En el centenario del fin de la Primera Guerra Mundial, el mandatario galo llama a rechazar la “fascinación” por la violencia

November 11, 2018 - por

En el centenario del fin de la Primera Guerra Mundial, el mandatario galo llama a rechazar la “fascinación” por la violencia

El presidente Emmanuel Macron en el Foro de la Paz en Paris. Foto Afp

París.

Al encabezar los actos en conmemoración por el centenario del fin de la Primera Guerra Mundial en la capital francesa, el presidente galo, Emmanuel Macron, alertó hoy de las amenazas que hacen peligrar la paz mundial.

Macron habló de las amenazas que acechan al mundo actual como el calentamiento climático, la pobreza, el hambre y la desigualdad. Y advirtió que el unilateralismo, la violencia y el dominio sobre los demás no solucionan esos problemas.

“El patriotismo es exactamente lo opuesto al nacionalismo: el nacionalismo es una traición al patriotismo”, dijo Macron.

“Cuando decimos nuestros intereses son lo primero, los de los otros no importan, borramos lo más precioso de una nación, lo que le da vida y la hace grande: sus valores morales”, apuntó el jefe de Estado galo de 40 años, mientras en las tribunas ubicadas al pie del Arco del Triunfo lo escuchaban el presidente estadunidense, Donald Trump; la canciller alemana, Angela Merkel, y los mandatarios ruso y turco, Vladimir Putin, y Recep Tayyip Erdogan.

“Sumemos nuestras esperanzas en lugar de oponer nuestros miedos”, exhortó en un discurso en el que urgió a sus pares a rechazar “la fascinación por el repliegue, la violencia y la dominación” en memoria de los combatientes de la Gran Guerra.

“¡No olvidemos!”, agregó el mandatario, antes de reavivar la “llama eterna” instalada sobre la tumba.

Por la tarde, todos los dirigentes con excepción de Trump participaron con miembros de la sociedad civil en un Foro Internacional por la Paz organizado por la presidencia francesa para defender el multilateralismo que ha imperado desde el final de la Segunda Guerra Mundial.

En él, la canciller alemana Angela Merkel recordó que el proyecto de una Europa en paz está actualmente en entredicho y expresó su preocupación de que “los puntos de vista nacionalistas ganen terreno una vez más.

“La paz que disfrutamos hoy, que a veces nos parece como algo evidente, está lejos de serlo, y hay que pelear por ella”, declaró.

“A 100 años del fin de la Primera Guerra Mundial vuelve a haber una proliferación del nacionalismo”, señaló en la noche de hoy.

“La Primera Guerra Mundial nos mostró lo destructivo que puede ser el aislacionismo”, destacó en el foro, presidido por el mandatario francés. “Si esto estuvo mal 100 años atrás, ¿cómo sería ahora?”.

Merkel dijo que actualmente se vuelve a actuar por intereses propios, lo que en el peor de los casos puede llevar a situaciones de violencia.

La canciller recordó que el año pasado hubo más de 220 conflictos violentos en el mundo que forzaron la huida de 70 millones de personas.

En su discurso de apertura en el Foro por la Paz, la canciller alemana defendió a las Naciones Unidas. “Merecen todo nuestro apoyo”, indicó, y consideró que pese a que en la vida cotidiana sea blanco de las críticas, se trata de un logro alcanzado tras las “duras experiencias” de la Segunda Guerra Mundial.

“Ningún Estado, ninguna religión, ningún pueblo y ninguna persona debe darse por perdido”, manifestó.

Por eso, Merkel pidió seguir trabajando por una solución política a la crisis en Siria. Además recordó la “catástrofe humanitaria” que se vive en Yemen y aseguró que no suele estar presente porque hay pocas imágenes al respecto.

NOTICIAS RELACIONADAS