La Educación

Al Servicio del Pueblo Latino de California

Traductor:

English Español Português Français Deutsch

Gloria Trevi, su madre, Mary Boquitas y Sergio Andrade, acusados en una Corte de California

January 4, 2024 - por

Gloria Trevi, su madre, Mary Boquitas y Sergio Andrade, acusados en una Corte de California

Gloria Trevi, durante un concierto en Cancún el 18 de mayo de 2019.Foto Cuartoscuro

Ciudad de México

La defensa de las denunciantes de abuso sexual en contra de Gloria Trevi y de Gloria Ruiz Arredondo, madre de la cantante; del productor Sergio Andrade, y de la vocalista Mary Boquitas, solicitó la acumulación de las demandas civiles para que la Corte de Glendale, California, resuelva todo en un solo juicio.

La Jornada posee copia de la demanda del 30 de diciembre y la petición de acumulación, para que sea el juez Ralph C. Hofer quien conozca del procedimiento iniciado en diciembre de 2022, cuando dos integrantes del Clan Trevi-Andrade presentaron la primera querella de carácter civil.

En la demanda ante la Corte de Glendale, California, las víctimas, de identidad reservada, señalan que son sobrevivientes de abuso sexual, agresión sexual, agresión, y abuso a manos de la acusada Gloria de los Ángeles Treviño Ruiz, también conocida como Gloria Trevi, el acusado Sergio Gustavo Andrade Sánchez, también conocido como Sergio Andrade, y la acusada María Raquenel Portillo Jiménez, también conocida como Mary Boquitas y Mary Raquenel.

La demandante Jane Doe K.C. 1 era una niña de 15 años y cuando Jane Does 3 y Jane Does 4 eran mujeres jóvenes, Trevi y Andrade utilizaron su papel, estatus y poder como una conocida y exitosa estrella del pop mexicano y un famoso productor para obtener acceso, preparar, manipular y explotar a los demandantes y coaccionar el contacto sexual con ellos a lo largo de años, gran parte de ello ocurrió en el estado de California.

Asimismo, señala la acusación, Trevi, Andrade y Raquenel, junto con Gloria de los Ángeles Ruiz Arredondo Rodríguez (madre de Gloria Trevi), actuaron individualmente y a través de entidades (empresas) para perpetuar y encubrir el abuso durante años.

En el escrito presentado ante la Corte de Glendale, el pasado 30 de diciembre, se menciona que como resultado del abuso y la agresión sexual, las demandantes han sufrido una grave angustia emocional, física y sicológica, incluida la humillación, la vergüenza y la culpa. Las demandantes presentan esta demanda para responsabilizar a los denunciados por el grave daño que les han causado.