércoles a IUSA la porción mayoritaria de un contrato con valor de mil 349 millones de pesos para el suministro de medidores de luz.

IUSA, una de las principales proveedoras de la CFE en medidores y otro material eléctrico, es una empresa presidida por Carlos Peralta Quintero, en la que Raúl Salinas de Gortari —hermano del ex presidente Carlos Salinas— es director general adjunto desde hace una década.

En conferencia Miguel Ángel Alejandro López López, coordinador de administración de la empresa productiva del Estado refirió que la licitación fue adjudicada, en diferentes proporciones, a IUSA, Conymed, Electrometer y Protecsa.

Detalló que el fallo de la licitación fue que 48 por ciento de los medidores serán vendidos a la CFE por IUSA, con una oferta que asciende a 646 millones 693 mil pesos.

Conymed obtuvo la adjudicación de 39 por ciento de los contratos con un monto de 525 millones 336 mil pesos, Electrometer consiguió 11 por ciento del fallo con 148 millones 881 mil pesos, mientras que Protecsa solo ganó 2 por ciento con una cifra de 28 millones 478 mil pesos.

El monto asignado en total es de mil 349 millones 388 mil 670 pesos.

López López refirió que el monto adjudicado para 2019 en materia de medidores asciende a 2 mil 698 millones 778 mil 358 pesos, los cuales se dividen de la siguiente forma: de la partida 1 a la 16 que son medidores de energía eléctrica monofásicos -medidores de una sola corriente- la CFE gastará 383 millones 778 mil 201 pesos. De la partida 17 a la 32, que son medidores de energía eléctrica bifásicos -que son de dos salidas- ejercerá recursos por 378 millones 615 mil 612 millones de pesos.

En tanto, las partidas 33 a 48, que son para medidores de energía eléctrica monofásicos básicos gastará mil 30 millones 257 mil 84 pesos y en medidores de energía bifásicos básicos ejercerá 906 millones 126 mil 959 pesos. Según la CFE se comprarán 3 millones 580 mil 766 medidores de electricidad.

“Para el caso del medidor de energía eléctrica monofásico, el 83 por ciento queda a manos de IUSA y Electrometer se queda con el 17 por ciento”, detalló López López.

El directivo de la empresa productiva del Estado detalló que con esta licitación la firma tendrá un ahorro de 596 millones 803 mil 982 millones de pesos en comparación con el monto que gastó el año pasado en la compra de medidores, lo cual, dijo, busca reducir los costos en materia de subsidios y tarifas, además, de hacer más eficiente a la compañía.

“Este ahorro qué es lo que implica para nosotros, implica que se está en la búsqueda de reducir costos por parte de la CFE. Recibimos un importante subsidio por parte de Hacienda porque los costos de generación y los costos de todo lo que implica llegar al hogar, muchas veces son superiores a los ingresos, entonces estamos en la búsqueda de tener una empresa que va a competir”, indicó.

Añadió: “Buscando este objetivo, estamos pensando en cómo optimizar y reducir la mayor cantidad de costos posibles, sin que eso implique reducir la calidad, reducir la cantidad de servicios y tampoco sin perder de vista el objetivo que tiene esta empresa, que también es un objetivo de garantizar un derecho, que es un derecho a la electricidad”.

Raúl Salinas estuvo una década en prisión por el asesinato en 1994 de José Francisco Ruiz Massieu, su cuñado y entonces número dos del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Sin embargo, en 2005 fue exonerado del homicidio y salió de prisión, aunque aún estaban pendientes las acusaciones por enriquecimiento ilícito.

Otro delito del que se le acusó fue de lavado de dinero, pero también fue exonerado.

Las autoridades le descubrieron más de 100 millones de dólares en cuentas suizas, supuestamente reunidos durante el gobierno de su hermano Carlos Salinas de Gortari. (1988-1994).

A pesar de ello, el expresidente Salinas de Gortari nunca ha sido acusado de delito alguno.

Críticos y opositores han señalado que Salinas de Gortari incurrió en actos de corrupción y permitió irregularidades a su familia, sobre todo a su hermano Raúl.

En una entrevista radial Miguel de la Madrid, quien fue presidente de México de 1982 a 1988, acusó en 2009 a su sucesor Salinas de robarse la mitad de la partida secreta (un extinto fondo discrecional que tenía el mandatario en turno) y que fomentó actividades irregulares de su familia, como conseguir contratos con el gobierno de manera indebida.

No obstante, Salinas de Gortari negó las acusaciones y posteriormente el propio Miguel de la Madrid se retractó de sus afirmaciones.