En instantes, la virulencia del COVID-19: médicos residentes

May 6, 2020 - por

En instantes, la virulencia del COVID-19: médicos residentes

Después de intensa jornada, personal de salud llega al Centro Cultural Los Pinos, acondicionado para albergar hasta cien médicos y enfermeras. Foto María Luisa Severiano

En unas horas y en ocasiones de un momento para otro, los médicos atestiguan la agresividad de la enfermedad Covid-19 en pacientes graves que, de pronto, sufren un infarto o se voltean boca arriba y de inmediato empeora su dificultad para respirar. Estamos pendientes de que se mantengan boca abajo, pero en lo que voy a ver a otro enfermo, cambian de posición, explicaron médicos residentes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), quienes advierten que cualquier descuido es suficiente para que se contagien.

En entrevista, los médicos señalaron la preocupación que les causa la convocatoria del IMSS, difundida el lunes anterior, con el fin de que residentes de todas las especialidades se sumen a la atención de enfermos Covid. Hubo una primera convocatoria el 23 de abril, dirigida a residentes del penúltimo y último año de anestesiología, medicina de enfermo en estado crítico, infectología, neumología y urgencias, entre otras, que no estuvieran en hospitales Covid.

Les ofrecieron puntos adicionales en su calificación académica que podría favorecerles para ser contratados por el IMSS al término de su preparación, vacaciones de 10 días hábiles adicionales, el reconocimiento como Héroe Covid y un bono de 20 por ciento de su sueldo por atender a enfermos del coronavirus, entre otros beneficios.

El 4 de mayo, el IMSS emitió una nueva convocatoria para incorporar a los residentes de todas las especialidades médicas con las mismas condiciones y beneficios.

Los entrevistados por La Jornada son expertos en el manejo de pacientes críticos (intensivistas y urgenciólogos), cuyo entrenamiento incluye la forma de colocar y, sobre todo, retirar los equipos de protección personal, que es cuando existe el riesgo de que adquieran el virus. Comentaron que algunos cubrebocas se sostienen de las orejas y les ha pasado que se les cae cuando utilizan el estetoscopio (aparato para escuchar el corazón y funcionamiento pulmonar).

Admitieron que hace falta personal médico y de enfermería, pero si los que lleguen a las áreas de hospitalización, urgencias y terapia intensiva no tienen el entrenamiento necesario o se descuidan, el riesgo de contagio es muy alto. No sé si un bono de 20 por ciento del salario, unos mil 200 pesos adicionales al mes, compensa el riesgo de enfermar.

Para los médicos que ya laboran en hospitales designados para la atención de la pandemia, el beneficio del bono aplica si aceptan cubrir sus turnos habituales y quedarse ocho horas más, lo que para los entrevistados, adscritos a diferentes nosocomios del IMSS, es desalentador, porque las autoridades pasan por alto que nuestras jornadas laborales son extenuantes, estamos en las áreas críticas durante ocho horas continuas y si después de eso “nos tenemos que quedar otras ocho horas para tener el bono y el reconocimiento de ‘Héroe Covid’, no estamos seguros si compensa el riesgo que corremos”.

Resaltaron que son médicos por vocación, pero en la situación actual es indispensable que las autoridades, igual que nosotros, hagan su máximo esfuerzo para que todos superemos la emergencia sanitaria.