La Educación

Al Servicio del Pueblo Latino de California

Traductor:

English Español Português 简体中文 日本語 Русский Français Deutsch

En las actuales condiciones, los maestros de LA no volverán a clases presenciales

February 22, 2021 - por

En las actuales condiciones, los maestros de LA no volverán a clases presenciales

El temor de las madres, expresado el pasado sábado durante una protesta frente al edicio federal en el centro angelino. Foto: Reclaim Our Schools LA.

Los maestros de Los Angeles se niegan a volver a una instrucción completa o híbrida a menos que sean cumplidas tres condiciones:

1.- Que el Condado de Los Angeles esté fuera del nivel púrpura.

2.- Que todo el personal necesario para volver al trabajo en persona sea vacunado contra el COVID-19.

3.- Que las condiciones de seguridad estén vigentes en las escuelas, como el EBP, el distanciamiento social, la ventilación y un régimen de limpieza.

El Sindicato de Maestros de Los Angeles (UTLA, siglas en inglés), adelantó sus condiciones para volver a clases con base en una votación entre 900 líderes sindicales, de los cuales el 93% estuvieron en contra de una reapertura física completa o híbrida. Exigen que haya condiciones de seguridad plena.

Del 1 al 5 de marzo, los miembros de la UTLA votarán sobre el tema de un regreso seguro a la instrucción en persona.

La institución aseguró que los educadores están siendo atacados por su posición de no querer retornar a clases presenciales por falta de condiciones de seguridad sanitaria y por defender a la comunidad.

“Es lamentable que los educadores estén siendo atacados, y la presión de prevenir un retorno inseguro recae sobre nosotros mientras nuestros estudiantes y sus familias enfrentan devastación económica, enfermedad y muerte”, dijo la presidenta de la UTLA, Cecily Myart-Cruz.

La organización magisterial considera que regresar a las escuelas sin las debidas protecciones de salud y seguridad expondrá a los niños y a educadores al COVID-19, poniendo a las familias en riesgo de enfermedad y muerte.

Indicó que los funcionarios locales y estatales no crearon las condiciones adecuadas para regresar a las escuelas para la instrucción en persona.

“Priorizaron los centros comerciales interiores, la cena al aire libre, los gimnasios y las salas de tarjetas, mientras que las tasas de infección se dispararon y los edificios escolares permanecieron cerrados. Ahora los educadores están siendo vilipendiados por tratar de proteger a nuestros estudiantes y a nuestras comunidades”.

Y acusó:

“La falta de voluntad política de nuestros funcionarios electos para proporcionar las condiciones adecuadas ahora, desafortunadamente, pone en peligro a los educadores y a las comunidades escolares

Myart-Cruz destacó:

“Los funcionarios locales y estatales no crearon las condiciones adecuadas para regresar a las escuelas para la instrucción en persona. Priorizaron los centros comerciales interiores, la cena al aire libre, los gimnasios y las salas de tarjetas, mientras que las tasas de infección se dispararon y los edificios escolares permanecieron cerrados. Ahora los educadores están siendo vilipendiados por tratar de proteger a nuestros estudiantes y a nuestras comunidades”.

UTLA indicó que sigue comprometida ante la creciente presión política para que sea seguro salvar vidas.

La lideresa llamó a sus más de 33 mil miembros a unirse y prepararse para dar responder en caso de que haya un mandato que los obligue a volver a las aulas.

“ Seamos claros: la presión para regresar a las escuelas es política. No es ciencia”.

UTLA indica que  quienes empujan a un retorno inseguro están atacando personalmente a los líderes sindicales y educadores con el fin de impulsar sin éxito una cuña entre los educadores y la comunidad.

“La UTLA sigue comprometida ante la creciente presión política para que sea seguro salvar vidas”.

Aludió, asimismo, a una encuesta del Distrito Escolar Unificado de Los Angeles que concluyó que el 66% de los padres no quieren enviar a sus hijos a las escuelas físicas mientras la pandemia amenace sus vidas.

El organismo de los docentes expresó  algunas de las razones por las que actualmente no es seguro volver a la instrucción en persona:

*“El condado de Los Ángeles permanece en el nivel púrpura, y las comunidades a las que servimos están en mayor riesgo que otras. Los residentes negros, latinos e isleños del Pacífico están muriendo a tasas desproporcionadamente más altas y siendo vacunados a tasas desproporcionadamente más bajas. La tasa de mortalidad de COVID-19 entre las familias latinas en el condado de Los Ángeles es tres veces la tasa de residentes blancos.

*”La tasa general de casos del condado de Los Ángeles no refleja los niveles de infección en la comunidad LAUSD. El umbral estatal para regresar a las escuelas primarias es de 25 casos por cada 100.000 habitantes, y esa cifra incluye comunidades ricas como La Cañada, que tiene un nivel de menos de 2 casos por cada 100.000. Muchas de las comunidades a las que servimos tienen niveles del virus 15 veces mayores que los de La Cañada.

*”Las normas de seguridad se están erosionando. En noviembre, el Departamento de Salud Pública dijo que no era seguro regresar a las escuelas hasta que los casos estuvieran por debajo de 7 por cada 100,000. De repente, Gavin Newsom y el Departamento de Salud Pública afirman que es seguro regresar a las escuelas primarias en 25 casos por cada 100,000 personas. ¿Por qué el cambio? Un factor importante es la presión de la Cámara de Comercio y otros intereses empresariales, que quieren que los padres de nuestros estudiantes vuelvan a trabajar, independientemente del peligro para la salud de sus familias”.

*”No se están tomando en serio los nuevos desarrollos preocupantes del COVID-19. El condado de Los Ángeles ha reportado un aumento de más del 35% en niños con MIS-C, un síndrome inflamatorio raro y potencialmente mortal. Los niños latinos representan el 72% de los casos reportados. Y las nuevas variantes del virus en nuestras comunidades son mucho más transmisibles, pueden ser más mortales y podrían ser más resistentes a las vacunas, aumentando la posibilidad de reinfección y otro aumento comunitario de las infecciones”.