Videos: Este miércoles, segunda sesión de mediación entre UTLA y el distrito escolar. Si no logran acuerdo avanzará el proceso que desembocará en una huelga

October 2, 2018 - por

Videos: Este miércoles, segunda sesión de mediación entre UTLA y el distrito escolar. Si no logran acuerdo avanzará el proceso que desembocará en una huelga

Maestros de diferentes partes del país reunidos en Washington DC manifestaron su adhesión a sus colegas angelinos.

Este miércoles se llevará a cabo la segunda sesión de mediación entre el Sindicato de Maestros de Los Angeles (UTLA, siglas en inglés) y el distrito escolar.

En la primera, celebrada el 28 de septiembre, no hubo acuerdo y los maestros rechazaron una propuesta del superintendente Austin Beutner, y la calificaron de “ superficial, poco sincera e inútil”.

En una carta a Beutner, UTLA lo llamó mentiroso y aseguró que “ha demostrado que no está calificado para el cargo y no es digno de confianza”.

En su oferta, Beutner soslaya las principales exigencias de UTLA, relacionadas con mejoras a la calidad educativa. En cuanto al alza salarial que demandan los maestros, del 6.5%, sólo ofreció un 3% concreto.

UTLA espera que en la sesión de este jueves, Beutner proponga soluciones a los problemas que enfrenta la educación pública angelina. No aceptará nada que no sea en este contexto, a decir del vicepresidente de UTLA, Juan Ramírez.

Si no hay acuerdo, el distrito escolar podría solicitar otra sesión. También puede darse el caso de que se llegue a lo que se conoce como Facts Finding, mediante el cual se crearía una comisión de tres representantes, de los maestros, del distrito escolar y del estado para que en un plazo no mayor de 30 días propongan una sugerencia de solución.

El Facts Finding será la última fase de un proceso, que desembocaría en una huelga.

SOLIDARIDAD GREMIAL CON UTLA

En tanto, se han expresado múltiples gestos solidarios con el gremio magisterial angelino en este tiempo de lucha, de definición.

Amplio respaldo es lo que UTLA recibe de mentores de California y del país.

Son casi cinco millones de profesores, del este al oeste, de norte a sur, los que han expresado su adhesión a la lucha de los maestros angelinos, fundamentalmente, en favor de la educación pública.

El pasado sábado, cientos de dirigentes de maestros de todo el país congregados en Washington DC, proclamaron su apoyo a UTLA.

Cecily Myart-Cruz, vicepresidenta de la organización, acudió a ese evento con la representación de sus colegas y les dio amplia y detallada información sobre la situación en la que se encuentra la negociación con el distrito escolar.

Los mentores, incluso, portaban pancartas solidarias.

Otro vicepresidente de UTLA, Juan Ramírez, hizo lo mismo, pero en el norte de California, ante maestros de todo el estado.

Maestros de California respaldan a sus compañeros de UTLA.

Las muestras de apoyo provienen de la Asociación Nacional de Educadores (NEA, siglas en inglés), que cuenta con más de tres millones de miembros, de la Federación Americana de Maestros (AFT), que supera el millón y medio de miembros, de la Asociación de Maestros de California (CTA), con casi 400 mil afiliados y de la Federación de Maestros de California (CFE), con más de 50 mil agremiados.

En julio pasado, líderes de los sindicatos de maestros de Arizona y de Puerto Rico, que realizaron exitosas huelgas, estuvieron en la Conferencia de Liderazgo de UTLA, compartieron sus experiencias y expresaron su adhesión a la lucha de UTLA.

“Nunca había pasado que de otros estados se han unido para ayudarnos”, declaró Juan Ramírez.

Dijo que maestros de diversas entidades y de California están dispuestos a venir a Los Angeles y participar en marchas y en tareas de UTLA.

Ramírez fue enfático: “ Hay solidaridad muy grande de educadores”.

El jueves próximo la Federación de Trabajadores del Condado de Los Angeles – que integra a un millón de miembros- expresará su aval y respaldo a UTLA y su lucha por salvar la educación pública.

Incluso, agregó Ramírez, la organización Alliance to Reclaim Our Schools (AROS), reúne fondos para ponerlo a disposición de UTLA en caso de que estalle una huelga.

Los maestros también llevan a cabo el fortalecimiento de la alianza con padres de familia y con miembros de la comunidad angelina.

“No están solos”, les han expresado padres de familia a los maestros en diversos foros.

Miembros de UTLA llevan a cabo reuniones con padres en diferentes áreas del distrito. Los informan sobre la situación y hasta dónde están dispuestos a llegar – a una huelga- si el distrito escolar no cambia su forma de actuar.

Sería la tercera huelga en la historia del distrito escolar. La primera fue en 1970 y la segundo en 1989.

También les dan pancartas para que las pongan en sus casas en apoyo a educadores.

“Es un movimiento que está creciendo. Muchos padres cuando se les explica el por qué estamos en esta situación están de acuerdo con los maestros”, dijo.

Este es el video de la entrevista con el vicepresidente Ramírez:

REBELION DE MAESTROS

UTLA afirma que la rebelión  de maestros de Virginia Occidental, Oklahoma, Kentucky, Colorado y Arizona es fuente de inspiración de los mentores angelinos que defienden a la educación pública atacada por el distrito escolar, por la asociación de chárter, por billonarios y por la administración Trump.

En la reciente Conferencia de Liderazgo del Sindicato de Maestros de Los Angeles), los testimonios de Mercedes Martínez, presidenta de la Federación de Maestros de Puerto Rico, y de Joe Thomas, presidente de la Asociación de Educadores de Arizona, hicieron flotar la convicción de que sólo a través de la huelga lograron los resultados históricos y obtuvieron soluciones a males sistémicos en el ámbito educativo y de mejoras al magisterio.

Joe Thomas, líder de maestros de Arizona, Mercedes Martínez, de Puerto Rico y Arlene Inouye, presidenta del Equipo de Negociación de UTLA. La foto, durante la reciente Conferencia de Liderazgo del gremio magisterial angelino.

En declaraciones a La Educación, Martínez afirmó que la decisión de sus colegas angelinos de optar por la huelga es “una acertada, heroica y más que necesaria para defender la educación pública, los derechos de los niños y los derechos del magisterio maltratados y pisoteados por el distrito escolar”.

Dijo que los maestros de Puerto Rico lo tenían en contra: el gobierno, la prensa, la falta de recursos económicos y el escenario de destrucción después del huracán María. Y, aprovechando la coyuntura, la Secretaria de Educación, Betsy DeVos, fue a esa isla para instruir al gobernador que su

Y a partir de ese momento surgió la insurgencia magisterial.  “Protestamos en escuelas, cabildeamos en la  legislatura, el senado, en el departamento de Educación, con el gobernador. Tuvimos actos de desobediencia civil. Hubo arrestados”, dijo.

Fue una lucha con buenos frutos. En ese estado libre asociado no hay una sólo chárter ni se ha criminalizado ni penalizado a los activistas defensores de la educación pública.

Aquí la entrevista a la dirigente puertorriqueña:

El dirigente de maestros de Arizona, Joe Thomas, calificó de “sorprendente” lo obtenido por los maestros de Puerto Rico y luego dio a conocer la fórmula para que el movimiento de maestros fuera triunfal.

Reiteró la necesidad de abrir espacios a la comunidad dentro de la causa magisterial. Contando con semejante activo, lograron hacer movilizaciones de 65 mil personas, algunas con una temperatura cálida extrema. En todo momento recordaron la gesta de los maestros de West Virginia.

Uno de los retos del movimiento fue concientizar en la necesidad de disminuir los alumnos en los salones de clase ya que el que tuvieran hasta 49 era asumido como normal.

Fueron casi 10 semanas de movilizaciones y una de huelga del 26 al 30 de abril, estallada porque  hubo negativa de las autoridades para darles mejor salario y terminar con recortes de los recursos destinados a la educación.

Más de mil escuelas públicas y chárter cerraron sus puertas debido al paro laboral de los maestros.

A final de cuentas, lograron un alza salarial escalonada del 20% y el ofrecimiento de que no habría más recortes presupuestales, contó Thomas.

Ancestralmente, Arizona venía ocupando uno de los últimos lugares en la nación en salarios para los maestros y fondos destinados para las escuelas.

El acuerdo final no satisfizo del todo a los mentores, pero fueron lo suficientes para que regresaran a las aulas. Sin embargo, siguen preparándose para futuras batallas.

Cuando se le preguntó lo que pudiera sugerir a los maestros angelinos que se proponen hacer una huelga, dijo que es necesario confiar en los miembros, tener solidaridad dentro y fuera con padres, maestros y organizaciones de trabajadores.

“Sólo háganlo”, exclamó.