Francia sufre su peor desplome económico desde la Segunda Guerra Mundial

July 31, 2020 - por

Francia sufre su peor desplome económico desde la Segunda Guerra Mundial

El Arco del Triunfo en París.

La economía francesa ha sufrido una caída récord del 13,8 % en el segundo trimestre de este año, según revelan los últimos datos de la agencia nacional de estadísticas INSEE, que evidencian el alto coste de la paralización económica provocada por el covid-19.

Este desplome histórico supone el tercer trimestre consecutivo de decrecimiento luego de que la economía gala empezara a contraerse a finales del año pasado, antes de que la pandemia del coronavirus empezara a golpear Europa. La economía continuó su descenso en los primeros tres meses de 2020, cuando se introdujeron las medidas de cuarentena y el cierre de negocios, cayendo un 5,9 %.

Conforme a los últimos datos, el consumo interno, uno de los principales impulsores económicos, ha caído entre abril y junio aún más que en el primer trimestre del año, el 11 % frente a casi el 6 %, respectivamente.

El Gobierno galo ha declarado que el país está sufriendo la peor conmoción económica desde la Segunda Guerra Mundial. El gobernador del Banco de Francia, Villeroy de Galhau, pronosticó esta semana un desplome del 10 % para el global del año 2020 y afirmó no cree que la economía regrese a los niveles previos a la crisis hasta principios de 2022.

El devastador impacto de la pandemia, que ha borrado años del crecimiento del PIB, se ha dejado sentir a lo largo de toda Europa. El descenso de Francia es peor que el de Alemania, la locomotora económica de la región, que reportó este jueves una caída sin precedentes del 10,1 % para el segundo trimestre del años. España reveló sus datos este viernes, con un estrepitoso desplome del 18,5 % en el mismo periodo. Por su parte, el PIB de Italia, la tercera economía europea, decreció más el 12 %.

A fecha de hoy, se registran 1,7 millones de infectados y 182.136 muertes por covid-19 en la Unión Europea, el Espacio Económico Europeo y el Reino Unido, según el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades. Algunos gobiernos europeos ya se muestran preocupados sobre una posible segunda ola de la enfermedad después de que varias naciones, entre ellas, Francia y España, hayan experimentado un aumento de los casos tras la reapertura de sus fronteras.