EPN ejecutó estrategia secreta de filial de Odebrecht para impulsar Etileno XXI

June 19, 2018 - por

EPN ejecutó estrategia secreta de filial de Odebrecht para impulsar Etileno XXI

la planta Etileno XXI.

El decreto presidencial, que cumple con la petición secreta del consorcio, se publicó en el Diario Oficial de la Federación tres meses antes del inicio de operaciones de la planta Etileno XXI.

___________________________________________________________________

En enero de 2016, el presidente Enrique Peña Nieto encareció la importación de polietileno, lo que corresponde a una estrategia secreta solicitada por el consorcio Braskem-Idesa, controlado por Odebrecht, para asegurar el éxito económico del complejo Etileno XXI, muestran documentos enviados a Méxicoleaks.

En febrero de 2010, los inversionistas declararon que era “fundamental para la economía de las Instalaciones (…) que el Gobierno de México incremente las tarifas aplicables a la importación de toda clase o tipo de polietileno”.

Esta declaración se incluye en el contrato firmado entre Petróleos Mexicanos (Pemex) y las empresas Braskem e Idesa, que recibió Aristegui Noticias mediante Méxicoleaks.

En abril de 2017, Pemex dio a conocer una versión pública del contrato, pero decidió censurar todos los elementos clave, incluyendo la solicitud para encarecer las importaciones del polietileno.

En el contrato, Pemex se comprometió a “realizar los esfuerzos comercialmente razonables para apoyar al Comprador (Braskem-Idesa) en sus esfuerzos de obtener un incremento (…) en las tarifas de importación”, lo cual también fue censurado en la versión pública que publicó la empresa del Estado mexicano.

El decreto del Presidente, que cumple con la petición secreta del consorcio, se publicó en el Diario Oficial de la Federación tres meses antes del inicio de operaciones de la planta Etileno XXI.

Emilio Lozoya fue director de Pemex de diciembre de 2012 a febrero de 2016, por lo que fue el principal encargado de velar por el interés del consorcio extranjero en lo relacionado a la tarifa de importación.

En agosto de 2017,  Aristegui Noticias publicó la investigación de Quinto Elemento Lab, que mostró videos donde directivos de Odebrecht reconocieron sobornos a Lozoya por 10 millones de dólares.

Durante la campaña presidencial de 2012, Braskem realizó tres transferencias por 1.5 millones de dólares a la empresa Latin America Asia Capital, controlada por Lozoya, según documentos obtenidos por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.

EL OBJETIVO

El 19 de febrero de 2010, Braskem-Idesa firmó un contrato con Pemex para obtener etano durante 20 años y procesarlo en una planta con capacidad de producir 750 mil toneladas de Polietileno de Alta Densidad (PEAD) y 300 mil toneladas de Polietileno de Baja Densidad (PEBD) cada año.

El polietileno es una materia prima de primer orden en la industria, porque sirve para fabricar toda clase de productos plásticos (bolsas, vasos, cubiertos, botellas, tubos, juguetes, etc), pero también para impermeabilizantes, autopartes, cascos, rodilleras y un largo etcétera.

El contrato, que se ha mantenido en secreto los últimos ocho años, garantizó una serie de ventajas para el consorcio extranjero, incluyendo descuentos en los precios del etano y castigos para Pemex en caso de incumplimiento.

El proyecto de Braskem-Idesa fue seguido por Pemex con una política de no invertir en la ampliación de sus plantas para polietileno, con el objetivo de priorizar al proyecto de capital privado, concluyó una revisión de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

El director de desarrollo de negocios de Braskem, Cleantho Leite, dijo al diario Reforma que el objetivo de Etileno XXI era contactar clientes rápidamente para sustituir las importaciones: “Éste es el gran impacto y beneficio para México, por sustituir importaciones, generar exportaciones y una mejora en la balanza de pagos del País. Es el proyecto industrial más importante en los últimos cinco años hecho por una empresa privada”.

La estrategia para el consorcio era clara: convertirse en el proveedor número uno de polietileno en México… recibiendo toda la ayuda posible.

PANORAMA TURBULENTO

Las irregularidades de Etileno XXI son trasexenales, de caracter internacional y en los tres niveles de gobierno.

Transexenales porque el contrato se firmó en 2010, con funcionarios nombrados por Felipe Calderón, aunque fue implementado en la administración de Enrique Peña Nieto.

En Brasil, los hechos ocurrieron entre las administraciones de Luiz Inacio Lula da Silva, actualmente condenado por corrupción en Brasil, y de Dilma Roussef, quien fue obligada a dejar el cargo.

Además de los funcionarios federales ya nombrados, intervinieron los ex gobernadores de Veracruz, Fidel Herrera y Javier Duarte, quienes tuvieron reuniones directamente con ejecutivos brasileños.

Los sobornos, según las investigaciones de Mexicanos Contra la Corrupción, son de más de 16 millones de dólares y se hicieron mediante empresas offshore y firmas fantasma.

LA CASA PIERDE

Pemex pierde de todas formas, pues compra etano a precio de mercado y en dólares, según la convocatoria publicada en abril de este año, pero lo vende a Braskem-Idesa por debajo del precio mínimo y en pesos, de acuerdo con la filtración recibida vía Méxicoleaks.

Pemex le vende etano a Etileno XXI al 80% del valor de la referencia Henry Hub, lo que actualmente equivale a 16 centavos de dólar por galón, mientras que el valor en el mercado es de 50 centavos de dólar por galón, acusa la filtración, basada en el anexo de fórmula de precios, documento que Pemex tampoco hizo público.

En solo 10 meses de operación, Etileno XXI representó pérdidas por mil 900 millones de pesos para Pemex, pues vendió el etano a un precio más bajo de lo que le cuesta entrgarlo, reveló una investigación de la ASF.

Mientras se acumulan las irregularidades, las investigaciones oficiales no han tenido avances desde que el 16 de octubre de 2017 el entonces procurador, Raúl Cervantes, afirmó que las indagatorias estaban totalmente concluidas.