En medio de criticas, Trump da a conocer su plan migratorio; mayor dinero al muro, barreras de idioma y excluye a dreamers

May 16, 2019 - por

En medio de criticas, Trump da a conocer su plan migratorio; mayor dinero al muro, barreras de idioma y excluye a dreamers

Foto/AP

____________________________________________________________________

Plantea Trump gran aumento en la cuota de migrantes calificados

_______________________________________________________________________________________

Precedida por una lluvia de críticas desde los bando demócrata y republicano, el presidente Donald Trump presentó este jueves el plan migratorio que ha sido confeccionado por su yerno, Jared Kushner,para aportar más fondos al muro en la frontera con México e imponer barreras de idioma y conocimientos a los inmigrantes legales, para condicionar su ingreso al país en el “mérito” profesional y menos en sus lazos familiares.

La propuesta, anunciada desde los jardines de la Casa Blanca, no incluye la regularización de los casi dos millones de “dreamers”, es decir, los hijos de indocumentados que llegaron en brazos de sus padres, una situación que ya ha desatado la critica de demócratas y republicanos.

Apenas esta semana, Jared Kushner cabildeó el apoyo de congresistas que se declararon sorprendidos por el poco conocimiento del tema. El escepticismo de numerosos congresistas anuncia un complicado proceso de convencimiento y aprobación en el Congreso.

El plan, un “sistema basado en los méritos” de los inmigrantes, da prioridad a los trabajadores con habilidades o experiencia por encima de aquellos que buscan la reunificación familiar. Este aspecto afectaría fundamentalmente a los inmigrantes de Centroamérica que llegan con la esperanza de reafianzar sus lazos familiares con los padres o madres que llegaron antes que ellos a Estados Unidos.

Apenas ayer, el presidente volvió a relacionar la llegada de inmigrantes indocumentados con la criminalidad, a pesar de que no hay datos que respalden esa afirmación.

“No creo que la mayoría de los países nos estén enviando a sus mejores ciudadanos. Eso es lo que está pasando, y nos está causando problemas enormes en términos de crimen”, afirmó Trump en un discurso ante familiares de policías fallecidos.

En concreto, su plan pretende aumentar del 12 % actual al 57 % la proporción de inmigrantes que obtienen la residencia permanente debido a su talento, sus estudios o su trabajo, mientras se rebaja del 66 % al 33 % a quienes logran ese estatus por lazos familiares.

Además, busca reducir del 22% actual al 10% el volumen de personas que obtienen la “green card” (tarjeta de residente) por razones humanitarias o para promover la diversidad.

El proyecto también acabaría con la “lotería de visados para la diversidad”, un programa de 1990 que asigna aleatoriamente hasta 50,000 visados al año para los ciudadanos de países que tradicionalmente tienen bajas tasas de inmigración a Estados Unidos, y que beneficia sobre todo a africanos.

El Congreso de EU no ha conseguido aprobar una ley de reforma migratoria importante en tres décadas, y los esfuerzos para lograr una reforma integral fracasaron bajo los presidentes George W. Bush y Barack Obama, quienes enfatizaron la necesidad de equilibrar los esfuerzos para reforzar la aplicación de la ley con la necesidad de expandir las vías legales para la legalización de millones de migrantes en Estados Unidos.

“A la luz de las actuales controversias de inmigración, es poco probable que el Congreso adopte una reforma este año, especialmente con las elecciones presidenciales de 2020 a la vista”, dijo el profesor de Ley de Inmigración de la Universidad de Cornell Stephen Yale-Loehr.

Pero el problema puede estar en otra parte. La política de migración de Donald Trump ha sido denunciada regularmente por la comunidad empresarial, incluido Silicon Valley, que emplea a miles de ingenieros extranjeros, o los agricultores que dependen de mano de obra barata y de temporada.

En 2017, los jefes de Apple, Microsoft, Google, Facebook, Airbnb y Netflix, manifestaron que las medidas que prohibían la entrada al país a ciudadanos de siete países de mayoría musulmana eran “contrarias a los valores de Estados Unidos”.

“Hubo al menos un gran malentendido: el presidente quiere que la gente venga a nuestro país”, dijo Sarah Sanders. “Quiere que vengan legal y fácilmente para aumentar nuestra fuerza laboral y el crecimiento”, agregó.

Sin embargo, el mensaje presidencial no apunta a eliminar las medidas represivas en la frontera. “Hay una verdadera crisis en la frontera”, dijo Sanders.

– “Invasión” –

Trump no para de denunciar “una invasión” de migrantes ilegales, que según él incluyen a muchos narcotraficantes y delincuentes.

Para bloquearlos, quiere erigir un muro entre México y Estados Unidos.

Pero la negativa de los demócratas, que controlan la cámara baja del Congreso, a financiar esta construcción lo ha llevado a declarar una “emergencia” en la frontera, lo que le permite aprovechar los presupuestos militares, esquivando la aprobación legislativa.

Según cifras oficiales, más de 100.000 migrantes fueron detenidos luego de cruzar ilegalmente la frontera desde México en abril, cifra que marcó un crecimiento por segundo mes consecutivo.

Si bien este flujo ya se ha registrado en el pasado, actualmente incluye muchas más familias y menores no acompañados, casi todos de Guatemala, Honduras y Salvador.

Huyendo de la violencia y la miseria de las pandillas en estos países centroamericanos, generalmente solicitan asilo al llegar y no pueden ser deportados hasta que un juez decida sobre su caso. La mayoría son liberados mientras se lleva a cabo el análisis.

Trump critica este sistema que, según él, les permite desaparecer en territorio estadounidense. El lunes, volvió a denunciar en Twitter las leyes “relajadas, ineficientes y peligrosas”.

Sin embargo, según los medios estadounidenses, el plan que se divulgará el jueves no aborda este tema.

Con información de AFP