Fiscales acusan de homicidio al policía de San Leandro que mató a un afroamericano en un Walmart

September 2, 2020 - por

Fiscales acusan de homicidio al policía de San Leandro que mató a un afroamericano en un Walmart

Manifestación contra el racismo en Oackland.

OAKLAND

La Fiscalía del condado de Alameda acusó de homicidio calificado a un oficial de la Policía de San Leandro involucrado en el tiroteo que cobró la vida de un hombre afroestadounidense en una tienda Walmart de la ciudad.

La procuradora local Nancy O’Malley informó que la decisión de presentar cargos criminales contra el agente Jason Fletcher se tomó luego de una extensa investigación y un análisis minucioso de la evidencia, entre ella videos grabados por testigos del incidente y por las cámaras montadas en los uniformes de los oficiales.

“Presentar cargos de homicidio calificado contra un oficial de la Policía no es una decisión que se tome a la ligera ni de manera apresurada. Como ocurre con cualquier caso de homicidio que abre la Fiscalía, la decisión demanda una discusión razonada y un cuidadoso análisis legal”, dijo O’Malley a través de un comunicado.

Fletcher respondió el pasado 18 de abril al reporte de una persona que intentaba robar un bate de béisbol de una tienda Walmart ubicada sobre el bulevar Hesperian, en la ciudad de San Leandro. El sospechoso, Steven Taylor, terminó muerto de un balazo en el pecho en menos de 40 segundos después de la llegada del oficial.

Los videos del tiroteo dados a conocer por la Policía de San Leandro muestran al agente Fletcher intentando retirar -sin éxito- el bate de las manos de Taylor, al tiempo que desenfundaba su pistola.

Durante la confrontación, el oficial le pide al sospechoso arrojar el bate al suelo y después le dispara en dos ocasiones con una pistola de descargas eléctricas. En la declaratoria de causa probable presentada en la corte, los fiscales aseguran que “Taylor claramente experimentó el choque eléctrico que lo hizo tambalearse hacia el frente”.

El oficial Jason Fletcher aparece en la cámara de corporal de otro oficial momentos después de haberle disparado a Steven Taylor. Crédito: Policía de San Leandro

El documento judicial agrega que el sospechoso “tenía dificultades para mantenerse en pie y el bate de béisbol apuntaba hacia el suelo” cuando el agente Fletcher le disparó en el pecho casi al mismo tiempo que su oficial de refuerzo llegaba a la escena.

“El señor Taylor no representaba ninguna amenaza de muerte inmediata o de causar lesiones severas para el acusado (Jason) Fletcher o alguien más en la tienda”, indicaron los fiscales.

En la acusación de homicidio calificado contra el uniformado, la oficina de la fiscal O’Malley argumenta que Fletcher no espero la llegada de su refuerzo para iniciar contacto con Taylor, omitió recurrir a otras técnicas para reducir la tensión de la confrontación y “actuó al calor del momento”.

“Al momento del tiroteo no era razonable concluir que el señor Taylor representaba una amenaza de muerte inminente”, por lo que “su uso de fuerza es inaceptable y viola el código penal” de California.

La Fiscalía destacó los cambios a las leyes penales de California vigentes desde enero de este año que exigen que “el uso de fuerza por parte de oficiales se debe llevar a cabo únicamente cuando una vida está amenazada”, además de obligar a los uniformados del estado a utilizar “otros recursos y técnicas” disponibles para reducir la tensión siempre que sea razonable.

El jefe de la Policía de San Leandro, Jeff Tudor, confirmó en un breve comunicado los cargos de homicidio calificado contra el oficial de su corporación y reconoció que “la muerte de Steven Taylor ha afectado profundamente a la comunidad”.