En la pandemia, se fortalece la conexión de escuelas con familias, alumnos y comunidad para atender sus necesidades, destaca LAUSD

December 1, 2020 - por

En la pandemia, se fortalece la conexión de escuelas con familias, alumnos y comunidad para atender sus necesidades, destaca LAUSD

Distribución gratuita de alimentos a padres de familia y miembros de la comunidad.

En la pandemia, el distrito escolar fortalece la conexión de las escuelas con las familias de los alumnos, con la comunidad, para atender sus diferentes necesidades. Un ejemplo de ello es el reparto de casi 80 millones de despensas gratuitas y el millón y medio que se dieron a casi medio millón de personas necesitadas un día antes de Acción de Gracias.Esta acción no tiene precedente en el país.

“Hoy es más crítico que nunca asegurar ese enfoque central”, afirma el Superintendente Austin Beutner de LAUSD, siglas en inglés del disrito escolar. Para ello, es sistemática la relación con padres, socios comunitarios y educadores.

“Siempre escuchamos lo mismo una y otra vez. No hay una sola solución para todos.  Es un desafío hacer que nuestro gran distrito se sienta más pequeño, más local y más conectado. Así que realmente, esta idea de conexión es fundamental sobre lo que es una comunidad de escuelas de prekínder hasta el grado doceavo,  centrada en un vecindario y diseñada para atender las necesidades locales”, dijo el doctor David Baca, director general de Escuelas del distrito escolar.

Esta idea de la conexión de las escuelas con la comunidad es reciente, puntualizó el Superintendente Austin Beutner.  Y ahora hay resultados, como el programa de distribución de alimentos conocido como Grab&Co,  vacunación contra gripe, pruebas sobre COVID, apoyo emocional, expansión de las artes, la música, los deportes, los foros virtuales entre padres, maestros y alumnos y múltiples actividades en las que interrelacionan, producen actividades comunitarias que permiten que haya mayor conocimiento entre miembros de la comunidad.

”El apoyo de Grab &Co a las comunidades es inmenso. Nunca he visto nada igual en mis años de educadora. Se extiende más allá del aula. Es testimonio del enfoque familiar tan importante del distrito escolar”, consideró la educadora Paricia Merrit.

Este tema fue el desarrollado por el Superintendente Beutner en su mensaje semanal en el que participaron miembros del distrito escolar d diversas zonas angelinas. “Tenemos 1,400 escuelas y muchas historias que contar”, expresó.

En la secundaria Griffith, por ejemplo, se empodera a los líderes comunitarios mediante la educación. Se lleva alegría, conexión y creatividad. Los maestros, además, organizan excursiones virtuales, lecciones de teatro virtual, asambleas semanales para destacar el trabajo estudiantil, se ponderan raíces culturales, cumpleaños, celebraciones divertidas con piñatas. Los clubes de liderazgo producen podcast con la comunidad local, construyen dispositivos para la comunidad local. Hay conexiones con familias.

Cuenta el doctor Gregory Verrera, de ese plantel, que desde el principio de la pandemia se ofreció a los alumnos un programa de educación robusto basado en apoyo socioemocional para alumnos que generara un sentido de pertenencia.

“Cuando los alumnos se sienten bien son capaces de aprender y cuando sienten que son parte de una comunidad escolar son más capaces para el aprovechamiento. Comenzamos el año escolar con una orientación virtual interactiva en la que todos los alumnos y padres participaron. Al final del primer día cada alumno ya tenía su horario y  conoció a sus maestros”, dijo.

Explicó que en la clase de asesoramiento, los maestros presentaron claramente las lecciones diseñadas para crear comunidad, construir capacidades socioemocionales y enseñar el autocuidado.

Hubo concurso de altares el Día de muertos, desfile virtual de Halloween, préstamo de libros virtuales, se formó el consejo asesor estudiantil. Los alumnos se reúnen semanalmente con el director para abordar cuestiones importantes de su escuela y su comunidad.  Su trabajo se transmite en el bullodog broadcast, un programa

semanal de los alumnos para alumnos sobre temas de interés para todos. Este año, en respuesta a la crisis alimentaria creada por la pandemia, será lanzado el jardín comunitario Griffith que proporcionará una despensa de alimentos y ofrecerá oportunidades para que alumnos y padres trabajen juntos en el cultivo de sus propios alimentos desde el hogar.

Además a los alumnos se les premia semanalmente por su actitud positiva por su participación en cada clase .

Los  maestros también se conectan con los alumnos proporcionando tutoría individualizada.

Beutner  preguntó a Baca lo que se puede esperar de una familia, un alumno, un maestro en un aula con base en este esfuerzo ¿Cuál es el siguiente capítulo de esto?

“Veremos todas las distintas necesidades locales que se están haciendo, que todo lo necesario se encuentre en la escuela  Estamos viendo esto de diferentes maneras, desde pruebas de COVID-19, a una vacuna contra la gripe, se está repensando el papel de las escuelas y las comunidades atendiendo las necesidades de los alumnos. Seguiremos viendo crecer esos apoyos integrales y una aceleración en los resultados estudiantiles. Se trata de aprender. Queremos ver que cada alumno alcance niveles altos ya sea si requiere tutoría individualizada para satisfacer esas necesidad o lo que sea necesario. Podemos determinarlo y asegurarnos de que todos los alumnos , nuestras familias reciban atención”.

Beutner dijo que cada día se advierte más progreso. “Si mantenemos el enfoque asegurando que los estudiantes necesitan cada día podemos mejorar”.

.